Más cri­sis y más in­cer­ti­dum­bre

La Vanguardia - Dinero - - INVERSIÓN COLECTIVA - Pri­mo Gon­zá­lez

Las pre­vi­sio­nes eco­nó­mi­cas, que has­ta ha­ce unos días ofre­cían am­plias zo­nas de ne­bu­lo­sa, se han ido cla­ri­fi­can­do en las jor­na­das re­cien­tes en las que al­gu­nos or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les han en­fria­do las ex­pec­ta­ti­vas, en es­pe­cial en lo que ata­ñe a la eu­ro­zo­na y, co­mo no, a Es­pa­ña. Si al­go ha que­da­do cla­ro en los úl­ti­mos días, a la luz de los aná­li­sis que ya cir­cu­lan por las me­sas de los ges­to­res de to­do el mun­do, es que la sa­li­da de la cri­sis se pue­de alar­gar más allá del año 2013, so­bre to­do tras el em­peo­ra­mien­to de las pre­vi­sio­nes de la economía ale­ma­na, que es el au­tén­ti­co mo­tor de la zo­na.

El im­pac­to de es­te em­peo­ra­mien­to de las pre­vi­sio­nes eco­nó­mi­cas en los mer­ca­dos pue­de en­tor­pe­cer un po­co el ho­ri­zon­te in­me­dia­to, tan­to en la ren­ta fi­ja co­mo en la va­ria­ble, aun­que a la vis­ta de có­mo se han com­por­ta­do los in­ver­so­res en los úl­ti­mos me­ses, ma­ne­jan­do con su­ma cau­te­la sus po­si­cio­nes de ries­go en las bol­sas, ca­be su­po­ner que la bo­nan­za de la ren­ta fi­ja se pro­lon­gue un po­co más en de­tri­men­to de los mer­ca­dos de ac­cio­nes.

De mo­men­to, la pri­ma de ries­go es­pa­ño­la se ha en­du­re­ci­do de nue­vo pa­ra re­gre­sar a ni­ve­les por en­ci­ma de los 400 pun­tos bá­si­cos, ya que los in­ver­so­res han rea­li­za­do nue­vos mo­vi­mien­tos de apro­xi­ma­ción a los bo­nos ale­ma­nes en de­tri­men­to de los pe­ri­fé­ri-

Las nue­vas pre­vi­sio­nes eco­nó­mi­cas alar­gan la ex­pec­ta­ti­va de sa­li­da de la cri­sis y el te­mor de los in­ver­so­res La bue­na ra­cha de la ren­ta fi­ja po­dría pro­lon­gar­se du­ran­te más tiem­po del es­pe­ra­do

cos. Los tipos a lar­go pla­zo, que se ha­bían re­ple­ga­do por de­ba­jo del 5,50%, vuel­ven a es­tar en pie de gue­rra, por en­ci­ma de esa co­ta. La co­lo­ca­ción du­ran­te la se­ma- na pa­sa­da de obli­ga­cio­nes al 5,32%, uno de los tipos más ba­jos de es­tos dos úl­ti­mos años, pue­de ha­ber si­do un es­pe­jis­mo, qui­zá de cor­ta du­ra­ción, aun­que la se­ma­na que aho­ra co­mien­za ten­dre­mos oca­sión de com­pro­bar­lo en la nue­va subas­ta a me­dio y lar­go pla­zo que ha si­do con­vo­ca­da por el Te­so­ro.

PO­CAS GA­RAN­TÍAS

La bol­sa, en es­ta si­tua­ción, no pa­re­ce es­tar en con­di­cio­nes de ofre­cer mu­chas ga­ran­tías de ren­ta­bi­li­dad, aun­que no es­ta­ría de más to­mar en con­si­de­ra­ción al­gu­nos fon­dos que han apos­ta­do por com­pa­ñías cu­ya prin­ci­pal ac­ti­vi­dad se desa­rro­lla en mer­ca­dos de cre­ci­mien­to sos­te­ni­do, bá­si­ca­men­te en mer­ca­dos emer­gen­tes de La­ti­noa­mé­ri­ca o Asia.

Hay en el Ibex 35 al­gu­nas com­pa­ñías que reúnen es­te perfil y en ellas pue­de re­si­dir una bue­na par­te de las ex­pec­ta­ti­vas po­si­ti­vas en la ren­ta va­ria­ble, jun­to al he­cho muy va­lo­ra­do por los ana­lis­tas in­ter­na­cio­na­les de que la bol­sa es­pa­ño­la pre­sen­ta en es­tos mo­men­tos unos pre­cios com­pa­ra­ti­va­men­te ba­jos y atrac­ti­vos que, sin du­da, in­vi­ta­rían a la to­ma de po­si­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.