GA­RAN­TÍA DE FU­TU­RO

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS - Su­sa­na Tin­to­ré Bar­ce­lo­na Ac­ti­va

Di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de ser­vi­cios a las em­pre­sas y al em­pleo de Bar­ce­lo­na Ac­ti­va

La ca­pa­ci­dad em­pren­de­do­ra de un te­rri­to­rio es un fac­tor de­ter­mi­nan­te de su di­na­mis­mo eco­nó­mi­co, de un mer­ca­do de tra­ba­jo ge­ne­ra­dor de em­pleo y de al­tos ni­ve­les de com­pe­ti­ti­vi­dad, in­no­va­ción y cohe­sión so­cial. An­te la si­tua­ción ac­tual, la crea­ción de em­pre­sas se con­vier­te en un ac­ti­vo de pro­gre­so, tan­to pa­ra aque­llas per­so­nas que en­cuen­tran en la em­pren­de­du­ría una res­pues­ta a su si­tua­ción la­bo­ral, co­mo pa­ra aque­llas que de­tec­tan y apro­ve­chan opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio.

Y es que en tiem­pos di­fí­ci­les, el he­cho de em­pren­der por opor­tu­ni­dad con­vi­ve con el de em­pren­der por ne­ce­si­dad, pe­ro los dos con un ob­je­ti­vo co­mún: im­pul­sar em­pre­sas via­bles que ge­ne­ren ri­que­za y em­pleo en el te­rri­to­rio. Las per­so­nas que apues­tan por trans­for­mar una idea de ne­go­cio en un pro­yec­to em­pre­sa­rial, pa­ra in­no­var, pa­ra en­con­trar nue­vos ni­chos de mer­ca­do, pa­ra sa­lir al ex­te­rior y, en de­fi­ni­ti­va, pa­ra arries­gar­se, se­rán la ba­se que nos per­mi­ti­rá ade­lan­tar ha­cia un nue­vo mo­de­lo de cre­ci­mien­to.

Bar­ce­lo­na se ca­rac­te­ri­za por una lar­ga tra­di­ción em­pren­de­do­ra reunien­do, ca­da vez más, a per­so­nas con va­lo­res co­mo el ri­gor, la am­bi­ción y el es­fuer­zo. Es­pe­cial­men­te en es­tos mo­men­tos, Bar­ce­lo­na ne­ce­si­ta de­mos­trar que su po­ten­cial em­pren­de­dor es más fuer­te que nun­ca. Di­cen que una em­pre­sa que na­ce y cre­ce en un en­torno eco­nó­mi­co co­mo el ac­tual, y lo ha­ce con éxi­to, pue­de sa­lir de es­ta cri­sis más re­for­za­da y sien­do más com­pe­ti­ti­va. Y, des­de las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas te­ne­mos que es­tar al la­do de los em­pre­sa­rios pa­ra ayu­dar­los a con­tro­lar los ries­gos in­he­ren­tes al he­cho de em­pren­der, so­bre to­do en si­tua­cio­nes co­mo la ac­tual. Sin em­bar­go, tan im­por­tan­te es que se ge­ne­ren nue­vas em­pre­sas co­mo que es­tas se con­so­li­den con éxi­to, crez­can con vi­sión glo­bal y creen pues­tos de tra­ba­jo.

An­te la ne­ce­si­dad de ac­ción en un en­torno lleno de re­tos pe­ro tam­bién de opor­tu­ni­da­des, se cons­ti­tu­ye la Tau­la Bar­ce­lo­na Crei­xe­ment, pa­ra tra­ba­jar, jun­to a los agen­tes so­cia­les y eco­nó­mi­cos y con ex­per­tos en di­fe­ren­tes ma­te­rias, bus­can­do ayu­dar a la reac­ti­va­ción de la eco­no­mía y ge­ne­rar em­pleo.

