Mi­ran­do al mar por fin

Las dos to­rres de Adolf Mar­tí­nez y Jo­sep Lluís Sis­ter­nas en Illa de Mar es­ta­ble­cen una ami­ga­ble re­la­ción con el li­to­ral marino bar­ce­lo­nés

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO -

Los Jue­gos Olím­pi­cos del 92 fue­ron el gran pre­tex­to pa­ra que Bar­ce­lo­na de­ja­ra de es­tar de es­pal­das al mar. La crea­ción de nue­vos es­pa­cios pú­bli­cos y edi­fi­cios pri­va­dos de ca­rác­ter re­si­den­cial fue corrigiendo pau­la­ti­na­men­te el ab­sur­do his­tó­ri­co de una ciu­dad que mi­ra­ba más al Ti­bi­da­bo que a su li­to­ral ba­ña­do por el Me­di­te­rrá­neo.

De to­das for­mas no hay que ol­vi­dar que a los pri­me­ros po­bla­do­res de la Vi­la Olím­pi­ca se les tachaba de aven­tu­re­ros por ir­se a vi­vir a una zo­na tan ale­ja­da del cen­tro. Con el pa­so del tiem­po, cuan­do se ha com­pro­ba­do que sa­len de ca­sa y se dan un re­fres­can­te ba­ño por la ma­ña­na antes de ir a tra­ba­jar y que en el ba­rrio hay tien­das y ci­nes, los re­ce­los ini­cia­les de vi­vir allí se han con­ver­ti­do en arre­pen­ti­mien­tos por no ha­ber­lo he­cho

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.