¡Ase­gu­re su plan de se­gu­ri­dad!

El 80% de los pro­yec­tos de con­sul­to­ría en TIC en Es­pa­ña son en cla­ve de pre­ven­ción de ries­gos

La Vanguardia - Dinero - - GESTIÓN - Jor­di Gou­la

Ha­ce diez años las ame­na­zas a la se­gu­ri­dad de una or­ga­ni­za­ción pro­ve­nían sim­ple­men­te de la cap­ta­ción de da­tos de agen­da. Lue­go, el mun­do de la tec­no­lo­gía se ha dis­pa­ra­do y hoy los nue­vos dis­po­si­ti­vos con­tie­nen da­tos mu­cho más sen­si­bles y ade­más cons­ti­tu­yen una puer­ta de en­tra­da a la in­for­ma­ción de la em­pre­sa. Por otro la­do, es­tá tam­bién el cre­cien­te uso de las re­des so­cia­les que, si bien abre un uni­ver­so de po­si­bi­li­da­des en la re­la­ción con los clien­tes, su­po­ne otro desafío pa­ra la se­gu­ri­dad que de­be eli­mi­nar­se o, cuan­do me­nos, mi­ni­mi­zar­se.

“Las gran­des com­pa­ñías son cons­cien­tes de que tie­nen que ac­tua­li­zar sus pla­nes de se­gu­ri­dad pa­ra en­fren­tar­se a los nue­vos ries­gos de­ri­va­dos de la ex­po­nen­cial pro­li­fe­ra­ción de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les y la nue­va reali­dad de las re­des so­cia­les en las cor­po­ra­cio­nes”, apun­ta Miguel Pla­nas, con­se­je­ro de­le­ga­do de Near Tech­no­lo­gies, gru­po de ca­pi­tal 100% es­pa­ñol, que se po­si­cio­na en el mer­ca­do co­mo pro­vee­dor de ser­vi­cios, pro­yec­tos y so­lu­cio­nes TIC (tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción). Por ello, se­gún un es­tu­dio de Near, el 80% de los pro­yec­tos de con­sul­to­ría de sis­te­mas que se ha­cen en Es­pa­ña son en cla­ve de se­gu­ri­dad.

Has­ta ha­ce po­co tiem­po las em­pre­sas tra­ba­ja­ban con pla­nes de con­tin­gen­cia tec­no­ló­gi­cos, ya que la con­ti­nui­dad de las ope­ra­cio­nes se en­ten­día fun­da­men­tal­men­te en el mar­co de los sis­te­mas de in­for­ma­ción. No obs­tan­te, hoy ya no son su­fi­cien­tes, al re­co­no­cer­se al­go tan sim­ple co­mo que es­tos sis­te­mas de in­for­ma­ción ne­ce­si­tan per­so­nas que los ope­ren, unas ofi­ci­nas don­de tra­ba­jar y se acep­ta la de­pen­den­cia de las em­pre­sas con los pro­vee­do­res. La res­pues­ta a es­ta nue­va si­tua­ción pa­ra ga­ran­ti­zar la con­ti­nui­dad de las ope­ra­cio­nes de una com­pa­ñía es lo que se co­no­ce co­mo plan de con­ti­nui­dad de ne­go­cio. Es­tos pla­nes tie­nen por ob­je­ti­vo evi­tar que una em­pre­sa de­ba ce­sar su ac­ti­vi­dad y ce­rrar, de­bi­do a un in­ci­den­te que im­pac­te gra­ve­men­te en sus ope­ra­cio­nes de ne­go­cio fun­da­men­ta­les.

Pe­ro su im­ple­men­ta­ción cu­bre ade­más otras ne­ce­si­da­des. Así, la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res (CNMV), ha in­cre­men­ta­do de for­ma no­ta­ble en los úl­ti­mos años los re­qui­si­tos de trans­pa­ren­cia de las em­pre­sas que es­tán en el mer­ca­do. En par­ti­cu­lar, las nor­mas de pre­pa­ra­ción de la in­for­ma­ción fi­nan­cie­ra se han so­fis­ti­ca­do mu­cho y su com­ple­ji­dad ha au­men­ta­do en tér­mi­nos ex­po­nen­cia­les. Pa­ra dar res­pues­ta a los re­tos plan­tea­dos por es­tos re­que­ri­mien­tos, re­sul­ta im­pres­cin­di­ble que los sis­te­mas de con­trol in­terno evo­lu­cio­nen de for­ma ade­cua­da y sean ca­pa­ces de pro­por­cio­nar una se­gu­ri­dad ra­zo­na­ble so­bre la fia­bi­li­dad de la in­for­ma­ción fi­nan­cie­ra que se su­mi­nis­tra al mer­ca­do.

Por su­pues­to, las obli­ga­cio­nes le­ga­les no aca­ban aquí. En ma­yo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.