“Au­sen­cia de po­lí­ti­ca am­bien­tal”

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES -

La “au­sen­cia de una po­lí­ti­ca am­bien­tal” orien­ta­da a crear va­lor so­cio­eco­nó­mi­co, la fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción es­tra­té­gi­ca a lar­go pla­zo y los con­ti­nuos cam­bios en po­lí­ti­ca de es­tí­mu­los fis­ca­les son al­gu­nas de las prin­ci­pa­les ame­na­zas que com­pli­can la crea­ción de empleo ver­de, se­ña­la el in­for­me de la Fun­da­ció Fò­rum Am­bien­tal. El sec­tor ge­ne­ra 382.000 pues­tos de tra­ba­jo di­rec­tos que se dis­tri­bu­yen fun­da­men­tal­men­te en los ám­bi­tos de los re­si­duos (26% de los tra­ba­ja­do­res) y de ener­gías re­no­va­bles y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca (21%).

La fu­tu­ra ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en todos es­tos sec­to­res se ve­rá afec­ta­da en el fu­tu­ro por el ajus­te fi­nan­cie­ro y la au­sen­cia de cré­di­to; pe­ro uno de los elementos que más preo­cu­pa es la su­pre­sión de las ayu­das a las ener­gías re­no­va­bles, lo que pue­de di­fi­cul­tar la tran­si­ción ha­cia un mo­de­lo ener­gé­ti­co más di­ver­si­fi­ca­do e in­ter­na­cio­na­li­za­do.

La con­ge­la­ción de las pri­mas a las ener­gías re­no­va­bles pa­ra los nue­vos pro­yec­tos que sur­jan a par­tir del año 2013 ha crea­do gran ma­les­tar en las em­pre­sas pro­duc­to­ras de elec­tri­ci­dad ver­de (eó­li­ca, fo­to­vol­tai­ca, ter­mo­so­lar, bio­ma­sa...). Es­tas afir­man que se po­ne en ries­go la con­ti­nui­dad de ac­ti­vi­da­des la­bo­ra­les que han da­do a España una gran pro­yec­ción y que el país per­de­rá po­si­cio­nes en los mer­ca­dos glo­ba­les.

El nue­vo di­rec­tor de la Aso­cia­ción de Pro­duc­to­res de Ener­gías Re­no­va­bles (AP­PA), Jau­me Mar- ga­rit, pi­de que ce­se la “inex­pli­ca­ble hos­ti­li­dad” desata­da en España con­tra las re­no­va­bles, y re­cha­za que las com­pa­ñías de elec­tri­ci­dad ver­de sean las cau­san­tes del dé­fi­cit ta­ri­fa­rio eléc­tri­co, co­mo in­sis­ten­te­men­te di­cen las eléc­tri­cas tra­di­cio­na­les. Pi­de que ce­se el aco­so con­tra las fuen­tes de elec­tri­ci­dad lim­pias. “Las re­no­va­bles se sien­ten co­mo si es­tu­vie­ran en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos, co­mo si fue­ran cul­pa­bles de to­do; son tra­ta­das co­mo un tu­mor que se de­be ex­tir­par. Esa be­li­ge­ran­cia de­be ce­sar”, re­cla­ma.

Mar­ga­rit re­cuer­da que en España ha ha­bi­do un apo­yo po­lí­ti­co his­tó­ri­co a las fuen­tes lim­pias que “ha da­do sus fru­tos”. Y por eso pi­de que “no se ti­re por la bor­da to­do lo con­se­gui­do”. “España ha si­do vis­ta en el ex­te­rior co­mo un país ad­mi­ra­ble; sus em­pre­sas han ga­na­do con­cur­sos, tie­nen ins­ta­la­cio­nes y cen­tros tec­no­ló­gi­cos in­no­va­do­res y ad­mi­ra­bles”, agre­ga. To­do es­to pue­de en­trar en de­cli­ve si se pro­lon­ga la ac­tual mo­ra­to­ria in­de­fi­ni­da del Go­bierno pa­ra con­ge­lar las nue­vas ayu­das (a par­tir del 2013) que aho­ra re­co­no­cen, es­ti­pu­la­das pa­ra re­mu­ne­rar y re­co­no­cer las ven­ta­jas de es­tas fuen­tes lim­pias en el re­ci­bo de la luz. Só­lo en­tre el 2009 y el 2010 ya se han per­di­do 20.000 em­pleos en es­tos sec­to­res por el fre­na­zo que dio el úl­ti­mo go­bierno del PSOE.

Mien­tras tan­to, las fu­tu­ras nor­ma­ti­vas am­bien­ta­les en la UE con­ti­nua­rán exi­gien­do una con­ti­nua evo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca –que no pue- de ser des­aten­di­da– fru­to de los am­bi­cio­sos pla­nes co­mu­ni­ta­rios pa­ra re­du­cir la de­pen­den­cia de los com­bus­ti­bles fó­si­les. El re­sul­ta­do se­rá el des­plie­gue de ini­cia­ti­vas de aho­rro, efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y fuen­tes ener­gé­ti­cas au­tóc­to­nas. Y, de no se­guir­se es­te ca­mino, se lle­ga­rá a un mo­de­lo ener­gé­ti­co “po­co efi­cien­te y ca­ro”, di­ce la Fun­da­ció Fò­rum Am­bien­tal.

Se es­pe­ra que los in­gre­sos en tec­no­lo­gías ver­des en el ám­bi­to mun­dial cre­ce­rán más del do­ble en el pe­rio­do 2008-2020, has­ta al­can­zar un vo­lu­men de 3,1 bi­llo­nes de eu­ros. Los ob­je­ti­vos de los pla­nes so­bre ener­gía y cli­ma de la UE, así co­mo los de­ri­va­dos de las di­rec­ti­vas so­bre re­si­duos, aguas y efi­cien­cia de ener­gía, mo­vi­li­za­rán re­cur­sos eco­nó­mi­cos e ins­tru­men­tos de mer­ca­do (in­gre­sos por la subas­ta de los de­re­chos de emi­sión de CO , fon­dos de car­bono, pro­gra­mas Li­fe de la UE 2014-2018…).

La pre­vi­sión es que la UE cree 2,8 mi­llo­nes de em­pleos en el 2020 si se lo­gra que el 20% de la ener­gía pri­ma­ria sea re­no­va­ble. El diag­nós­ti­co coin­ci­de con los in­for­mes del PNUMA y la OIT que tam­bién pro­nos­ti­can una de­man­da cre­cien­te de empleo es­pe­cia­li­za­do. Es­ti­man que en el 2030 las ener­gías re­no­va­bles ge­ne­ra­rán 20,4 mi­llo­nes de em­pleos. “La cri­sis glo­bal, ener­gé­ti­ca y de ma­te­rias pri­mas su­po­nen un desafío éti­co, tec­no­ló­gi­co eco­nó­mi­co” que obli­ga a ten­der ha­cia un mo­de­lo eco­nó­mi­co más ra­cio­nal y res­pe­tuo­so con el pla­ne­ta, di­ce el in­for­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.