El trián­gu­lo do­ra­do por­tu­gués

El pre­cio de las pro­pie­da­des de lu­jo en Al­gar­ve ha caí­do en un 30% en los úl­ti­mos cua­tro años

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - An­na Cabanillas Bond

Con los ter­mó­me­tros ro­zan­do los ce­ro gra­dos y las Na­vi­da­des aso­man­do las ore­jas, son mu­chos los que em­pie­zan a so­ñar con unas me­re­ci­das va­ca­cio­nes le­jos del rui­do mun­dano de la gran ciu­dad, ro­dea­dos de pal­me­ras, un sol res­plan­de­cien­te y con un de­li­cio­so cóc­tel en­tre sus ma­nos pa­ra des­pe­dir otro año que lle­ga a su fin.

A pe­sar de no en­con­trar­se en el Ca­ri­be, la su­re­ña lo­ca­li­dad por­tu­gue­sa de Al­gar­ve es, sin du­da, una de las op­cio­nes na­vi­de­ñas más ba­ra­ja­das por in­gle­ses, ho­lan­de­ses y ale­ma­nes, atraí­dos por sus agra­da­bles tem­pe­ra­tu­ras, la tran­qui­li­dad que se res­pi­ra y la opor­tu­ni­dad de prac­ti­car de­por­tes co­mo el golf du­ran­te los 365 días del año. Pa­ra los in­con­di­cio­na­les del mar, Al­gar­ve se­du­ce con una irre­sis­ti­ble pues­ta de sol, un ní­ti­do cie­lo azul y un cli­ma so­lea­do du­ran­te to­do el año.

Aun­que si exis­te un lu­gar pre­di­lec­to pa­ra los aman­tes de la ex­clu­si­vi­dad y el lu­jo en Por­tu­gal es el ya de­no­mi­na­do Gol­den Trian­gle (Trián­gu­lo Do­ra­do), con­for­ma­do por las se­lec­tas ur­ba­ni­za­cio­nes Quin­ta do La­go, Va­le do Lo­bo y Al­man­cil, don­de con­vi­ven de­ce­nas de ho­te­les y res­tau­ran­tes de lu­jo, im­pre­sio­nan­tes pla­yas –al­gu­nas de ellas de ac­ce­so pri­va­do–, más de quin­ce cam­pos de golf y al­gu­nas de las vi­llas pri­va­das más ex­clu­si­vas de to­do el país.

La zo­na, ubi­ca­da a tan sólo 20 mi­nu­tos del ae­ro­puer­to de Fa­ro, se ha con­ver­ti­do en el des­tino va­ca­cio­nal de ce­le­bri­da­des de me­dio mun­do, co­mo, por ejem­plo, el ma­tri­mo­nio Beck­ham, la can­tan­te Nelly Fur­ta­do o el eterno roc­ke­ro sir Cliff Ri­chard, que in­clu­so pro­du­ce su pro­pio vino –Vi­da Nova– ex­traí­do de los vi­ñe­dos que ro­dean su es­pec­ta­cu­lar vi­lla pri­va­da. “El perfil de los com­pra­do­res de pro­pie­da­des en el Trián­gu­lo Do­ra­do son fa­mi­lias adi­ne­ra­das, so­bre to­do de paí­ses del nor­te de Eu­ro­pa co­mo el Reino Uni­do o Ale­ma­nia, que bus­can en es­ta zo­na una se­gun­da re­si­den­cia don­de des­co­nec­tar del es­trés del día a día, dis­fru­tan­do del sol, una ex­tre­ma­da pri­va­ci­dad y las más ex­clu­si­vas co­mo­di­da­des”, di­ce Pau­la, je­fa de equi­po de la agen­cia Mar­ce­la Pro­per­ties, es­pe­cia­li­za­da en la ven­ta de pro­pie­da­des de lu­jo en la zo­na.

