ES­FUER­ZO FIS­CAL Y CI­CLO

La Vanguardia - Dinero - - COYUNTURA -

Exis­te un in­ten­so de­ba­te so­cial so­bre la ne­ce­si­dad de cum­plir, en el 2012, el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit pú­bli­co fi­ja­do en el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad 2011-2014, acor­da­do en­tre el Go­bierno es­pa­ñol y la Co­mi­sión Eu­ro­pea. Es­te de­ba­te se ha in­ten­si­fi­ca­do du­ran­te los úl­ti­mos me­ses co­mo con­se­cuen­cia, fun­da­men­tal­men­te, del sig­ni­fi­ca­ti­vo em­peo­ra­mien­to de ex­pec­ta­ti­vas que se ha pro­du­ci­do en to­das las eco­no­mías eu­ro­peas y, en par­ti­cu­lar, en la es­pa­ño­la.

Una co­rrien­te de opi­nión de­fien­de que es ne­ce­sa­rio in­te­rrum­pir el pro­ce­so de con­so­li­da­ción fis­cal, por los efec­tos ne­ga­ti­vos que tie­ne so­bre la ac­ti­vi­dad y el empleo en el cor­to pla­zo, que son es­pe­cial­men­te re­le­van­tes en una fase re­ce­si­va. Y la otra co­rrien­te ar­gu­men­ta que la economía es­pa­ño­la, in­mer­sa en una cri­sis de deu­da so­be­ra­na, tie­ne ne­ce­sa­ria­men­te que re­du­cir el pe­so de la deu­da so­bre el PIB y que, pa­ra ello, re­sul­ta im­pres­cin­di­ble cum­plir el plan de con­so­li­da­ción fis­cal apro­ba­do con las au­to­ri­da­des eu­ro­peas.

En es­ta si­tua­ción, el Go­bierno aca­ba de es­ta­ble­cer el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit en el -5,8% del PIB. Las pri­me­ras va­lo­ra­cio­nes plan­tean que el Go­bierno in­cum­ple el com­pro­mi­so fis­cal con Eu­ro­pa, al fi­jar un ob­je­ti­vo de dé­fi­cit su­pe­rior al es­ta­ble­ci­do en el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad. Pe­ro la eva­lua­ción no es tan sim­ple, pri­me­ro re­quie­re in­ten­tar res­pon­der a al­gu­nos in­te­rro­gan­tes.

El pri­me­ro es cuan­ti­fi­car las des­via­cio­nes del com­pro­mi­so en el 2011. El se­gun­do, acla­rar qué sig­ni­fi­ca cum­plir los com­pro­mi­sos es­te año y cuan­ti­fi­car el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit pú­bli­co com­pa­ti­ble con el mis­mo. El ter­ce­ro, ana­li­zar la cohe­ren­cia de es­tos ob­je­ti­vos con la nue­va re­gla de po­lí­ti­ca fis­cal que es­ta­ble­ce la obli­ga­to­rie­dad de al­can­zar el equi­li­brio es­truc­tu­ral al fi­nal de la dé­ca­da ac­tual.

El sal­do pre­su­pues­ta­rio del 2011 se ha si­tua­do en el -8,5% del PIB, pro­du­cién­do­se una des­via­ción del -2,5% res­pec­to al ob­je­ti­vo del -6,0%. La pri­me­ra pregunta que ca­be ha­cer es qué par­te de es­ta des­via­ción se de­be a mo­ti­vos cí­cli­cos, con­se­cuen­cia de que la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca evo­lu­cio­nó

La sig­ni­fi­ca­ti­va des­ace­le­ra­ción de la ac­ti­vi­dad en el 2012 va a au­men­tar de nue­vo el dé­fi­cit cí­cli­co

peor de lo que in­di­ca­ban las ex­pec­ta­ti­vas cuan­do se es­ta­ble­cie­ron los ob­je­ti­vos fis­ca­les.

El Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad 2011-14 pre­veía un cre­ci­mien­to del 1,3% en el 2011, que fi­nal­men­te ha si­do del 0,7. Se es­ti­ma que es­ta des­via­ción ha au­men­ta­do el dé­fi­cit cí­cli­co en 0,4 pun­tos (el 65% de la mis­ma). El dé­fi­cit cí­cli- co con­si­de­ra­do era del 1,3%, por lo que aho­ra se­rá el 1,7%. La con­clu­sión es in­me­dia­ta. El dé­fi­cit es­truc­tu­ral en el 2011 se ha de­bi­do si­tuar en el 6,8% del PIB, en lu­gar de en el 4,7% es­ta­ble­ci­do. Por tan­to, la des­via­ción del ob­je­ti­vo de dé­fi­cit de 2,5 pun­tos en el 2011 se de­be en 0,4 pun­tos al com­po­nen­te cí­cli­co, co­mo con­se­cuen­cia de que la economía ha evo­lu­cio­na­do peor de lo pre­vis­to, y en 2,1 pun­tos al com­po­nen­te es­truc­tu­ral, co­mo con­se­cuen­cia de que las me­di­das de po­lí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria y fis­cal no fue­ron acor­des con el es­fuer­zo fis­cal re­que­ri­do.

