Mue­bles mo­der­nis­tas de Bus­quets

La fir­ma Sui­te subas­ta el mo­bi­lia­rio de sa­lón pro­ce­den­te de la bar­ce­lo­ne­sa Ca­sa de les Pun­xes

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - AR­TES DE­CO­RA­TI­VAS Car­los García-osuna JUE­GO DE CUA­TRO SI­LLAS CON­JUN­TO DE DOS SI­LLO­NES JOAN BUS­QUETS I JA­NÉ

Los ar­te­sa­nos fran­ce­ses, prin­ci­pa­les ex­po­nen­tes del art nou­veau, adap­ta­ron los di­se­ños Arts and Crafts pa­ra crear pie­zas de mo­bi­lia­rio de ex­qui­si­ta de­co­ra­ción or­gá­ni­ca. En Ca­ta­lun­ya, un gru­po de ar­tis­tas en­ca­be­za­dos por Gas­par Ho­mar, Joan Bus­quets, Joan Es­te­va i Ho­yos y Jo­sep Ri­bas i Anguera, die­ron for­ma a un ex­tra­or­di­na­rio re­per­to­rio de pie­zas de­co­ra­ti­vas y de di­se­ño úni­cas que mar­ca­ron el te­rri­to­rio es­té­ti­co del mo­der­nis­mo, cu­rio­sa­men­te a pre­cios ase­qui­bles com­pa­ra­dos con los que re­gían en los mer­ca­dos eu­ro­peos.

Joan Bus­quets i Ja­né co­la­bo­ró con va­rios ar­tis­tas y ar­te­sa­nos en la eje­cu­ción de sus di­se­ños, ta­les co­mo Lluís Mas­ri­rea, Eu­se­bi Bus­quets o Au­re­li To­lo­sa. In­cor­po­ró nue­vas téc­ni­cas, co­mo la mar­que­te­ría o el pi­ro­gra­ba­do, y fue un au­tén­ti­co pio­ne­ro en la uti­li­za­ción de es­ta úl­ti­ma téc­ni­ca, así co­mo elementos aje­nos, has­ta aquel mo­men­to, a la eje­cu­ción de mo­bi­lia­rio, co­mo pie­zas de mo­sai­co o por­ce­la­na. Asi­mis­mo, den­tro del mo­vi­mien­to, Bus­quets es un ar­tis­ta ecléc­ti­co: en mu­chos ca­sos mez­cla elementos me­die­va­les o neo­gó­ti­cos, en otras re­in­ter­pre­ta el Luis XV y en mu­chas más ha­ce una apues­ta por las for­mas si­nuo­sas y óseas, de­co­ra­das con or­na­men­ta­cio­nes ve­ge­ta­les, con las que car­ga de di­na­mis­mo y li­ge­re­za a la es­truc­tu­ra.

Es­te mue­blis­ta y de­co­ra­dor fue dis­cí­pu­lo de la Es­cue­la de Ar­tes y Ofi­cios y Be­llas Ar­tes de Bar­ce­lo­na y em­pe­zó a rea­li­zar pro­yec­tos en 1895; en 1896 ga­na una bol­sa de es­tu­dio pa­ra España de la Es­cue­la de Be­llas Ar­tes y es pre­mia­do con men­ción ho­no­rí­fi­ca en la III Ex­po­si­ción de Be­llas Ar­tes e In­dus­trias Ar­tís­ti­cas. En 1898 em­pie­za a pro­yec­tar y cons­truir mue­bles de es­ti­lo mo­der­nis­ta. La in­fluen­cia gau­di­nia­na en sus rea­li­za­cio­nes apa­re­ce en 1900, así co­mo la de Ma­jo­re­lle en 1902. En 1911 ob­tie­ne me­da­lla de pri­me­ra cla­se en la VI Ex­po­si­ción In­ter­na­cio­nal de Ar­te de Bar­ce­lo­na; con tal mo­ti­vo le fue

y un so­fá de no­gal tallado

(Bar­ce­lo­na, 1874-1949) es miem­bro de una di­nas­tía de eba­nis­tas y uno de los ar­te­sa­nos de re­fe­ren­cia del mo­der­nis­mo. Sus via­jes a Fran­cia fue­ron cons­tan­tes, de ahí mu­chas de las re­fe­ren­cias afran­ce­sa­das en su obra ad­qui­ri­da por los Mu­seos de Ar­te de Bar­ce­lo­na una ar­que­ta con in­crus­ta­cio­nes y es­mal­tes. Fue pre­si­den­te del Fo­men­to de las Ar­tes De­co­ra­ti­vas de Bar­ce­lo­na.

