Ale­ma­nia ex­pri­me su op­ti­mis­mo in­no­va­dor

La crea­ción em­pre­sa­rial del fu­tu­ro se apo­ya más en las py­mes, la co­la­bo­ra­ción, el ta­len­to in­di­vi­dual y el fac­tor local

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESA - Eu­là­lia Fu­rriol

Ale­ma­nia es una ex­cep­ción en el en­torno em­pre­sa­rial ac­tual de las gran­des eco­no­mías de paí­ses desa­rro­lla­dos, pues cuen­ta con los eje­cu­ti­vos más op­ti­mis­tas y que más con­fían en su pro­pia ca­pa­ci­dad de in­no­va­ción, se­gún la se­gun­da edi­ción del ba­ró­me­tro so­bre in­no­va­ción glo­bal de GE. Y ello con­tri­bu­ye a que el país afron­te con me­jo­res re­sul­ta­dos la ad­ver­si­dad eco­nó­mi­ca, se afir­ma en es­te es­tu­dio, pre­sen­ta­do por es­te gru­po glo­bal el pa­sa­do mar­tes. Otros paí­ses pe­que­ños que se de­cla­ran tam­bién satisfechos so­bre su pro­pia ca­pa­ci­dad y en­torno de in­no­va­ción son Israel, Sue­cia y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos.

El in­for­me, rea­li­za­do a par­tir de 2.800 en­cues­tas te­le­fó­ni­cas a eje­cu­ti­vos de 22 paí­ses, con­fir­ma que es­tos va­lo­ran la in­no­va­ción co­mo el prin­ci­pal mo­tor de cre­ci­mien­to, de com­pe­ti­ti­vi­dad y crea­ción de em­pleo, y que la cri­sis y la in­cer­ti­dum­bre eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca con­tri­bu­yen a un au­men­to de la aver­sión al ries­go, y afec­tan ne­ga­ti­va­men­te la ca­pa­ci­dad de in­no­va­ción.

Tam­bién de­ja cons­tan­cia de có­mo el con­cep­to de in­no­va­ción es­ca­pa ca­da vez más de los pa­rá­me­tros tra­di­cio­na­les. “Las em­pre­sas es­tán más abier­tas a co­la­bo­rar con so­cios, el ta­len­to es más va­lo­ra­do que la ca­pa­ci­dad téc­ni­ca, y el pen­sa­mien­to in­di­vi­dual crea­ti­vo y po­co con­ven­cio­nal es el fac­tor hu­mano más bus­ca­do”, afir­ma Hugh Gi­llan­ders, di­rec­tor de Pu­blic Af­fairs de GE Eu­ro­pa.

Otras ideas con­si­guen me­nos una­ni­mi­dad. “En los mer­ca­dos emergentes se ex­pre­sa de for­ma cla­ra y fir­me que la in­no­va­ción de­be par­tir de las ne­ce­si­da­des de los mer­ca­dos lo­ca­les, mien­tras que los paí­ses desa­rro­lla­dos dan me­nos va­lor a es­ta opi­nión”, aña­de Gi­llan­ders. Sin em­bar­go, la cre­cien­te ca­pa­ci­dad de las py­mes pa­ra con­tri­buir a la in­no­va­ción es una afir­ma­ción en la que hay acuer­do glo­bal.

“Tam­bién se de­tec­ta una co­rre-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.