Des­lum­bran­te Li­dia To­ga

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - To­más Pa­re­des

Des­lum­bran­te en su fra­gi­li­dad, en su ter­nu­ra, su mun­do, en su ca­pa­ci­dad pa­ra unir lo trans­pa­ren­te y lo tras­lú­ci­do, la tra­di­ción y la in­tui­ción. Hay gen­te jo­ven con ta­len­to: Al­bano, Bea­triz Kis­sing, Mar­ta Bo­tas, João Mou­ro, el Sr. X, Freeuno, Igle o Li­dia To­ga con pe­rri­to.

Li­dia To­ga (Ma­drid 1980) pa­só por un co­le­gio ex­pe­ri­men­tal. Hi­zo muy rá­pi­do el ba­chi­lle­ra­to, por­que que­ría lle­gar a Be­llas Ar­tes; des­pués de seis años en la fa­cul­tad de Ma­drid, no se li­cen­ció co­mo pro­tes­ta. “Lo de­jé y em­pe­cé otra vez a di­bu­jar, ocho años de hos­te­le­ría, di­bu­jar e in­de­pen­den­cia”, con­fie­sa. Tra­ba­ja de ca­ma­re­ra pa­ra po­der pin­tar lo que quie­re.

Reali­zó un vi­deo­clip pa­ra Cris­ti­na Ro­sen­vin­gen, Ani­ma­les ver­te­bra­dos. Ha pu­bli­ca­do un li­bro, Las ti­ras de la ira, con di­bu­jos, bo­ca­di­llos e his­to­rie­tas. Ha ex­pues­to una in­di­vi­dual en Ma­drid, Uto­pick Us Ga­llery, con ru­bro Ojo y ca­be­za les in­vi­tan a su en­la­ce. Ahí la co­no­cí, una tar­de que­ren­cio­sa, ella con su pe­rri­llo desafian­te e inofen­si­vo, yo vien­do es­pa­cios don­de mues­tran su obra los que no tie­nen es­pa­cio.

Cuan­do me en­con­tré con es- tas acua­re­las y es­ta pin­tu­ra me que­dé es­tu­pe­fac­to. ¿Có­mo no veían los pro­fe­sio­na­les la di­fe­ren­cia en­tre la vul­ga­ri­dad y es­ta pin­tu­ra he­cha con las an­te­nas abier­tas de la sen­si­bi­li­dad?

Sus re­fe­ren­tes: “Fuer­za y pu­re­za, el san­tua­rio de Arán­za­zu y Otei­za co­mo ar­tis­ta pu­ro. Ba­con co­mo vís­ce­ra, Ha­yao Mi­ya­za­ki por su invención de per­so­na­jes. Osa­mu Tezu­ka, crea­dor re­don­do por sus cortos ex­pe­ri­men­ta­les y por ha­cer un có­mic con con­cien­cia y de­nun­cia so­cial”.

En su obra se da cita la gra­cia pa­ra im­bri­car su­rrea­lis­mo e in­for­ma­lis­mo, ar­bi­tra­rie­dad y or­den, blan­cos y vi­vas cro­mías, co­mo un in­men­so mu­ral, lleno de gen­te y de ideas, que de re­pen­te se po­ne en mar­cha, nos fas­ci­na y nos gus­ta­ría en­gan­char­nos a él y for­mar par­te de esa trou­pe li­ber­ta­ria. Pre­cio: de 200 a 2.500 eu­ros. De­ben dar­se pri­sa quie­nes quie­ran obras fi­jas de Li­dia, por­que la veo en el mo­vi­mien­to, en la ani­ma­ción, re­ba­ja­do el pu­dor que tra­ta de es­con­der sus evi­den­tes po­si­bi­li­da­des (li­dia­to­ga@gmail.com).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.