Re­sul­ta com­pli­ca­do mo­ver fi­cha

La Vanguardia - Dinero - - INVERSIÓN COLECTIVA - Pri­mo Gon­zá­lez

La bol­sa es­pa­ño­la ha ofre­ci­do sín­to­mas de que­rer re­cu­pe­rar­se en las dos úl­ti­mas se­ma­nas, pe­ro los acon­te­ci­mien­tos pe­san más que la dis­po­ni­bi­li­dad de los in­ver­so­res. Una de las mo­ti­va­cio­nes por las que mu­chos no se atre­ven a mo­ver fi­cha en es­tos mo­men­tos en el mer­ca­do na­cio­nal es por­que, tras los puen­tes de san Jo­sé, se ave­ci­nan mo­men­tos cru­cia­les pa­ra el de­ve­nir eco­nó­mi­co del año en cur­so.

Al me­nos hay tres ra­zo­nes pa­ra es­pe­rar y ver: la con­vo­ca­to­ria de huel­ga ge­ne­ral del día 29 de mar­zo, las elec­cio­nes an­da­lu­zas y as­tu­ria­nas del do­min­go 25 y la pre­sen­ta­ción, el pe­núl­ti­mo día del mes, de los pre­su­pues­tos del Es­ta­do pa­ra el año 2012, los del 5,3% del PIB, un ac­to en el que se le­van­ta­rá el ve­lo de mis­te­rio con el que el Go­bierno ha de­ja­do pu­do­ro­sa­men­te fue­ra del al­can­ce de los ciu­da­da­nos el ca­tá­lo­go de pro­pues­tas que de­be­rán re­for­zar de una vez por to­das las po­lí­ti­cas de aus­te­ri­dad y, por lo tan­to, mo­men­to cla­ve pa­ra co­no­cer el al­can­ce de los re­cor­tes en los gas­tos y de los hi­po­té­ti­cos in­cre­men­tos de la fis­ca­li­dad. Con esos tres da­tos en la mano, se­rá po­si­ble tener una idea más pre­ci­sa de lo que le de­pa­ra a la economía es­pa­ño­la en el tra­mo fi­nal del 2012.

De to­das for­mas, a es­tas tres ci­tas lle­ga la economía es­pa­ño­la con al­gu­nas di­fi­cul­ta­des re­suel­tas. La de la fal­ta de li­qui­dez se ha vis­to en bue­na me­di­da su­pera-

Por va­lo­ra­cio­nes, la po­si­ción de la bol­sa es­pa­ño­la pa­re­ce más pro­me­te­do­ra que las del res­to de Eu­ro­pa Los fon­dos es­pe­ran la ci­ta de la úl­ti­ma se­ma­na de mar­zo pa­ra de­fi­nir sus po­si­cio­nes con ma­yor de­ci­sión

da. La de la re­for­ma fi­nan­cie­ra lle­va, en cam­bio, gran re­tra­so. El di­fe­ren­cial de ti­pos de in­te­rés con Ale­ma­nia ape­nas ha pro­gre­sa­do a lo lar­go de las úl­ti­mas se- ma­nas, aun­que se ha pro­du­ci­do un cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo, el de la com­pa­ra­ción des­fa­vo­ra­ble con Ita­lia. Si has­ta ha­ce al­go más de una se­ma­na la pri­ma de ries­go es­pa­ño­la era más sua­ve que la ita­lia­na, nos mo­ve­mos aho­ra por en­ci­ma. Es de­cir, los in­ver­so­res han pre­mia­do a Ita­lia su es­tra­te­gia de sal­va­ción y se mues­tran, en cam­bio, me­nos con­fia­dos con que España lo­gre al­can­zar ob­je­ti­vos im­por­tan­tes, co­mo el de la mo­de­ra­ción del dé­fi­cit. Por lo tan­to, los ti­pos de in­te­rés es­pa­ño­les se man­ten­drán con es­ca­sos avan­ces, se­gún pue­de de­du­cir­se.

En la bol­sa, el año es­tá sien­do muy po­si­ti­vo pa­ra Eu­ro­pa y bas­tan­te par­co en ale­grías en el ca­so es­pa­ñol, aun­que por va­lo­ra­cio­nes la po­si­ción es­pa­ño­la apa­re­ce co­mo más pro­me­te­do­ra. La bol­sa ha ce­rra­do es­ta se­ma­na pa­sa­da ca­si en ta­blas en tér­mi­nos de plus­va­lía anual, mien­tras los mer­ca­dos eu­ro­peos se mue­ven con im­pul­sos más fir­mes al al­za. Al igual que en la ren­ta fi­ja, España si­gue ocu­pan­do una po­si­ción de­li­ca­da, con una con­fian­za bas­tan­te mo­de­ra­da por par­te de los in­ver­so­res. El desen­la­ce de la úl­ti­ma se­ma­na de mar­zo pue­de cam­biar es­ta ti­bie­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.