Clien­te jo­ven, clien­te ‘smartp­ho­ne’

Los ban­cos acen­túan la di­gi­ta­li­za­ción de sus sis­te­mas de aten­ción al in­ver­sor pa­ra adap­tar­se al fu­tu­ro

La Vanguardia - Dinero - - FINANZAS - Ser­gio He­re­dia

Des­de ha­ce un tiem­po, tal vez un año, en oca­sio­nes re­pi­te la ope­ra­ción: al des­per­tar­se, es­ti­ra el bra­zo has­ta la me­si­lla de no­che, al­can­za el ipho­ne, mar­ca la con­tra­se­ña de su ban­co, en­tra en la cuenta co­rrien­te y re­vi­sa el sal­do. Al­gu­nas ve­ces se lle­va un sus­to: ha ha­bi­do un gas­to im­pre­vis­to, o le han co­bra­do el se­gu­ro del co­che. En reali­dad, esas oca­sio­nes son las me­nos. Ha­bi­tual­men­te, to­do es­tá ba­jo con­trol.

Ya lo ven: to­da­vía sen­ta­do en la ca­ma, el per­so­na­je ya ha pa­sa­do por la ofi­ci­na de su ban­co. La es­ce­na di­ce mu­chas co­sas. La trans­for­ma­ción es ra­di­cal, un es­ce­na­rio abier­to a tra­vés de las nue­vas tec­no­lo­gías. Un in­for­me de Pri­ce­wa­ter­hou­secoo­pers (PWC) ali­men­ta los he­chos con ci­fras. El 67% de los miem­bros de la ge­ne­ra­ción Y (na­ci­dos en­tre 1980 y 1990) se co­nec­ta al ban­co a tra­vés del mó­vil: un ipho­ne, un ipad, un An­droid, un smartp­ho­ne, una ta­ble­ta. Y las en­ti­da­des lo asi­mi­lan, lo asu­men y lo pro­ce­san. “El uso de los ca­na­les di­gi­ta­les ya es una reali­dad. Y de ca­ra al fu­tu­ro, se­rá una ne­ce­si­dad pa­ra las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras –di­ce Ama­do Ra­mos, so­cio de Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros de PWC–. La ge­ne­ra­ción Y ya ha in­cor­po­ra­do los mó­vi­les y las ta­ble­tas a su vi­da co­ti­dia­na. Y en diez o quin­ce años todos los usua­rios lo ha­brán in­cor­po­ra­do tam­bién...”.

Se­gún los ex­per­tos, nos en­con­tra­mos en un pun­to de in­fle­xión, al­go que ha­brá co­bra­do for­ma de ma­ne­ra irre­sis­ti­ble en cua­tro o cin­co años. De he­cho, el pro­ce­so se ha ace­le­ra­do mu­cho en los úl­ti­mos tiem­pos. “En do­ce me­ses, el nú­me­ro de clien­tes que se co­nec­tan al ban­co a tra­vés del mó­vil ha cre­ci­do un 230%. Y en­tre di­ciem­bre del 2009 y di­ciem­bre del 2010, lo hi­zo en un 600%”, di­ce Ar­nau Pé­rez Font, des­de el de­par­ta­men­to de ne­go­cio de ca­na­les de Ban­ca Ma­re Nos­trum (BMN). “¿Y qué ha­cen? Ope­ran con las cuen­tas, ha­cen trans­fe­ren­cias, con­sul­tan mo­vi­mien­tos, frac­cio­nan pa­gos... Son ope­ra­cio­nes sen­ci­llas que no exi­gen el va­lor aña­di­do de la ofi­ci­na. Y lo ha­cen los jó­ve­nes, clien­tes de en­tre 18 y 30 años. Pe­ro ca­da vez se in­te­gran más otros más ma­yo­res, in­ver­so­res de en­tre 35 y 45 años cu­yas em­pre­sas les han ad­mi­nis­tra­do un ipad”.

DA­VID LEVENSON / BLOOM­BERG

Un in­ver­sor re­vi­sa sus es­truc­tu­ras fi­nan­cie­ras a tra­vés de la ta­ble­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.