Mi­llo­na­rios di­gi­ta­les

Seis gu­rús de la tec­no­lo­gía vir­tual apa­re­cen en­tre los 35 pri­me­ros en la lis­ta For­bes pa­ra el 2012

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Ser­gio He­re­dia

Tres ca­rac­te­rís­ti­cas unen a la ma­yo­ría de com­po­nen­tes de es­ta lis­ta, la es­ta­dís­ti­ca de los más acau­da­la­dos gu­rús de la tec­no­lo­gía, se­gún For­bes 2012: son hom­bres, son es­ta­dou­ni­den­ses y tien­den a ser jó­ve­nes (tres de ellos ni si­quie­ra han en­tra­do en la cua­ren­te­na). El úl­ti­mo da­to, el de la ju­ven­tud, es par­ti­cu­lar­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo. No se tra­ta de un tó­pi­co: la tec­no­lo­gía, que hoy li­de­ra el pre­sen­te y que se agi­gan­ta­rá en el fu­tu­ro, ape­nas tie­ne un pa­sa­do. Seis de es­tos gu­rús ya apa­re­cen en­tre las 35 per­so­na­li­da­des más ri­cas del pla­ne­ta.

Un nom­bre ilus­tra el es­ta­do de las co­sas: Mark Zuc­ker­berg (27). Ta­len­to­so y un pun­to ra­ro (así nos lo pre­sen­ta­ron en La red so­cial, el re­tra­to ci­ne­ma­to­grá­fi­co del crea­dor de Facebook, al­go que le en­fu­re­ció con­si­de­ra­ble­men­te), Zuc­ker­berg po­ne ros­tro al pro­to­ti­po de mi­llo­na­rio de nue­vo cuño. Ha­bla­mos de un mu­cha­cho so­li­ta­rio, ima­gi­na­ti­vo y am­bi­cio­so. De al­guien ca­paz de sa­cu­dir­se la in­tros­pec­ción per­so­nal abrién­do­se pa­so por la vía vir­tual. Zuc­ker­berg di­se­ñó Facebook en­ce­rrán­do­se en la pan­ta­lla del or­de­na­dor, cre­yó en sí mis­mo, se mul­ti­pli­có, cre­ció y se fo­rró. Con sus 17.500 mi­llo­nes de dó­la­res, ya es la 14.ª for­tu­na es­ta­dou­ni­den­se y la 35.ª mun­dial.

