Es­tre­llas en un sec­tor con po­co bri­llo

Al­gu­nas fir­mas de bio­far­ma­co­lo­gía y tec­no­lo­gía mé­di­ca des­pun­tan por su ren­ta­bi­li­dad en un en­torno de re­sul­ta­dos flo­jos en los úl­ti­mos años

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Eu­là­lia Fu­rriol

Ha­ce una dé­ca­da, los in­ver­so­res con­ta­ban con la bio­far­ma­co­lo­gía co­mo un sec­tor pro­me­te­dor por su po­ten­cial de cre­ci­mien­to y, sin em­bar­go, en los úl­ti­mos años no ha des­ta­ca­do por la ren­ta­bi­li­dad que ha da­do a sus ac­cio­nis­tas. Sin em­bar­go, al­gu­nas em­pre­sas de es­te sec­tor des­ta­can con re­sul­ta­dos ex­cep­cio­na­les, al igual que al­gu­nas fir­mas del sec­tor de la tec­no­lo­gía mé­di­ca. Es el ca­so del gru­po Shan­dong We­go, de Chi­na, o de Pe­rri­go, de Es­ta­dos Uni­dos, con ren­di­mien­tos del 93% y del 34%, res­pec­ti­va­men­te, en el pe­rio­do 2006-2010.

Un es­tu­dio del Bos­ton Con­sul­ting Group (BCG) so­bre es­tos dos sec­to­res iden­ti­fi­ca a las em­pre­sas más ren­ta­bles en los cin­co úl­ti­mos años, to­man­do co­mo re­fe­ren­cia la me­dia anual de la ren­ta­bi­li­dad to­tal pa­ra el ac­cio­nis­ta, que in­clu­ye tan­to la evo­lu­ción de la ac­ción co­mo la re­tri­bu­ción en di­vi­den­dos.

Fren­te a una ren­ta­bi­li­dad me­dia del 6%, re­sul­ta­do del aná­li­sis de to­das las in­dus­trias, el sec- tor de bio­far­ma­co­lo­gía sólo ofre­ce un 1%, y el de tec­no­lo­gía mé­di­ca un 3%. Sin em­bar­go, la su­ma de las cin­co me­jo­res en ca­da uno de es­tos dos sec­to­res su­pera en un 17% la ren­ta­bi­li­dad me­dia anual en los úl­ti­mos cin­co años. Iden­ti­fi­car las va­ria­bles co­mu­nes en las es­tra­te­gias de es­tas em­pre­sas sig­ni­fi­ca­das por su ren­ta­bi­li­dad es el se­gun­do apar­ta­do del es­tu­dio de la BCG.

“El gran re­to de las em­pre­sas de es­ta in­dus­tria es pa­sar de ser fa­bri­can­tes de pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos a ser pro­vee­do­res de un

El re­to de la in­dus­tria sa­ni­ta­ria es ven­der no sólo el pro­duc­to, sino tam­bién un ser­vi­cio in­te­gral al pa­cien­te

ser­vi­cio in­te­gral”, afir­ma Pau­lo Go­nçal­ves, so­cio del área de sanidad en Es­pa­ña y Por­tu­gal del BCG. “El desafío es­tá en con­ver­tir­se en em­pre­sas que ges­tio­nan pa­cien­tes, los cua­les pa­gan no sólo por el pro­duc­to sino tam­bién por un re­sul­ta­do en su sa­lud”, ex­pli­ca es­te ex­per­to.

En es­te sen­ti­do, las em­pre­sas se­lec­cio­na­das en el es­tu­dio es­tán li­de­ran­do es­ta ten­den­cia. “Pa­ra ello es ne­ce­sa­rio que la em­pre­sa con­si­ga cam­biar a to­dos los ni­ve­les: po­lí­ti­ca co­mer­cial, in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo, po­lí­ti­ca fi­nan­cie­ra, es­truc­tu­ras pro­duc­ti­vas…, con­se­guir adap­tar­se con ra­pi­dez a los cam­bios tan im­por­tan­tes del en­torno es una de las cla­ves de éxi­to de las em­pre­sas des­ta­ca­das en el es­tu­dio”, aña­de Go­nçal­ves.

“La evo­lu­ción de­mo­grá­fi­ca nos lle­va a un cre­ci­mien­to de la po­bla­ción en nú­me­ro y en edad, que su­ma­do a los avan­ces en la tec­no­lo­gía mé­di­ca y a la ma­yor so­fis­ti­ca­ción de los pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos, im­pli­ca una ma­yor efi­ca­cia de los tra­ta­mien­tos, pe­ro tam­bién un ma­yor cos­te de la sanidad, que cre­ce a un rit­mo su­pe­rior al del PIB y al de los sa­la­rios”, ex­pli­ca el ex­per­to. Co­mo con­se­cuen­cia, las em­pre­sas del sec­tor re­ci­ben ca­da vez más pre­sio­nes pa­ra con­se­guir una ma­yor pro­duc­ti­vi­dad de su in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo.

“Al­ta tec­no­lo­gía y sanidad son las in­dus­trias en que la in­no­va­ción desem­pe­ña un pa­pel más crucial, y así lo de­mues­tra la in­ver­sión que des­ti­nan a in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo”, afir­ma Mi­chael Rin­gel, so­cio de BCG en Bos­ton y au­tor del in­for­me Va­lue crea­tors in health­ca­re. “Las em­pre­sas far­ma­céu­ti­cas pue­den lle­gar a gas­tar 10.000 mi­llo­nes de dó­la­res anua­les en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo, y en un con­tex­to en que el 90% de sus prue­bas fra­ca­san. Es­to su­po­ne unos re­tos úni­cos pa­ra es­ta in­dus­tria y, co­mo tal, los con­di­cio­nan­tes en la ren­ta­bi­li­dad en­torno a la pro­duc­ti­vi­dad de la in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo son úni­cos en es­ta in­dus­tria”, afir­ma Rin­gel.

La crea­ción de nue­vos mo­de­los co­mer­cia­les, el desa­rro­llo de pro­duc­tos con ele­va­do va­lor cien­tí­fi­co, la rápida ex­pan­sión en los mer­ca­dos emergentes, adap­tán­do­se a las ca­rac­te­rís­ti­cas y nor­ma­ti­va de ca­da país, y va­lo­rar el gra­do de efi­cien­cia de sus pro­duc­tos en los pa­cien­tes, son al­gu­nos de los ras­gos co­mu­nes de las em­pre­sas más ren­ta­bles.

NORM BETTS / BLOOMBERG

La in­no­va­ción desem­pe­ña un pa­pel crucial en la in­dus­tria de la sanidad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.