Bus­quets acu­dió a va­rios cer­tá­me­nes y ob­tu­vo va­rias pri­me­ras me­da­llas, a des­ta­car su par­ti­ci­pa­ción en la V Ex­po­si­ción In­ter­na­cio­nal de Be­llas Ar­tes de 1907, ce­le­bra­da en Bar­ce­lo­na. Y eje­cu­tó la or­na­men­ta­ción de las de­pen- den­cias que Ca­pi­ta­nía Ge­ne­ral pre­pa­ró pa­ra la vi­si­ta de Alfonso XIII a Bar­ce­lo­na.

En Ma­te­ria­les y do­cu­men­tos de ar­te es­pa­ñol en­con­tra­mos otros di­se­ños del ta­ller Bus­quets, que a par­tir de 1898 de­no­mi­na a los li­bros de ta­ller de “es­ti­lo mo­der­nis­ta”. En es­tos pro­yec­tos que­da pa­ten­te la in­fluen­cia de An­to­ni Gau­dí en las for­mas óseas de las pa­tas y la pre­pon­de­ran­cia de las lí­neas si­nuo­sas. La de­co­ra­ción na­tu­ra­lis­ta y la uti­li­za­ción del gi­ra­sol son a par­tir de es­te mo­men­to sím­bo­los ca­rac­te­rís­ti­cos de los pro­yec­tos de Bus­quets.

La li­ci­ta­ción de La Sui­te Subas­tas se ce­le­bra en Bar­ce­lo­na el 3 de mar­zo (tel. 93-300-14-77) y en­tre el me­dio mi­llar de lo­tes des­ta­ca un in­tere­san­te con­jun­to de mo­bi­lia­rio de sa­lón, rea­li­za­do por Joan Bus­quets, pro- ce­den­te de la bar­ce­lo­ne­sa Ca­sa Te­rra­des más co­no­ci­da co­mo la Ca­sa de les Pun­xes, del ar­qui­tec­to Jo­sep Puig i Ca­da­falch.

El lo­te más ca­ro, con un pre­cio de sa­li­da de 10.000 eu­ros, es una con­so­la con es­pe­jo de ma­de­ra de no­gal tallado y do­ra­do de fi­na­les del si­glo XIX que tie­ne al­gu­nos des­per­fec­tos en el már­mol. La con­so­la mi­de 66 x 134 x 57 cm y el es­pe­jo 238 x 113 cm. Hay un con­jun­to de dos si­llo­nes y un so­fá de ma­de­ra de no­gal tallado de es­ti­lo his­to­ri­cis­ta que ad­mi­te pu­jas a par­tir de 8.000 eu­ros. Las di­men­sio­nes del so­fá son 107 x 154 x 80 cm y las de los si­llo­nes 100 x 67 x 70 cm. Seis mil eu­ros co­mo mí­ni­mo pi­den por un jue­go de cua­tro si­llas de ma­de­ra de no­gal tallado de fi­na­les del XIX que mi- den 95 x 56 x 54 cm ca­da una. La vitrina de ma­de­ra de no­gal tallado se ofre­ce en 4.000 eu­ros y sus me­di­das son 178 x 72 x 40 cm. Y lo más ase­qui­ble ini­cial­men­te, 2.000 eu­ros, es una me­sa de cen­tro en ma­de­ra de no­gal tallado, con me­di­das de 74 x 83 x 46 cm.

CON­SO­LA CON ES­PE­JO

ME­SA DE CEN­TRO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.