En es­te sen­ti­do, tra­ba­ja­mos pa­ra ha­cer de Bar­ce­lo­na un en­torno bu­si­ness friendly don­de sea fá­cil em­pren­der, don­de sea fá­cil ha­cer cre­cer una em­pre­sa y, en de­fi­ni­ti­va, don­de sea fá­cil crear lu­ga­res de tra­ba­jo. De mo­men­to, te­ne­mos par­te del ca­mino re­co­rri­do por­que la ca­pi­tal de Ca­ta­lun­ya se si­túa en la sex­ta po­si­ción en­tre las me­jo­res ciu­da­des eu­ro­peas pa­ra ha­cer ne­go­cios, pa­san­do por de­lan­te de otras co­mo Ma­drid, Bru­se­las, Mu­nich o Zu­rich, se­gún el Eu­ro­pean Ci­ties Mo­ni­tor del 2011.

Ade­más, dis­fru­ta de una si­tua­ción geo­grá­fi­ca pri­vi­le­gia­da co­mo puer­ta de en­tra­da del sur de Eu­ro­pa y ca­pi­tal del Me­di­te­rrá­neo. Cuen­ta con una red de in­fraes­truc­tu­ras me­tro­po­li­ta­nas de pri­mer ni­vel que la con­vier­te en un nú­cleo es­tra­té­gi­co de dis­tri­bu­ción y co­ne­xión con los prin­ci­pa­les mer­ca­dos eu­ro­peos e in­ter­na­cio­na­les. Y, co­mo prin­ci­pal va­lor in­tan­gi­ble, ofre­ce una mar­ca re­co­no­ci­da por to­do el mun­do que si­túa en el ma­pa no sólo nues­tra ciu­dad, sino tam­bién sus em­pre­sas. To­dos es­tos ele­men­tos con­fi-

Bar­ce­lo­na Ac­ti­va irá po­nien­do en mar­cha gra­dual­men­te du­ran­te el 2012 la Ofi­ci­na de Aten­ción a la Em­pre­sa

gu­ran una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va pa­ra el te­ji­do em­pre­sa­rial de Bar­ce­lo­na. Pe­ro aho­ra to­ca dar un pa­so ade­lan­te co­mo apues­ta pa­ra apo­yar la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, acom­pa­ñar a las em­pre­sas an­te los re­tos de fu­tu­ro y fa­ci­li­tar la ge­ne­ra­ción de em­pleo.

Por ello y pa­ra avan­zar ha­cia la crea­ción de una ciu­dad que sea fá­cil pa­ra los ne­go­cios, Bar­ce­lo­na Ac­ti­va irá po­nien­do en mar­cha gra­dual­men­te du­ran­te el 2012 la Ofi­ci­na de Aten­ción a la Em­pre­sa, una de las 30 me­di­das que na­cen de la ini­cia­ti­va Bar­ce­lo­na Crei­xe­ment. Se pre­vé que, a fi­na­les del 2013, la ofi­ci­na in­te­gre ca­si to­da la car­te­ra de ser­vi­cios y se con­vier­ta en una ven­ta­ni­lla úni­ca de in­ter­lo­cu­ción en­tre la ad­mi­nis­tra­ción lo­cal y el con­jun­to de em­pre­sas de la ciu­dad pa­ra in­for­mar, re­ci­bir y va­li­dar to­dos los trá­mi­tes en ma­te­ria de li­cen­cias y per­mi­sos, fi­nan­cia­ción o cons­ti­tu­ción te­le­má­ti­ca, en­tre otros. Es­ta ta­rea la lle­va­re­mos a ca­bo en un mar­co de co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da y ca­na­li­zan­do las prin­ci­pa­les ne­ce­si­da­des del te­ji­do pro­duc­ti­vo de la ciu­dad.

En de­fi­ni­ti­va, em­pren­de­do­res y em­pre­sas son la ga­ran­tía de fu­tu­ro, pe­ro de­ben con­ver­tir­se en el mo­tor eco­nó­mi­co de hoy pa­ra avan­zar ha­cia la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y el pro­gre­so so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.