Res­pec­to a los com­pro­mi­sos en el 2012, la res­pues­ta es cla­ra. Se­gún el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad, el dé­fi­cit es­truc­tu­ral de­be re­du­cir­se has­ta el 3,5% del PIB. Ello sig­ni­fi­ca re­cu­pe­rar los 2,1 pun­tos de des­via­ción del 2011 y lle­var a ca­bo el es­fuer­zo fis­cal acor­da­do es­te año de 1,2 pun­tos, en to­tal 3,3 pun­tos del PIB. Aho­ra bien, la sig­ni­fi­ca­ti­va des­ace­le­ra­ción de la ac­ti­vi­dad va a au­men- tar nue­va­men­te el dé­fi­cit cí­cli­co en el 2012. Con­si­de­ran­do que las ex­pec­ta­ti­vas si­túan el cre­ci­mien­to es­te año en torno a 2 pun­tos me­nos que en el 2011, ello aña­di­ría 1,3 pun­tos al dé­fi­cit cí­cli­co que su­pon­dría el 3% del PIB. Si se con­si­de­ra el es­ce­na­rio ma­cro­eco­nó­mi­co del Go­bierno, un cre­ci­mien­to del -1,7% su­pon­dría 1,6 pun­tos adi­cio­na­les de dé­fi­cit cí­cli­co. Por con­si­guien­te, si se man­tu­vie­ra es­tric­ta­men­te el es­fuer­zo fis­cal pre­vis­to en el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad vi­gen­te, el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit de­be­ría si­tuar­se en­tre el 6,5% y el 6,8% del PIB (3,5% el dé­fi­cit es­truc­tu­ral y en­tre 3,0% y 3,3% el cí­cli­co).

Da­do que el Go­bierno, con una pre­vi­sión de cre­ci­mien­to pa­ra el 2012 del -1,7%, ha es­ta­ble­ci­do un ob­je­ti­vo de dé­fi­cit del -5,8% del

Los ob­je­ti­vos fis­ca­les fi­ja­dos su­po­nen ajus­tes de al me­nos 43.000 mi­llo­nes de eu­ros en el 2012

PIB, se pue­de in­ter­pre­tar que de­be re­du­cir el dé­fi­cit es­truc­tu­ral has­ta al me­nos el -2,8% del PIB. Es de­cir, sie­te dé­ci­mas por de­ba­jo del dé­fi­cit es­truc­tu­ral acor­da­do en el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad con las au­to­ri­da­des eu­ro­peas.

Es­te ob­je­ti­vo se­ría per­fec­ta­men­te com­pa­ti­ble con la nue­va re­gla de po­lí­ti­ca fis­cal que ga­ran­ti­za el equi­li­brio es­truc­tu­ral del sec­tor pú­bli­co al fi­nal de es­ta dé­ca­da. Bas­ta­ría con man­te­ner el es­fuer­zo fis­cal pre­vis­to en el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad a par­tir del 2013 o in­clu­so in­ten­si­fi­car­lo, al­can­zan­do el equi­li­brio en el 2016, re­du­cien­do un pun­to adi­cio­nal el dé­fi­cit es­truc­tu­ral en el 2013 (has­ta el -1,8%), 0,8 pun­tos en el 2014 (has­ta -1,0%), 0,5 en el 2015 (has­ta -0,5%) y 0,5 en el 2016 (has­ta el equi­li­brio).

Por tan­to, el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit pú­bli­co del -5,8% del PIB en el 2012 no só­lo su­po­ne cum­plir los com­pro­mi­sos con Bru­se­las, sino que im­pli­can un es­fuer­zo fis­cal su­pe­rior en 7 dé­ci­mas al acor­da­do pa­ra el 2012 en el ac­tual Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad. Ello sig­ni­fi­ca­rá re­du­cir el dé­fi­cit es­truc­tu­ral des­de el -6,8% del PIB del 2011 has­ta, al me­nos, el -2,8% en el 2012. Pa­ra po­der cum­plir el ob­je­ti­vo del -3,0% en el 2013, se de­be­ría re­du­cir adi­cio­nal­men­te el dé­fi­cit es­truc­tu­ral du­ran­te el pró­xi­mo año has­ta el -1,4%.

Pa­ra ha­cer­se una idea del es­fuer­zo fis­cal ne­ce­sa­rio, es­tos ob­je­ti­vos su­po­nen ajus­tes de al me­nos 43.000 mi­llo­nes en el 2012 (de los cua­les se han lle­va­do a ca­bo 11.000 ne­tos con las me­di­das del Consejo de Mi­nis­tros del 30 de di­ciem­bre) y de 15.000 adi­cio­na­les en el 2013. Un es­fuer­zo ex­tre­ma­da­men­te di­fí­cil de con­se­guir, en con­tra de al­gu­nas opi­nio­nes que lo es­tán sub­es­ti­man­do.

DA­NI DUCH

Luis de Guin­dos, So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría y Cris­tó­bal Mon­to­ro en la rue­da de pren­sa tras el consejo de mi­nis­tros del pa­sa­do vier­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.