La ges­tión pa­si­va se defiende

La Vanguardia - Dinero - - INVERSIÓN COLECTIVA -

La ges­tión pa­si­va se es­tá de­fen­dien­do bas­tan­te bien en los úl­ti­mos años de la con­vul­sión bur­sá­til, a juz­gar por los re­sul­ta­dos que han lo­gra­do los fon­dos que son ges­tio­na­dos me­dian­te una úni­ca re­gla de obe­dien­cia: in­ver­tir en un ín­di­ce y, por lo tan­to, co­rrer su mis­ma suerte. Sin em­bar­go, en la prác­ti­ca, más de la mi­tad de los fon­dos de ges­tión pa­si­va que in­vier­ten en el Ibex 35 han me­jo­ra­do la pro­pia evo­lu­ción del se­lec­ti­vo (que per­dió un 13,1% en el 2011), y en al­gu­nos ca­sos con di­fe­ren­cias fa­vo­ra­bles de más de cin­co pun­tos du­ran­te el con­jun­to del año pa­sa­do.

En el otro seg­men­to de la ren­ta va­ria­ble es­pa­ño­la, el de los fon­dos que in­vier­ten de for­ma no in­di­cia­da, el nú­me­ro de fon­dos que su­pe­raron al ín­di­ce en el 2011 es su­pe­rior, un 60% del to­tal, pe­ro exis­te más ries­go de en­ca­jar pér­di­das sen­si­ble­men­te su­pe­rio­res a las del mer­ca­do.

Se­gún los ana­lis­tas de Me­dio­la­num, una de las ges­to­ras que ha apos­ta­do por es­te ti­po de pro­duc­tos, el fon­do de ges­tión pa­si­va es un “ins­tru­men­to óp­ti­mo de di­ver­si­fi­ca­ción, ya que nos per­mi­te re­pli­car el mer­ca­do en el que que­re­mos in­ver­tir, sin ne­ce­si­dad de te­ner que ele­gir en­tre tí­tu­los. Es el má­xi­mo ex­po­nen­te de la di­ver­si­fi­ca­ción, ya que de­be in­cluir to­dos los va­lo­res del mer­ca­do, a di­fe­ren­cia de un fon­do de ges­tión ac­ti­va, en el que el ges­tor pro­fe­sio­nal rea­li­za una se­lec­ción de va­lo­res se­gún sus pro­pias va­lo­ra­cio­nes”.

En los mo­men­tos ac­tua­les, cuan­do los castigos a los mer­ca­dos son ex­tre­mos y, en mu­chas oca­sio­nes, el aná­li­sis fun­da­men-

Más de la mi­tad de los fon­dos de ges­tión pa­si­va que in­vier­ten en el Ibex me­jo­ra­ron los re­sul­ta­dos del se­lec­ti­vo

tal de los va­lo­res no se tie­ne en cuen­ta, la ges­tión pa­si­va pue­de ser la vía per­fec­ta pa­ra po­si­cio­nar­se an­te una fu­tu­ra re­cu­pe­ra­ción de los mer­ca­dos. “Ade­más –se­ña­la un ana­lis­ta de Me­dio­la­num–, si ese po­si­cio­na­mien­to se ha­ce me­dian­te apor­ta­cio­nes pe­rió­di­cas, se au­men­ta el po­ten­cial de be­ne­fi­cio pa­ra cuan­do los mer­ca­dos se re­cu­pe­ren, al pro­me­diar a la ba­ja el pre­cio de la in­ver­sión”.

Du­ran­te el año pa­sa­do, el me­dio cen­te­nar de fon­dos ges­tio­na­dos con arre­glo a cri­te­rios de in­di­cia­ción con el Ibex 35 mos­tró, en con­jun­to, unas pér­di­das bas­tan­te ho­mo­gé­neas. Los in­ver­so­res rea­li­za­ron apor­ta­cio­nes de di­ne­ro sus­tan­cia­les a al­gu­nos de es­tos fon­dos, en un año en el que la hui­da de de la ren­ta va­ria­ble ha es­ta­do muy ex­ten­di­da. “Si el fon­do ín­di­ce en que se in­vier­te es de rein­ver­sión de di­vi­den­dos, es­ta­mos au­men­tan­do nues­tros po­ten­cia­les be­ne­fi­cios apro­ve­chan­do los efec­tos de la ca­pi­ta­li­za­ción com­pues­ta a lar­go pla­zo”, se­ña­la un ana­lis­ta del ban­co Me­dio­la­num.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.