Y aho­ra, ¿es­tu­dias o tra­ba­jas?

Los ex­per­tos re­co­mien­dan a los re­cién ti­tu­la­dos in­cor­po­rar­se cuan­to antes al mer­ca­do la­bo­ral

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO - Nuria Peláez PRO­GRA­MAS DE PRÁC­TI­CAS

En la ca­fe­te­ría de cual­quier uni­ver­si­dad es­pa­ño­la, Ju­lia y Cris­ti­na ce­le­bran el apro­ba­do de las úl­ti­mas asig­na­tu­ras que les fal­ta­ban. Por fin han aca­ba­do la ca­rre­ra, y aho­ra du­dan qué ha­cer. “Con la que es­tá ca­yen­do, me­jor se­guir es­tu­dian­do: es­te año ha­ré un más­ter”, di­ce Ju­lia. Cris­ti­na tie­ne ga­nas de pro­bar el mer­ca­do la­bo­ral: “Yo pro­ba­ré a en­viar cu­rrí­cu­lums, aun­que sea pa­ra be­ca­ria”, ase­gu­ra. Co­mo ellas, mi­les de re­cién ti­tu­la­dos tie­nen que de­ci­dir aho­ra qué ha­cer con sus vi­das, y la ma­yo­ría de op­cio­nes se re­su­men en dos: se­guir es­tu­dian­do, o bus­car tra­ba­jo. Las dos son vá­li­das pe­ro, se­gún los ex­per­tos, de aquí a unos me­ses las em­pre­sas va­lo­ra­rán con me­jo­res ojos el cu­rrí­cu­lum de Cris­ti­na y, por tan­to, su fu­tu­ro pro­fe­sio­nal a me­dio pla­zo po­dría ser más ha­la­güe­ño.

“Tal co­mo es­tá el mer­ca­do, con mi­les de re­cién ti­tu­la­dos sin ex­pe­rien­cia en pa­ro, aho­ra mis­mo es más sa­lu­da­ble en­trar en una em­pre­sa aun­que sea pa­ra ha­cer prác­ti­cas co­mo be­ca­rio, en lu­gar de se­guir es­tu­dian­do que es al­go que pue­des re­to­mar en cual­quier mo­men­to”, sen­ten­cia Mai­te Pie­ra, au­to­ra del li­bro Bus­car tra­ba­jo pa­ra dum­mies” y del blog Tu Coach Vir­tual. La co­yun­tu­ra man­da: la ta­sa de pa­ro juvenil al­can­za ya en España el 48,7%, y es­ta dis­po­ni­bi­li­dad de can­di­da­tos per­mi­te a las com­pa­ñías ser muy exi­gen­tes: “Aho­ra las em­pre­sas pi­den mu­cho más, ana­li-

Las em­pre­sas exi­gen aho­ra can­di­da­tos con ex­pe­rien­cia que sean efi­cien­tes des­de el pri­mer día

zan de for­ma ex­haus­ti­va la for­ma­ción y el co­no­ci­mien­to de idio­mas pe­ro, so­bre to­do, bus­can can­di­da­tos con ex­pe­rien­cia, que sean efi­cien­tes des­de el pri­mer día: un can­di­da­to que só­lo ten­ga una li­cen­cia­tu­ra y na­da de ex­pe­rien­cia lo tie­ne muy com­pli­ca­do ac­tual­men­te”, ad­vier­te Jo­sé Ollo­nar­te, di­rec­tor de Rands­tad Pro­fes­sio­nals en Ca­ta­lun­ya.

Ini­ciar­se en el mer­ca­do la­bo­ral, aun­que sea me­dian­te con­ve­nios de prác­ti­cas, ofre­ce otras ven­ta­jas. “Un jo­ven con ex­pe­rien­cia pro­fe­sio­nal ya sa­be có­mo fun­cio­na una em­pre­sa y pue­de apor­tar com­pe­ten­cias que no se ad­quie­ren en cla­se, co­mo fle­xi­bi­li­dad, res­pon­sa­bi­li­dad o ca­pa­ci­dad de tra­ba­jar en equi­po y adap­tán­do­se a unos de­ter­mi­na­dos ho­ra­rios”, des­ta­ca Emi­lie Grand­jean, ma­na­ger de Pa­ge Per­son­nel. Ade­más, per­mi­te al re­cién ti­tu­la­do lle­var sus es­tu­dios por pri­me­ra vez a la reali­dad. Se­gún Grand­jean, “tener di­fe­ren­tes ex­pe­rien­cias pro­fe­sio­na­les, aun­que sean bre­ves, per­mi­te co­no­cer di­fe­ren­tes em­pre­sas y de­par­ta­men­tos y así sa­ber qué nos en­ca­ja más, por­que mu­chos re­cién ti­tu­la­dos se en­cuen­tran que el sec­tor don­de so­ña­ban tra­ba­jar es muy di­fe­ren­te a lo que se ima­gi­na­ban”. Por otro la­do, un pri­mer empleo no es só­lo tra­ba­jo, tam­bién apren­di­za­je. Tal co­mo des­ta­ca Lorenzo Di Pie­tro, di­rec­tor de Ca­pi­tal Hu­mano en Bar­ce­lo­na Ac­ti­va, “en un tra­ba­jo real es don­de em­pie­zas a asu­mir los co­no­ci­mien­tos y las ha­bi­li­da­des que no te apor­tan los es­tu­dios, ade­más de ge­ne­rar­te una red de con­tac­tos que fa­ci­li­ta el ac­ce­so al mer­ca­do la­bo­ral: es mu­cho más fá­cil en­con­trar tra­ba­jo si ya es­tás den­tro del mer­ca­do, que no des­de tu ca­sa o su fa­cul­tad”.

Sin em­bar­go, a ve­ces las prác­ti­cas no son su­fi­cien­tes y ha­ce fal­ta un más­ter o pos­gra­do que apor­te una for­ma­ción más es­pe­cí­fi­ca. Ini­ciar­se pro­fe­sio­nal­men­te na­da más aca­bar los es­tu­dios no ex­clu­ye la po­si­bi­li­dad de con­ti­nuar for­mán­do­se: los cur­sos on li­ne o los más­ters o pos­gra­dos que in­clu­yen con­ve­nios de prác­ti­cas con em­pre­sas son una de las op­cio-

El pri­mer empleo, aun­que sean prác­ti­cas, otor­ga ha­bi­li­da­des muy va­lo­ra­das en los pro­ce­sos de se­lec­ción

nes pa­ra com­pa­gi­nar las ven­ta­jas de la for­ma­ción y las de la ex­pe­rien­cia la­bo­ral. Se­gún Jo­sé Ollo­nar­te, de Rands­tad Pro­fes­sio­nals, “la com­bi­na­ción perfecta es com­pa­ti­bi­li­zar las prác­ti­cas con un más­ter o pos­gra­do que in­clu­ya un pe­rio­do de in­ter­cam­bio en el ex­tran­je­ro, o bien com­pa­gi­nar am­bas co­sas con for­ma­ción en idio­mas”. De es­ta ma­ne­ra, el can­di­da­to lle­ga­rá al mer­ca­do la­bo­ral con los tres re­qui­si­tos que más va­lo­ran las em­pre­sas: for­ma­ción, ex­pe­rien­cia e idio­mas.

GETTY IMAGES

Al aca­bar sus es­tu­dios, los jó­ve­nes se en­fren­tan a la de­ci­sión de qué ha­cer con su fu­tu­ro in­me­dia­to en un con­tex­to de cri­sis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.