Un ar­tis­ta sin­gu­lar

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - To­más Pa­re­des ‘EN­TIE­RRO DE LA SARDINA’

De Pi­cas­so a Ma­zín­ger es uno de los co­lla­ges ex­pues­tos, pa­san­do por prin­ce­sas y cas­ti­llos, pe­leas de cier­vos, Ca­pe­ru­ci­ta y el pá­ja­ro, los Re­yes Ma­gos, com­par­sas en el se­má­fo­ro, vis­tas ur­ba­nas so­li­ta­rias y, de fon­do, una ra­bio­sa ac­tua­li­dad, ro­cia­da de ca­li­mo­cho, en­tre co­le­gui­llas y man­te­ros cul­tu­ra­les.

Los chis­pa­zos plás­ti­cos, el es­pa­cio, la te­má­ti­ca, la téc­ni­ca, los pre­cios: todos es sin­gu­lar en es­ta pro­pues­ta. El ar­te en lo más al­to de la tien­da, en una fal­si­lla mí­ni­ma; el icono con­gre­gan­do reali­dad y fan­ta­sía, fi­gu­ra­ción y abs­trac­ción, geo­me­tría y lo am­bi­guo, pop y su­rrea­lis­mo, des­nu­dez y ba­rro­quis­mo, lo kitsch y lo ele­gan­te, sin per­der un ai­re de pa­ren­tes­co. Pre­cios: en­tre 100 y 150 eu­ros, si bien los for­ma­tos son pe­que­ños o bre­ví­si­mos. El di­bu­jo dia­lo­ga con los pa­pe­les pe­ga­dos so­bre car­tón con­si­guien­do iden­ti­dad y di­men­sión.

Gon­za­lo de la Osa (Se­go­via, 1980) ex­po­ne en su ciu­dad por sexta vez, des­de el 2004; antes lo hi­zo en salas pú­bli­cas, ba­re­tos y ta­pe­rías, co­mo exi­ge es­ta tra­ve­sía del de­sier­to, que se agran­da en ciu­da­des tan her­mo­sas y má­gi­cas co­mo Se­go­via, lo que re­sul­ta pa­ra­dó­ji­co e hi­rien­te, evi­den­cian­do nues­tra in­ca­pa­ci­dad pa­ra dar res­pues­tas.

Es licenciado en co­mu­ni­ca­ción au­dio­vi­sual, mú­si­co, ilus­tra­dor grá­fi­co y ar­ma­dor de vi­deo­clips pre­mia­dos co­mo El bo­te­llón y Ca­be­za de ve­lo­ci­rap­tor. Ha crea­do un es­tu­dio de di­se­ño grá­fi­co con tra­ba­jos pa­ra SONY-BMG,

(2012) Gon­za­lo de la Osa. Co­lla­ge / car­tón. 29 x 21 cm. Ga­le­ría Mon­tón de tri­go mon­tón de pa­ja, Se­go­via. Pre­cio: Tel. 92-146-26-70 Sa­te­li y otros. Y ha co­la­bo­ra­do en re­vis­tas de hu­mor, có­mics y fan­zi­nes. To­do ello, pro­duc­to ha­bi­tual del mo­men­to, ha­ce que su voz ten­ga tin­tes de par­ti­cu­la­ri­dad, pe­ro que ne­ce­si­te con­fian­za y cre­ci­mien­to.

Una ex­po­si­ción, ca­si en mi­nia­tu­ra, que va más allá de su tamaño y que anun­cia fu­tu­ro, a pe­sar de los pe­sa­res, pues el que en­cuen­tra su sen­da, no pue­de de­jar de ca­mi­nar, por mu­cho que le aprie­ten los za­pa­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.