El di­fí­cil ar­te de com­prar en la em­pre­sa

La enor­me vo­la­ti­li­dad de los mer­ca­dos de ma­te­rias pri­mas obli­ga a afi­nar la ges­tión de ries­gos

La Vanguardia - Dinero - - GESTIÓN - Jor­di Gou­la

Vean la evo­lu­ción de al­gu­nos pre­cios a lo lar­go de los úl­ti­mos me­ses y juz­guen. El po­li­eti­leno en el año 2011 se ha mo­vi­do en una hor­qui­lla de 1.225-1.600 eu­ros la to­ne­la­da y aho­ra es­tá en 1.550. El tri­go es­tá a 215 eu­ros/t, pe­ro en el 2011 em­pe­zó a 270 y aca­bó en 160. El zu­mo de na­ran­ja es­tá hoy en el NYBOT a 145 cén­ti­mos de dó­lar por li­bra cuan­do a fi­na­les de año lle­gó a 210. El alu­mi­nio es­tá a 2.300 dó­la­res/t fren­te a los 2.600 del ter­cer tri­mes­tre del 2011...

An­te es­tos al­ti­ba­jos en las co­ti­za­cio­nes y en un pla­zo tan cor­to, es ob­vio que la fun­ción del je­fe de com­pras de la em­pre­sa que las pre­ci­sa pa­ra la fa­bri­ca­ción de sus pro­duc­tos –o pa­ra sus en­va­ses– es ca­da día más di­fí­cil. Y pa­ra Aer­ce (Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Pro­fe­sio­na­les de Com­pras), la si­tua­ción en España se ha­lla muy le­jos de ser la idó­nea. Así, se­gún el In­for­me 2011 de ges­tión de ries­gos en la com­pra de com­mo­di­ties, “só­lo el 38% de las com­pa­ñías tie­nen es­ta­ble­ci­dos sis­te­mas glo­ba­les de ges­tión de ries­gos de­ri­va­dos de pro­ble­mas de su­mi­nis­tro, de los mer­ca­dos, or­ga­ni­za­cio­na­les... En las gran­des es un 55% y en las py­mes, un 26%”. De aquí que “el 36% de las com­pa­ñías des­co­noz­ca có­mo afec­ta a su es­truc­tu­ra de cos­tes las fluc­tua­cio­nes en los mer­ca­dos de ma­te­rias pri­mas” o que “ca­si un 70% de las em­pre­sas ig­no­re la evo­lu­ción de los pre­cios que re­per­cu­ten en su lo­gís­ti­ca o en­va­ses y se cen­tre so­la­men­te en los com­po­nen­tes de su pro­duc­to fi­nal”.

En los úl­ti­mos años ha ha­bi­do gran­des cam­bios en la fun­ción de com­pras. Mi­guel Be­ní­tez, vicepresidente de Aer­ce Ca­ta­lun­ya si­túa la fron­te­ra del cam­bio en el 2005, cuan­do con­flu­yen di­ver­sos fac­to­res, des­de el des­pe­gue de paí­ses emer­gen­tes has­ta la en­tra­da de en­ti­da­des fi­nan­cie­ras en el mer­ca­do, pa­san­do por la ma­yor sig­ni­fi­ca­ción del me­dio am­bien­te. “Des­de en­ton­ces, la gen­te de com­pras es­ta­mos obli­ga­dos a en­ten­der de te­mas más glo­ba­les. El com­pra­dor que no se prepare pa­ra en­fren­tar­se a la vo­la­ti­li­dad pier­de opor­tu­ni­da­des y asu­me ries­gos enor­mes sin sa­ber­lo”. Pa­ra Eduard Te­nas, di­rec­tor de com­pras del gru­po Damm, otro de los gran­des cam­bios ope­ra­dos es­tá en el ti­ming. “Antes to­do se ne­go­cia­ba en un mes de­ter­mi­na­do. Aho­ra, el mo­men­to bueno pa­ra ha­cer­lo no sa­bes cuál es. El ti­ming de ne­go­cia­ción es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Ca­da com­pa­ñía pue­de se­guir una es­tra­te­gia di­fe­ren­te, de acuer­do con su per­fil de ries­go. Y, de es­ta ma­ne­ra, cual­quier mo­men­to de com­pra pue­de ser el bueno”.

