El do­lo­ro­so adiós al empleo fi­jo

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Go­bierno, pa­tro­nal y sin­di­ca­tos es­tán em­bar­ca­dos es­tos días en Ita­lia en una di­fí­cil ne­go­cia­ción so­bre la re­for­ma la­bo­ral. Co­mo en España, el ob­je­ti­vo es fa­ci­li­tar la crea­ción de empleo pa­ra jó­ve­nes y co­rre­gir la pre­ca­rie­dad de aque­llos que tra­ba­jan. Se ob­ser­va con mu­cho in­te­rés el ca­so es­pa­ñol, so­bre to­do la po­si­bi­li­dad de ha­cer re­gu­la­cio­nes de empleo en el sec­tor pú­bli­co. Los sin­di­ca­tos ita­lia­nos son más fuer­tes que en España y tie­nen aún una con­si­de­ra­ble ca­pa­ci­dad de mo­vi­li­za­ción. La mi­nis­tra de Tra­ba­jo, El­sa For­ne­ro, es una per­so­na enér­gi­ca, con ideas cla­ras, que ya sa­có ade­lan­te la re­for­ma de las pen­sio­nes. El pro­ble­ma es que al­gu­nos miem­bros del Go­bierno, in­clui­do el pri­mer mi­nis­tro Ma­rio Mon­ti, han he­cho de­cla­ra­cio­nes que po­dían pa­re­cer frí­vo­las. El je­fe del Go­bierno re­ba­tió la cul­tu­ra del pues­to fi­jo y di­jo que los jó­ve­nes ita­lia­nos de­ben acos­tum­brar­se a no tener un empleo pa­ra to­da la vi­da sino a cam­biar de tra­ba­jo. Mon­ti iro­ni­zó so­bre la “mo­no­to­nía” del empleo fi­jo vi­ta­li­cio y en­fa­ti­zó que “es bello cam­biar y asu­mir nue­vos re­tos”. La mi­nis­tra del In­te­rior, An­na Ma­ria Can­ce­llie­re, fue to­da­vía más le­jos y cri­ti­có esa ten­den­cia de mu­chos jó­ve­nes ita­lia­nos a no mo­ver­se de ciu­dad pa­ra que­dar­se siem­pre “cer­ca de pa­pá y ma­má”. A la mi­nis­tra For­ne­ro se le ha echa­do en ca­ra que su hi­ja, mé­di­co, ten­ga un pues­to fi­jo en la mis­ma uni­ver­si­dad de Tu­rín en la que tra­ba­ja su pa­dre y lo ha­cía su ma­dre, y que di­ri­ja una fundación li­ga­da al ban­co al que tam­bién es­ta­ba vin­cu­la­da la hoy mi­nis­tra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.