Atsby y su Daisy

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - CA­MI­SA

de es­ta ex­pe­rien­cia los ci­mien­tos de un es­ti­lo que él iba a desa­rro­llar pa­ra con­ver­tir­lo en un gran ne­go­cio 100% ma­de in USA.

Es­ta pri­ma­ve­ra don­de las flap­pers, las ban­das de jazz, el char­les­tón y el art dé­co se han in­ter­pre­ta­do en Pa­rís y en Mi­lán con va­rios gra­dos de so­fis­ti­ca­ción eu­ro­pea, lle­ga de los Es­ta­dos Uni­dos la in­ter­pre­ta­ción más li­te­ral que po­día ha­cer­se, la de la pues­ta al día de los es­ti­los de Gatsby y sus amigos, que de la mano del di­se­ña­dor Ralph Lau­ren apa­re­cen re­no­va­dos gra­cias a los te­ji­dos, la téc­ni­ca y los ac­ce­so­rios, y aun así, ca­si idén­ti­cos a los de la fa­mo­sa pe­lí­cu­la.

Una fies­ta de co­lo­res pas­tel, es­tam­pa­dos que pa­re­cen lle­var pol­vo de vai­ni­lla y ca­ne­la y bur­bu­jas de cham­pán. Mu­je­res que son Daisy Bu­cha­nan y otras que son Jay Gatsby, al día de hoy fi­gu­ras ple­na­men­te in­ter­cam­bia­bles. La li­ge­re­za de los sa­te­nes y las gasas de se­da, del pun­to li­viano y trans­pa­ren­te; la am­pli­tud de las pren­das que se des­pe­gan del cuer­po y bai­lan a su rit­mo; y la bohe­mia inocen­te de los fle­cos y los fu­la­res al vien­to for­man un to­do del que se pue­den se­pa­rar los in­gre­dien­tes con enor­me fa­ci­li­dad.

Es­to es, en reali­dad, la esen­cia de la co­lec­cio­nes de Ralph Lau­ren, la de su es­ti­lo, que tam­bién es el es­ti­lo in­con­fun­di­ble­men­te ame­ri­cano de es­tos tiem­pos.

PAN­TA­LÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.