El dis­tri­to de la san­gre azul

El ba­rrio lon­di­nen­se de Bel­gra­via es uno de los diez más ca­ros del mun­do pa­ra vi­vir

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - An­na Ca­ba­ni­llas

Con­si­de­ra­do co­mo uno de los diez dis­tri­tos más ex­clu­si­vos y ca­ros pa­ra vi­vir del mun­do, se­gún dic­ta­mi­na la re­vis­ta For­bes, el ba­rrio lon­di­nen­se de Bel­gra­via to­da­vía con­ser­va en su ADN mues­tras de su san­gre azul. El ele­gan­te dis­tri­to, si­tua­do en el sur-oes­te del pa­la­cio de Buc­king­ham y fun­da­do a prin­ci­pios de 1820 por sir Ri­chard Gros­ve­nor, se­gun­do mar­qués de West­mins­ter y viz­con­de de Bel­gra­via –de don­de to­mó su nom­bre– to­da­vía hoy si­gue sien­do re­si­den­cia de aris­tó­cra­tas, po­lí­ti­cos, ban­que­ros, di­rec­ti­vos y personajes del mun­do del ar­te de me­dio mun­do.

Pa­sean­do por sus des­pe­ja­das ave­ni­das nos po­de­mos to­par con cé­le­bres ve­ci­nos de la zo­na co­mo, por ejem­plo, la ex pri­me­ra mi­nis­tra That­cher, que vi­ve en la plaza Ches­ter, el ac­tor sir Sean Con­nery, la mo­de­lo Elle Ma­cpher­son, con el hom­bre más ri­co de to­do el Reino Uni­do, Ro­man Abra­mo­vich, due­ño del Chel­sea Foot­ball Club, así co­mo una de las mu­je­res más po­de­ro­sas de España, Ana Pa­tri­cia Bo­tín.

De es­ti­lo vic­to­riano, es­te tran­qui­lo ba­rrio de Lon­dres en el que se em­pla­zan la gran ma­yo­ría de em­ba­ja­das, in­clui­da la de España, ade­más de uno de los ico­nos lon­di­nen­ses de lu­jo pa­ra las com­pras –los pres­ti­gio­sos al­ma­ce­nes Ha­rrod’s– os­ten­ta uno de los sue­los más ca­ros de to­da Eu­ro­pa. Con­cre­ta­men­te tal y co­mo apun­ta Pa­trick As­chan, di­rec­tor de la ofi­ci­na que la agen­cia in­mo­bi­lia­ria En­gel & Völ­kers po­see en Lon­dres, el pre­cio del me­tro cua­dra­do en Bel-

El pre­cio del me­tro cua­dra­do se si­túa en la ac­tua­li­dad a par­tir de los 12.000 eu­ros

gra­via se si­tua en la ac­tua­li­dad a par­tir de los 12.000 eu­ros en ade­lan­te. “El mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio en Bel­gra­via no se ha vis­to afec­ta­do por la cri­sis co­mo sí ha ocu­rri­do en otras zo­nas de la ciu­dad. De he­cho, los pre­cios de las pro­pie­da­des en los úl­ti­mos 4 años se han in­cre­men­ta­do en un 25%”, aña­de el agen­te in­mo­bi­lia­rio.

Una ten­den­cia cre­cien­te que, se­gún el di­rec­tor de la in­mo­bi­lia­ria de lu­jo John Tay­lor en Lon­dres, Da­vid Adams, res­pon­de a la po­ca ofer­ta de pro­pie­da­des a la ven­ta que hay en la ex­clu­si­va zo­na. “Mu­cha gen­te de al­to po­der ad­qui­si­ti­vo ve en dis­tri­tos co­mo Bel­gra­via una in­ver­sión mu­cho más se­gu­ra pa­ra su di­ne­ro que, por ejem­plo, el oro, pues­to que el pre­cio de sus pro­pie­da­des a día de hoy se si­túa a ni­ve­les más ele- va­dos que in­clu­so en el año 2007”, acla­ra el di­rec­ti­vo. “Y pien­san que si no la dis­fru­tan ellos, por lo me­nos, lo ha­rán sus hi­jos”, apun­ta Adams.

Su po­si­ción cén­tri­ca, el ba­jo ni­vel de crí­me­nes que re­gis­tra y la tran­qui­li­dad y pri­va­ci­dad que se res­pi­ran en la zo­na son, se­gún am­bos ex­per­tos, las otras ba­zas del se­ño­rial ba­rrio. Sin ol­vi­dar su pro­xi­mi­dad a uno de los prin­ci­pa- les pul­mo­nes ver­des de la ciu­dad, Hy­de Park. “Bel­gra­via, Ken­sing­ton y Chel­sea son los dis­tri­tos pre­fe­ri­dos de los ri­cos que re­si­den en Lon­dres. Sin em­bar­go, los que vi­ven en Bel­gra­via jue­gan en otra li­ga. Son ur­ba­ni­tas que quie­ren te­ner­lo to­do: es­tar en el meo­llo de la ciu­dad pe­ro sin re­nun­ciar a la na­tu­ra­le­za, con­cre­ta­men­te a tan so­lo 15 mi­nu­tos de Hy­de Park”, di­ce Carl Men­son, Bo­ni­ta

ubi­ca­da en Bel­gra­via; la ven­de En­gel & Völ­kers a par­tir de 4 mi­llo­nes de eu­ros

John Tay­lor ven­de un ele­gan­te pi­so de 112 m2 en el co­ra­zón de Bel­gra­via, a par­tir de 1,7 mi­llo­nes de eu­ros

Apar­ta­men­tos de 2 y 3 ha­bi­ta­cio­nes en el ba­rrio de Bel­gra­via, a par­tir de 1,5 mi­llo­nes de eu­ros

Edi­fi­cio de es­ti­lo vic­to­riano que dis­po­ne de apar­ta­men­tos de en­tre 100 y 200 me­tros cua­dra­dos, a par­tir de 2,2 mi­llo­nes de eu­ros

En es­te edi­fi­cio se en­cuen­tra el apar­ta­men­to más ca­ro del dis­tri­to de North Ken­sing­ton; tie­ne 15.000 m2 y se ven­de por 34 mi­llo­nes de eu­ros ve­cino del afa­ma­do ba­rrio des­de ha­ce más de veinte años.

Un pri­vi­le­gio re­ser­va­do pa­ra unos po­cos aco­mo­da­dos bol­si­llos que si desean dis­fru­tar de un fla­man­te áti­co de 200 m2 en la zo­na de­be­rán des­em­bol­sar al­re­de­dor de tres mi­llo­nes de eu­ros, mien­tras que si lo que quie­ren es una ca­sa cres­cent de es­ti­lo vic­to­riano, de­be­rán in­ver­tir más de cin­co mi­llo­nes. ¡Que lo dis­fru­ten!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.