Me­nos di­ne­ro en fu­ga

La Vanguardia - Dinero - - INVERSIÓN COLECTIVA - Pri­mo Gon­zá­lez

Los pa­sos po­si­ti­vos que han da­do los mer­ca­dos de deu­da du­ran­te la se­ma­na re­cién con­clui­da, con va­rias subas­tas pú­bli­cas de tí­tu­los que con­ta­ron con una ele­va­da de­man­da, han apor­ta­do al­go de se­re­ni­dad al en­torno de la deu­da, tra­du­ci­do en una re­duc­ción de los di­fe­ren­cia­les de los paí­ses más com­pro­me­ti­dos, co­mo Ita­lia y Es­pa­ña, y en una re­duc­ción de los ti­pos de in­te­rés a lar­go pla­zo. Los mer­ca­dos pa­re­cen en­trar en una eta­pa me­nos trau­má­ti­ca, con una vi­si­ble re­duc­ción del di­ne­ro que emi­gra de los fon­dos a otros ac­ti­vos fi­nan­cie­ros. En el año 2011, sólo emi­gró un ter­cio del di­ne­ro que lo ha­bía he­cho en el 2010.

La to­da­vía no re­suel­ta cues­tión grie­ga, que en los pró­xi­mos días ten­dría que ofre­cer al­gún ti­po de con­clu­sión co­mo con­se­cuen­cia de las con­ver­sa­cio­nes con los ban­cos acree­do­res in­ter­na­cio­na­les, si­gue ame­na­zan­do la es­ta­bi­li­dad del con­jun­to, a pe­sar de que ca­si to­dos los ana­lis­tas in­sis­ten en afir­mar que Gre­cia es un ca­so apar­te. Los ca­len­da­rios de ven­ci­mien­tos de deu­da so­be­ra­na son muy exi- gen­tes en es­ta pri­me­ra par­te del año, por lo que los in­ver­so­res tie­nen un ob­ser­va­to­rio per­ma­nen­te a su al­can­ce pa­ra to­mar el pul­so de los acon­te­ci­mien­tos. El BCE ha ro­cia­do con abun­dan­te li­qui­dez al sis­te­ma, de for­ma que la la­bo­rio­sa re­fi­nan­cia­ción de los paí­ses más en­deu­da­dos se es­tá rea­li­zan­do sin gran­des so­bre­sal­tos.

Las sa­li­das ne­tas de di­ne­ro de los fon­dos se re­du­je­ron has­ta una ter­ce­ra par­te du­ran­te el año 2011 La bús­que­da de pro­tec­ción se con­cen­tra en los fon­dos ga­ran­ti­za­dos con ren­ta­bi­li­dad fi­ja

En to­do ca­so, las bol­sas si­guen mo­vién­do­se so­bre ba­ses po­co fir­mes y mues­tran ele­va­dos gra­dos de vo­la­ti­li­dad. El in­ver­sor me­dio no cuen­ta, por el mo­men­to, con gran­des in­cen­ti­vos pa­ra en­trar en las opciones de ries­go, aunque en el mun­do de los fon­dos de in­ver­sión exis­ten nu­me­ro­sas opor­tu­ni­da­des que ofre­cen al­tos gra­dos de pro­tec­ción a las in­ver­sio­nes par­ti­cu­la­res. Unas opor­tu­ni­da­des que se cen­tran, so­bre to­do, en los fon­dos ga­ran­ti­za­dos, que son prác­ti­ca­men­te los úni­cos que es­tán re­ci­bien­do di­ne­ro, bien des­de el ex­te­rior del sec­tor, bien por de­ri­va­ción de in­ver­sio­nes des­de otros ti­pos de fon­dos.

El ba­lan­ce del año 2011 ha si­do mo­de­ra­da­men­te ne­ga­ti­vo, ya que las sa­li­das ne­tas de re­cur­sos de los fon­dos se han mo­de­ra­do de for­ma sen­si­ble, has­ta los 8.400 mi­llo­nes de eu­ros, fren­te a los 23.900 mi­llo­nes ne­tos que sa­lie­ron de los fon­dos en el 2010.

Han si­do los fon­dos ga­ran­ti­za­dos con ren­ta­bi­li­dad fi­ja y prees­ta­ble­ci­da los que han co­se­cha­do ma­yo­res éxi­tos a la ho­ra de atraer el di­ne­ro, con 6.700 mi­llo­nes de eu­ros de en­tra­das ne­tas en el con­jun­to del año. Fue­ron prác­ti­ca­men­te los úni­cos con ca­pa­ci­dad de atrac­ción de aho­rro, jun­to con al­gu­nas pe­que­ñas can­ti­da­des ha­cia los fon­dos glo­ba­les y al­gu­nos con­ta­dos ca­sos de ren­ta va­ria­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.