El mer­ca­do es de los hom­bres

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Silvia Saen­ger Ale­xan­dro­witch

La dé­ci­ma edi­ción del es­tu­dio so­bre el mer­ca­do mun­dial de los pro­duc­tos de lu­jo ela­bo­ra­da por Bain & Com­pany pa­ra la Fon­da­zio­ne Al­ta­gam­ma re­ve­la da­tos sor­pren­den­tes, al me­nos pa­ra quie­nes si­guen pen­san­do que las gran­des fir­mas de mo­da y ac­ce­so­rios son só­lo asun­to de mu­je­res. Se­gún el es­tu­dio, co­men­ta­do re­cien­te­men­te en el Fi­nan­cial Ti­mes, el cre­ci­mien­to del mer­ca­do pa­ra prêt à por­ter mas­cu­lino de al­ta ga­ma se si­túa en­tre el 9% y el 10%, fren­te al 7% u 8% fe­me­nino, es de­cir, al mis­mo ni­vel. Y no pa­re­ce que sea una sim­ple ten­den­cia tem­po­ral, sino una evo­lu­ción a lar­go pla­zo de los há­bi­tos de los con­su­mi­do­res va­ro­nes, ca­da vez más dis­pues­tos a in­te­grar las mo­das en su es­ti­lo de vi­da per­so­nal y so­cial.

Mu­chas de las mar­cas que desa­rro­llan lí­neas com­ple­tas de pro­duc­tos pa­ra hom­bre (ro­pa, cal­za­do, ma­rro­qui­ne­ría, equi­pa­je, bol­sos o re­lo­jes) es­tán en­mar­ca­das den­tro de gran­des con­glo­me­ra­dos co­mo PPR, Ri­che­mont o LVMH. Es­te úl­ti­mo es el pro­pie­ta­rio de la fir­ma Loe­we, cu- yo pro­duc­to se va de­fi­nien­do gra­dual­men­te en el mer­ca­do mun­dial por sus pie­les ex­clu­si­vas, sus raíces de al­ta ar­te­sa­nía es­pa­ño­la y su mar­ke­ting icó­ni­co, que lo si­túan ac­tual­men­te, por su pro­pio mé­ri­to, al la­do de las mar­cas más ve­ne­ra­das.

Des­pués de unos años con al­ti­ba­jos, Loe­we es­tá po­si­cio­na­do jun­to a otras fir­mas del gru­po con un cre­ci­mien­to en el 2011 del 13%. Sus ven­tas en la España ac­tual se man­tie­nen en par­te gra­cias a los mi­les de tu­ris­tas ru­sos, chi­nos y nor­te­ame­ri­ca­nos que lle­gan a las tien­das dis­pues­tos a cam­biar sus di­vi­sas por mo­da y com­ple­men­tos de al­to ni­vel.

Sin em­bar­go, el he­cho de que la fir­ma tras­la­da­ra en tiem­po ré­cord el pa­sa­do oto­ño sus co­lec­cio­nes y su des­fi­le de pri­ma­ve­ra-ve­rano 2012 de Pa­rís a Hong Kong, con lo que mul­ti­pli­có sus re­cur­sos, con­fir­ma sin du­da los da­tos apun­ta­dos en el es­tu­dio de Bain & Com­pany en cuan­to al au­men­to de con­su­mi­do­res va­ro­nes, que ya re­pre­sen­tan la mi­tad del to­tal en el mun­do gra­cias a la in­cor­po­ra­ción ca­si ma­si­va de una nue­va ge­ne­ra­ción de ri­cos de los mer­ca­dos emer­gen­tes, en es­pe­cial de China.

Otros da­tos re­ve­lan que, mien­tras el 80% de los hom­bres ri­cos de Es­ta­dos Uni­cos y Ja­pón tie­ne una edad su­pe­rior a los 45 años, el mis­mo por­cen­ta­je en China es­tá por de­ba­jo de esa edad. Al­gu­nas pri­me­rí­si­mas fir­mas de mo­da es­tán pla­nean­do abrir en ese país sus pri­me­ros lo­ca­les só­lo pa­ra su clien­te­la mas­cu­li­na, y las nue­vas ad­qui­si­cio­nes de los gran­des gru­pos pa­re­cen de­can­tar­se por la sas­tre­ría y sus sa­té­li­tes.

Re­sul­ta al me­nos es­ti­mu­lan­te com­pro­bar que los hom­bres han co­men­za­do a va­lo­rar la mo­da sin pre­jui­cios, aun­que la lec­ción lle­gue de China.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.