El pro­yec­to de Facebook, mo­derno y pres­ti­gio­so, tie­ne re­co­rri­do y unas po­si­bi­li­da­des in­cal­cu­la­bles: la red so­cial –y ha­bla­mos de 865 mi­llo­nes de usua­rios– ya ul­ti­ma su sa­li­da en el par­quet neo­yor­quino, don­de pien­sa co­lo­car 5.000 mi­llo­nes de dó­la­res, se ig­no­ra si en el ín­di­ce NYSE o en Nas­daq. La pro­pues­ta le acer­ca­rá más a Bill Ga­tes (56), per­pe­tuo in­te­gran­te de la lis­ta. Ha­ce 19 años que el fun­da­dor de Mi­cro­soft apa­re­ce en la ta­bla. Vie­ne ocu­rrien­do des­de 1994, y eso es al­go que le dis­tin­gue: se ha di­cho antes, es­ta es una re­la­ción di­se­ña­da en el pre­sen­te, con es­ca­so pa­sa­do y con un am­plio fu­tu­ro. Sergei Brin y Larry Pa­ge, res­pon­sa­bles de Goo­gle, es­tán más cer­ca de Zuc­ker­berg que de Ga­tes. Nin­guno de ellos ha al­can­za­do los cua­ren­ta, fron­te­ra que sí ha cru­za­do Jeff Be­zos (Ama­zon.com), tam­bién re­la­ti­va­men­te jo­ven pa­ra apa­re­cer en la lis­ta, con sus 48 años. Larry Elli­son (67), de Ora­cle, es el que fal­ta. Con sus 61.000 mi­llo­nes de dó­la­res, el fun­da­dor de Mi­cro­soft (56 años), pri­me­ro en la lis­ta tec­no­ló­gi­ca y se­gun­do en la cla­si­fi­ca­ción glo­bal, acu­mu­la 19 años en­tre los personajes más acau­da­la­dos del mun­do, un he­cho sor­pren­den­te por un sim­ple mo­ti­vo: se en­tien­de que el ne­go­cio tec­no­ló­gi­co es re­la­ti­va­men­te jo­ven. Esa ca­rac­te­rís­ti­ca dis­tin­gue a Ga­tes, uná­ni­me­men­te con­si­de­ra­do co­mo un vi­sio­na­rio. Pa­ge (39) y Brin com­par­ten va­rios asun­tos: en­tre ellos, el li­de­raz­go de Goo­gle y la ti­tu­la­ri­dad de un jet 767. ¿Quién les hu­bie­ra di­cho, cuan­do ges­ta­ron Goo­gle en el ga­ra­je de un ami­go en Stan­ford (1998), que al­gún día lle­ga­rían aquí? Brin in­ven­ta y Pa­ge es el con­se­je­ro de­le­ga­do, car­go re­pre­sen­ta­ti­vo y po­lí­ti­co que no le im­pi­de de­di­car­se a otras preo­cu­pa­cio­nes, co­mo la ener­gía geo­tér­mi­ca y la cap­tu­ra del agua de llu­via. Pro­pie­ta­rio de Ora­cle, Elli­son es el más ma­yor de los in­te­gran­tes de es­ta lis­ta (67) y el sex­to en la cla­si­fi­ca­ción glo­bal. Cuenta con 36.000 mi­llo­nes de eu­ros en sus cuen­tas, ca­pi­tal que le per­mi­te flir­tear con dos asun­tos: es­tá in­tere­sa­do en apro­piar­se del equi­po de béis­bol de Los An­ge­les Dod­gers y ha con­se­gui­do que las re­ga­tas fi­na­les de la Co­pa Amé­ri­ca de ve­la del 2013 se ce­le­bren en la bahía de San Fran­cis­co. Be­zos (48) fue bró­ker en Wall Street antes de con­ver­tir­se en con­se­je­ro de­le­ga­do en Ama­zon. com y tie­ne 18.400 mi­llo­nes de dó­la­res (26.º en la lis­ta glo­bal), al­go que le per­mi­ti­rá de­jar­le una bue­na he­ren­cia a sus cua­tro hi­jos. No le bas­ta, cla­ro. Es­tá em­pe­ña­do en aguar­le la fies­ta al ipad. Pa­ra con­se­guir­lo, en oto­ño lan­zó la ta­ble­ta Kind­le Fi­re. Él le pu­so un so­bre­nom­bre, quién sa­be si am­bi­cio­so en ex­ce­so: ipad Ki­ller. No­ta­ble­men­te jo­ven (38), Sergei Brin com­par­te co­fun­da­ción con Larry Pa­ge. Am­bos li­de­ran Goo­gle y cuen­tan con 18.700 mi­llo­nes de dó­la­res, ca­pi­tal que les per­mi­te ocu­par el pues­to 24.º. Sin em­bar­go, el per­fil de Brin es más téc­ni­co que el de Pa­ge: Brin li­de­ra los pro­yec­tos es­pe­cia­les. Hoy in­ves­ti­ga en el di­se­ño de unas ga­fas de reali­dad au­men­ta­da que per­mi­ti­rán a los usua­rios con­tem­plar Goo­gle mien­tras ca­mi­nan. Con 17.500 mi­llo­nes de dó­la­res en el ban­co y ape­nas 27 años en su car­net, la du­da ofen­de: cual­quie­ra qui­sie­ra ser Zuc­ker­berg, gu­rú de Facebook. Aho­ra bien, el di­ne­ro, la ju­ven­tud y el éxi­to no lo son to­do, di­ría al­gún es­cép­ti­co. El ca­so es que su re­tra­to en La red so­cial le mal­tra­ta. Allí apa­re­ce co­mo un ti­po am­bi­cio­so, po­co es­cru­pu­lo­so y un pun­to dic­ta­to­rial, ca­paz de que­mar to­do el pas­to que cre­ce a sus pies.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.