Una ca­sa que mi­ra ha­cia den­tro

Los ar­qui­tec­tos Joan Gi­ber­nau y Ele­na Ma­teu apos­ta­ron por el pai­sa­je in­te­rior en unas vi­vien­das ais­la­das en Sant Vi­ce­nç de Mon­talt

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Jor­di Pa­la­rea

En una de las de­cli­na­cio­nes que co­nec­tan la po­bla­ción de Sant Vi­ce­nç de Mon­talt con el mar, don­de an­ta­ño se al­ter­na­ban los huer­tos con los ca­ña­ve­ra­les, los ar­qui­tec­tos Joan Gi­ber­nau y Ele­na Ma­teu pro­yec­ta­ron en el 2007 cua­tro vi­vien­das uni­fa­mi­lia­res. En­tre que las nor­ma­ti­vas ur­ba­nís­ti­cas li­mi­ta­ban la al­tu­ra de las edi­fi­ca­cio­nes y que el pai­sa­je in­me­dia­to que las ro­dea tam­po­co tie­ne una es­pe­cial es­pec­ta­cu­la­ri­dad, los ar­qui­tec­tos de­ci­die­ron apos­tar por la crea­ción de un pai­sa­je in­te­rior.

Un pai­sa­je que sur­ge del di­se­ño de la plan­ta de la ca­sa en for­ma de U con án­gu­los rec­tos, en el que el jar­dín se me­te en las hen­di­du­ras y ro­dea los sa­lien- tes, crean­do dis­tin­tos am­bien­tes. Los vo­lú­me­nes que in­te­gran la cons­truc­ción se en­car­gan a su vez de ais­lar es­te pai­sa­je del ex­te­rior in­me­dia­to. Sin em­bar­go, a po­co que se ele­va la vista a ras de jar­dín se dis­fru­ta del bos­que y otros jar­di­nes de la fal­da del Mon­talt y, en la plan­ta más al­ta de la ca­sa, del li­to­ral ma­rino. Una ca­sa, pues, in­tros­pec­ti­va, que mi­ra ha­cia den­tro, pa­ra dis­fru­tar en la in­ti­mi­dad del pai­sa­je in­te­rior, pe­ro des­de la que tam­bién se avis­ta lo que va­le la pe­na del ex­te­rior.

So­bre un te­rreno de 1.100 m2 se eri­gen los dos vo­lú­me­nes que con­for­man la edi­fi­ca­ción, con un to­tal de 460 m2 cons­trui­dos. Se dis­tri­bu­yen en plan­ta só­tano (por de­fi­nir), plan­ta ba­ja a ras de jar­dín y plan­ta pri­me­ra, a un ni­vel al­go in­fe­rior a la ca­lle. To­das ellas en­la­za­das por ascensor.

Los vo­lú­me­nes ex­te­rio­res es- tán re­cu­bier­tos de la­dri­llo pin­ta­do de blan­co, de apla­ca­do de cuar­ci­ta en de­ter­mi­na­das zo­nas y en otras de ta­ble­ro ma­rino hi­dró­fu­go bar­ni­za­do.

El in­te­rior ha si­do de­co­ra­do por la pro­pie­ta­ria, di­se­ña­do­ra de mo­da, y en él pre­do­mi­nan los mue­bles de di­se­ño ita­liano.

Pa­ra los ha­bi­tan­tes de la ca­sa y alle­ga­dos la en­tra­da na­tu­ral al in­te­rior se efec­túa a ni­vel de jar­dín y a tra­vés de la co­ci­na. Es­ta ejer­ce una fun­ción esen­cial en la ca­sa, no sólo co­mo en­la­ce en­tre el ex­te­rior e in­te­rior, sino co­mo pro­vee­do­ra de ser­vi­cios cu­li­na­rios del ex­te­rior.

La co­ci­na, con gran­des ven­ta­na­les co­rre­de­ros, dis­fru­ta de una agra­da­ble vista del pa­tio in­te­rior

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.