Abis­mos de Fu­kus­hi­ma

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Juan Bu­fill

Se sa­be, o se de­be­ría sa­ber, que esas cre­cien­tes pla­gas de me­du­sas que en los úl­ti­mos ve­ra­nos han in­fes­ta­do el Me­di­te­rrá­neo son con­se­cuen­cia de cam­bios des­truc­ti­vos de ori­gen hu­mano. Las tor­tu­gas que de­vo­ra­ban me­du­sas mue­ren por­que, con­fun­di­das por un as­pec­to pa­re­ci­do, de­vo­ran los plás­ti­cos que la gen­te in­cul­ta de los ya­tes y las pla­yas ti­ran al mar sin pen­sar. O mue­ren en la tram­pa de las re­des de pes­ca aban­do­na­das. Muer­to su prin­ci­pal de­pre­da­dor, la me­du­sa pro­li­fe­ra, y me­jor en las aguas re­ca­len­ta­das por el efec­to in­ver­na­de­ro de la con­ta­mi­na­ción del ai­re.

En­tre me­du­sas y cé­lu­las: ese era el as­pec­to que te­nían los pe­que­ños or­ga­nis­mos que Aley­dis Ris­pa en­con­tró en la ori­lla del mar, ori­gen de una se­rie fo­to­grá­fi­ca que ha lla­ma­do Mé­du­las. Es­ta pa­la­bra, tal co­mo la em­plea ella, es una con­trac­ción de me­du­sa y cé­lu­la, pe­ro no pre­ten­de tener ri­gor cien­tí­fi­co, ni se­ña­lar la apa­ri­ción de una nue­va y pe­li­gro­sa es­pe­cie mu­tan­te en nues­tros ma­res. Sin em­bar­go, esa alu­sión a lo mu­tan­te re­pre­sen­ta una reali­dad que sue­le ser ig­no­ra­da, in­clu­so es­ca­mo­tea­da en unos me­dios sa- tu­ra­dos de no­ti­cias ais­la­das y por ello po­co com­pren­si­bles: la pro­gre­si­va des­truc­ción del frá­gil eco­sis­te­ma marino, de­bi­da a la ac­ti­vi­dad hu­ma­na.

Ha­cía diez años que Ris­pa (Sort, 1964) no pre­sen­ta­ba una mues­tra in­di­vi­dual en una ga­le­ría pri­va­da. Du­ran­te años es­ta fo­tó­gra­fa ha­bía rea­li­za­do dis­tin­tas se­ries que alu­dían a la des­truc­ción de la vi­da ma­ri­na a cau­sa de la pes­ca in­ten­si­va, la con­ta­mi­na­ción in­dus­trial, la mi­ne­ría tó­xi­ca, el ca­len­ta­mien­to, el ver­ti­do de re­si­duos y plás­ti­cos o el de­rra­ma­mien­to de pe­tró­leo. Fue la ca­tás­tro­fe de Fu­kus­hi­ma, la ma­yor con­ta­mi­na­ción ra­diac­ti­va ma­ri­na de la his­to­ria, lo que la de­ci­dió a vol­ver a ex­po­ner. En Est­her Mon­to­riol, Ris­pa des­plie­ga dis­tin­tas se­ries de fo­to­gra­mas y qui­mio­gra­mas rea­li­za­dos en­tre 1990 y 2012. El sen­ti­do crí­ti­co de las obras no se con­tra­di­ce con su in­ten­si­dad plás­ti­ca. Los fo­to­gra­mas en co­lor de la se­rie Abi­sa­les, por ejem­plo, ex­pre­san la be­lle­za de lo que flu­ye y tie­ne vi­da o luz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.