De­por­te con es­ti­lo

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Ain­tza­ne Gas­te­si

Las co­la­bo­ra­cio­nes en­tre mar­cas y di­se­ña­do­res son ha­bi­tua­les en el mun­do del lu­jo, que bus­ca nue­vas vías pa­ra sor­pren­der con pren­das o ac­ce­so­rios es­pe­cia­les. En es­te ca­so, el ma­tri­mo­nio de con­ve­nien­cia une di­se­ño de­por­ti­vo, in­ge­nie­ría y ma­te­ria­les de al­ta ca­li­dad de la mano de la lí­nea de mo­da de Fe­rra­ri SpA y de Co­bra Pu­ma, la di­vi­sión ex­clu­si­va de­di­ca­da al golf de la mar­ca de­por­ti­va. El re­sul­ta­do, la Fe­rra­ri Golf Co­llec­tion, es una nue­va ga­ma de ro­pa, cal­za­do, bol­sas e in­clu­so pa­los que cu­bre to­das las ne­ce­si­da­des pa­ra la prác­ti­ca del de­por­te con un plus de dis­tin­ción y ex­clu­si­vi­dad.

Se­gún ex­pli­ca el pre­si­den­te de Co­bra Pu­ma Golf, Bob Phi­lion, no se tra­ta de una co­la­bo­ra­ción pun­tual, sino de una co­lec­ción con am­bi­ción de con­ti­nui­dad. Pa­ra el di­se­ño y ela­bo­ra­ción de las di­fe­ren­tes pie­zas de la co­lec­ción, han co­la­bo­ra­do los in­ge­nie­ros de equi­pa­mien­to que ela­bo­ran los pa­los y el ma­te­rial de­por­ti­vo de Co­bra Pu­ma jun­to con los pro­fe­sio­na­les de la di­vi­sión de mo­da y com­ple­men­tos de Fe­rra­ri.

Es­ta tem­po­ra­da, la fir­ma pu­so a la ven­ta a me­dia­dos de ju­lio las pri­me­ras pren­das de la co­lec­ción: los po­los, cha­que­tas, pan­ta­lo­nes y pun­to, que uti­li­zan la tec­no­lo­gía Cool­max, con fac­tor 50 de pro­tec­ción so­lar y te­ji­dos téc­ni­cos de­por­ti­vos que re­gu­lan la tem­pe­ra­tu­ra del cuer­po du­ran­te la prác­ti­ca de­por­ti­va.

Pe­ro la jo­ya de la co­lec­ción son los sa­cos pa­ra los pa­los ela­bo­ra­dos en piel y los za­pa­tos, que tam­bién son las pie­zas más ca­ras. En la ela­bo­ra­ción de los za­pa­tos se han uti­li­za­do los úl­ti­mos avan­ces en ma­te­rial de­por­ti­vo de Pu­ma pa­ra me­jo­rar la trac­ción y la es­ta­bi­li­dad en el cam­po, in­cor­po­rar la fu­sión de mo­da y tec­no­lo­gía pa­ra una pren­da. Por su par­te, las bol­sas pa­ra los pa­los o los za­pa­tos es­tán ela­bo­ra­das con piel de Plo­tro­na, la mis­ma que se uti­li­za pa­ra los in­te­rio­res de los de­por­ti­vos de Fe­rra­ri.

La pri­me­ra co­lec­ción es sólo pa­ra hom­bre, y se dis­tri­bu­ye ex­clu­si­va­men­te a tra­vés de las tien­das Fe­rra­ri de las prin­ci­pa­les ciu­da­des del mun­do, pe­ro no en la tien­da on li­ne. En Es­pa­ña, hay es­ta­ble­ci­mien­tos en Bar­ce­lo­na, Ma­drid y Má­la­ga.

No dis­po­ne de una fi­lo­so­fía pa­ra los in­ci­den­tes an­tes de que ocu­rran; por lo tan­to, no tie­ne ca­pa­ci­dad de elec­ción”. Y Eu­ro­pa tie­ne me­dio pro­yec­to: de­be com­ple­tar­lo ya o bien ol­vi­dar­se de la Unión Eu­ro­pea.

La unión mo­ne­ta­ria es in­efi­caz sin unión eco­nó­mi­ca y el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo no cum­ple su pa­pel: no ha­ce ni de­ja ha­cer a los bancos cen­tra­les na­cio­na­les, lo cual im­pi­de so­lu­cio­nar la cri­sis y per­mi­te que unos pocos con in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da ga­nen en la bol­sa lo que la ma­yo­ría per­de­mos, al vai­vén de cier­tas de­cla­ra­cio­nes y de las in­tere­sa­das agen­cias de ca­li­fi­ca­ción (an­ti­eu­ro­peas). Por su par­te, Mer­kel (la doc­to

ra No, co­mo bien la re­bau­ti­zó Màrius Carol) lle­na las ar­cas ale­ma­nas con los mi­les de mi­llo­nes de eu­ros que sa­len de Es­pa­ña pre­ci­sa­men­te a cau­sa de esa po­lí­ti­ca ale­ma­na dis­fra­za­da de eu­ro­pea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.