Es­te es­ce­na­rio no­ve­do­so pue­de lle­var a si­tua­cio­nes com­ple­jas, en las que al­guien pue­da lle­gar a pe­dir pe­ras al ol­mo. Por ello, Be­ní­tez ad­vier­te que “con una vo­la­ti­li­dad tan gran­de es im­po­si­ble cum­plir el bud­get y ha­cer­lo tam­bién me­jor que el mer­ca­do. Hay que li­mi­tar­se a lo pri­me­ro”. “En Damm lo ha­ce­mos así. Ve­mos las com­mo­di­ties que más nos afec­tan en el pac­ka­ging, en la ela­bo­ra­ción del pro­duc­to y la ener­gía. Ana­li­za­mos el im­pac­to de com­prar en el me­jor o peor mo­men­to, que en al­gu­nos ca­sos pue­de di­fe­rir en un 50% o más. Nun­ca se pue­de com­prar en el pun­to óp­ti­mo, pe­ro si ajus­tar­se to­do lo po­si­ble”, apun­ta Te­nas.

En reali­dad, ca­da em­pre­sa tie­ne que ser ca­paz de de­fi­nir que ries­go tie­ne. “Con las vo­la­ti­li­da­des his­tó­ri­cas te­ne­mos una guía pa­ra de­fi­nir la po­lí­ti­ca de com­pras”, di­ce Be­ní­tez, quien aña­de lo im­por­tan­te que es hoy man­te­ner una po­lí­ti­ca común con el de­par­ta­men­to de fi­nan­zas pa­ra una me­jor de­fi­ni­ción de los ins­tru­men­tos de co­ber­tu­ra. Es­te as­pec­to es cla­ve. “His­tó­ri­ca­men­te, di­ce, los de­par­ta­men­tos de fi­nan­zas han ma­ne­ja­do muy bien el ti­po de cam­bio. Pe­ro en los úl­ti­mos años los pre­cios del tri­go, azú­car o cual­quier otra ma­te­ria pri­ma se han con­ver­ti­do en un rom­pe­ca­be­zas, por­que tie­nen una in­ci­den­cia tan al­ta en el pro­duc­to aca­ba­do, que un error pue- de dar al tras­te con la cuenta de re­sul­ta­dos. Ahí en­tra fi­nan­zas. En España hay po­cas em­pre­sas que tra­ba­jen así, por ello des­de Aer­ce ex­hor­ta­mos a la co­la­bo­ra­ción”. En de­fi­ni­ti­va, “ca­da com­pa­ñía tie­ne su po­lí­ti­ca. Por ejem­plo, pue­de com­prar una par­te en pro­duc­to fí­si­co, otra en de­ri­va­dos en bol­sa y otra en mer­ca­dos OTC con pro­vee­do­res”.

Te­nas plan­tea la im­por­tan­cia de di­luir el ries­go me­dian­te el co­rrec­to uso de las he­rra­mien­tas de co­ber­tu­ra. Muy li­ga­do a es­tos se ha­lla la in­for­ma­ción que se uti­li­za. “Una vez ya es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra cal­cu­lar el im­pac­to que pue­de tener en la cuenta de re­sul­ta­dos la evo­lu­ción de las ma­te­rias pri­mas, ¿qué da­tos usa­mos? Hoy te­ne­mos mu­cha in­for­ma­ción y ca­da com­pa­ñía de­be plan­tear­se qué pro­vee­do­res in­for­ma­ti­vos ele­gi­rá, pa­ra evi­tar per­der-

Ca­si un 70% de las em­pre­sas ig­no­ra la evo­lu­ción de los pre­cios que re­per­cu­ten en sus en­va­ses

se en aná­li­sis que pue­dan pa­ra­li­zar sus de­ci­sio­nes. El ob­je­ti­vo es muy cla­ro, de­bes tra­tar de an­ti­ci­par­te”. La cla­ve es acer­tar y el pro­ble­ma es­tá en có­mo ha­cer­lo. Por ello es im­por­tan­te co­le­giar la de­ci­sión. Así, re­cuer­da la im­por­tan­cia de com­par­tir el plan de ac­ción adop­ta­do en la de­ci­sión de com­pra con fi­nan­zas y con la di­rec­ción ge­ne­ral. “El ries­go asu­mi­do de­be ser com­par­ti­do”, aña­de.

Y con­clu­ya­mos con un as­pec­tos des­ta­ca­do del in­for­me que de­fi­ne bien la si­tua­ción en nues­tras em­pre­sas. “En un 76% de los ca­sos, los pre­cios que pa­gan las com­pa­ñías por sus ma­te­rias pri­mas es­tán al mar­gen de la di­ná­mi­ca de los mer­ca­dos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.