Del in­te­rés de las subidas sa­la­ria­les

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

El ar­gu­men­to en Ale­ma­nia es cla­ro: tras años de con­ge­la­cio­nes es ho­ra de re­co­ger los fru­tos de un buen año de cre­ci­mien­to. En España, la CEOE y nu­me­ro­sos ex­per­tos re­co­mien­dan de­jar de vin­cu­lar sa­la­rios a la in­fla­ción. Pe­ro ya los clá­si­cos Smith y Ri­car- do re­co­men­da­ban re­tri­buir a los tra­ba­ja­do­res pa­ra que pu­die­ran ase­gu­rar la re­pro­duc­ción de sus con­di­cio­nes de vi­da. Y Henry Ford subió de uno a cin­co dó­la­res dia­rios la pa­ga de sus tra­ba­ja­do­res: “Pa­ra que pue­dan com­prar mis co­ches”, di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.