Pa­pel en pe­li­gro de ex­tin­ción

El cu­rrí­cu­lum tra­di­cio­nal im­pre­so pue­de te­ner los días con­ta­dos por el au­ge de las redes so­cia­les

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO - Nu­ria Pe­láez

Im­pri­mir una mon­ta­ña de cu­rrí­cu­lum, me­ter­los en so­bres, pe­gar­les un se­llo y echar­los al bu­zón. Es­te ges­to, tan ha­bi­tual ha­ce tan sólo unos años, se ha con­ver­ti­do hoy en un anacro­nis­mo. Las pá­gi­nas web, por­ta­les de em­pleo y redes so­cia­les ha­cen ca­da vez me­nos fre­cuen­te el uso del tra­di­cio­nal cu­rrí­cu­lum en pa­pel que, pa­ra al­gu­nos, po­dría te­ner los días con­ta­dos. Aun así, se­gún una encuesta de Man­po­wer, el 40% de los des­em­plea­dos es­pa­ño­les usa sólo cu­rrí­cu­lum en pa­pel al bus­car tra­ba­jo. Un 13% sólo los uti­li­za en ver­sión di­gi­tal y el 47% res­tan­te em­plea am­bas op­cio­nes.

El uso de un for­ma­to u otro de­pen­de mu­cho del ti­po de pues­to al que se di­ri­ge el can­di­da­to. Pa­ra tra­ba­jar en pe­que­ños ne­go­cios co­mo tien­das o ta­lle­res, y pa­ra los pues­tos me­nos cua­li­fi­ca­dos, el pa­pel es ha­bi­tual. “En nues­tras ofi­ci­nas se re­ci­ben aún mu­chos im­pre­sos, aun­que siem­pre su­ge­ri­mos al can­di­da­to que in­tro­duz­ca sus da­tos en la web por­que eso nos ayu­da en el pro­ce­so de bús­que­da”, ex­pli­ca Ma­ría Jo­sé Martín, di­rec­to­ra de atrac­ción y ges­tión de ta­len­to de Man­po­wer­Group. Martín re­cuer­da que “las em­pre­sas bus­can can­di­da­tos, y la fuente por la que lle­guen les re­sul­ta in­di­fe­ren­te”.

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, los más jó­ve­nes son quie­nes más uti­li­zan el cu­rrí­cu­lum en pa­pel: un 46% de los des­em­plea­dos de en­tre 16 y 24 años di­ce em­plear úni­ca­men­te es­te for­ma­to. Uno de los es­ce­na­rios don­de más se uti­li­za to­da­vía es la en­tre­vis­ta per­so­nal. Sa­lud Mu­da­rra, con­sul­to­ra de Adec­co Pro­fes­sio­nal, des­ta­ca que los en­tre­vis­ta­do­res sue­len usar el cu­rrí­cu­lum vi­tae im­pre­so “pa­ra re­pa­sar la tra­yec­to­ria del can­di­da­to y to­mar las ano­ta­cio­nes per­ti­nen­tes”, por lo que mu­chos can­di­da­tos acu­den al en­cuen­tro con el do­cu­men­to im­pre­so y, en mu­chas oca­sio­nes, “con un USB que con­tie­ne su cu­rrí­cu­lum por si el con­sul­tor ne­ce­si­ta ha­cer uso del mis­mo”. Aun así, Mu­da­rra re­co­no­ce que el for­ma­to en lí­nea es una he­rra­mien­ta rá­pi­da que fa­ci­li­ta la se­lec­ción “apor­tan­do al can­di­da­to un re­por­te in­me­dia­to so­bre el es­ta­do de su can­di­da­tu­ra”.

En­tre los per­fi­les más cua­li­fi­ca­dos, el cu­rrí­cu­lum im­pre­so es aún me­nos ha­bi­tual, aun­que en épo­ca de cri­sis al­gu­nos candida- tos re­cu­rren a él “por­que pien­san que así su perfil lla­ma­rá más la aten­ción, aun­que es­ta idea es to­tal­men­te equi­vo­ca­da”, ad­vier­te Jo­sep Ollo­nar­te, di­rec­tor de Rands­tad Pro­fes­sio­nals en Bar­ce­lo­na. Ollo­nar­te cree que, tras la cri­sis, el cu­rrí­cu­lum im­pre­so des­apa­re­ce­rá de­fi­ni­ti­va­men­te an­te las redes so­cia­les, “que per­mi­ten ha­cer una bús­que­da más fo­ca­li­za­da de can­di­da­tos avan­zan­do en tiem­po y ca­li­dad de la in­for­ma­ción pa­ra el se­lec­cio­na­dor”.

Una ten­den­cia a la que ya ha su­cum­bi­do el ám­bi­to de la se­lec­ción de di­rec­ti­vos, don­de el cu­rrí- cu­lum en pa­pel es di­rec­ta­men­te inexis­ten­te. “Se ha con­ver­ti­do en una ra­re­za: si en el año 2000 lle­gá­ba­mos a re­ci­bir unas 300 car­tas por ofer­ta de em­pleo pu­bli­ca­da, aho­ra no lle­ga­mos a 3 al año –ex­pli­ca Víc­tor Ca­ru­lla, ma­na­ging part­ner de Head­way Exe­cu­ti­ve Search–. Los po­cos cu­rrí­cu­lum que so­le­mos re­ci­bir en pa­pel sue­len ser de per­fi­les de edad avan­za­da, que ha­ce años o en al­gu­nos ca­sos dé­ca­das que no bus­can tra­ba­jo, y no han te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ser ase­so­ra­dos co­rrec­ta­men­te pa­ra uti­li­zar los mé­to­dos mo­der­nos y efec­ti­vos”.

BER­NARD JAU­BERT AGE FOTOSTOCK

Los can­di­da­tos sue­len lle­var su cu­rrí­cu­lum im­pre­so en pa­pel cuan­do asis­ten a una en­tre­vis­ta de se­lec­ción

/

Fuente: Man­po­wer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.