Cons­trui­da a prin­ci­pios de la

La lo­ca­li­dad de Al­gar­ve es la op­ción na­vi­de­ña pre­fe­ri­da por los in­gle­ses, ho­lan­de­ses y ale­ma­nes

dé­ca­da de los años 60, con mo­ti­vo de la con­ti­nua lle­ga­da de tu­ris­tas bri­tá­ni­cos de gran po­der ad­qui­si­ti­vo, Va­le de Lo­bo es la ur­ba­ni­za­ción que dio ori­gen al Trián­gu­lo Do­ra­do. Con­for­ma­da por más de 450 hec­tá­reas, Va­le do Lo­bo es un la­be­rin­to de ca­lle­ci­tas que ser­pen­tean en­tre de­ce­nas de vi­llas pri­va­das, to­das ellas ador­na­das con unos cui­da­dos jar­di­nes y pis­ci­nas pa­no­rá­mi­cas. Cuen­ta con el ma­yor com­ple­jo de golf de to­do Por­tu­gal y con al­gu­nas de sus más pre­cia­das pla­yas de are­na do­ra­da, co­mo, por ejem­plo, Praia Va­le do Lo­bo, la Praia Va­le de Ga­rrão o la do Al­mar­gem, ro­dea­da de un fron­do­so pi­nar. Tam­po­co fal­tan las bou­ti­ques, los res­tau­ran­tes y los loun­ge-clubs que ame­ni­zan las no­ches en la zo­na.

A po­cos ki­ló­me­tros de Va­le de Lo­bo se eri­ge la ur­ba­ni­za­ción Quin­ta do La­go, si­tua­da en el bor­de de la re­ser­va na­tu­ral de la Ría For­mo­sa. El com­ple­jo, que se ex­tien­de por 2.000 hec­tá­reas y com­bi­na pin­to­res­cos pai­sa­jes con una am­plia ofer­ta de res­tau­ra­ción y has­ta cin­co cam­pos de golf, es con­si­de­ra­do ac­tual­men­te el más ex­clu­si­vo del trián­gu­lo. La vi­gi­lan­cia en la zo­na es fir­me y con­ti­nua, con el fin de ase­gu­rar la más ab­so­lu­ta pri­va­ci­dad a sus se­lec­tos ve­ci­nos.

Por úl­ti­mo, Al­man­cil es un pe­que­ño y pin­to­res­co pue­blo, per­fec­to pa­ra los de­seo­sos de ex­pe­ri­men­tar la vi­da un au­tén­ti­ca vi­lla tra­di­cio­nal del Al­gar­ve. Eso sí, de

Pe­se a que el pre­cio ha caí­do un 30%, una ca­sa en el Trián­gu­lo Do­ra­do cues­ta en­tre 2 y 10 mi­llo­nes de eu­ros

al­to stan­ding. Tal co­mo re­ve­la Car­la Di Brit­to, de la ofi­ci­na que la agen­cia in­mo­bi­lia­ria es­pe­cia­li­za­da en pro­pie­da­des de lu­jo, En­gel & Völ­kers, po­see en Quin­ta do La­go, a pe­sar de que el pre­cio de las pro­pie­da­des en la zo­na ha caí­do al­re­de­dor de un 30% en los úl­ti­mos cua­tro años, pa­ra ad­qui­rir una bo­ni­ta ca­sa en el Trián­gu­lo Do­ra­do del Al­gar­ve de­be­re­mos des­em­bol­sar en­tre 2 y 10 mi­llo­nes de eu­ros.

“El pre­cio de las pro­pie­da­des si­gue sien­do al­to por las múl­ti­ples pres­ta­cio­nes que ofre­ce la zo­na, su ex­clu­si­vi­dad y por la ex­tre­ma se­gu­ri­dad que tie­ne”, aña­de. Se­gún la ex­per­ta in­mo­bi­lia­ria, los bri­tá­ni­cos se­gui­dos de los ho­lan­de­ses, los bel­gas, los ale­ma­nes y los sui­zos son los prin­ci­pa­les in­ver­so­res en la zo­na en la ac­tua­li­dad.

1 En el co­ra­zón de la ur­ba­ni­za­ción de Vi­la- mou­ra se ven­de es­ta es­pec­ta­cu­lar vi­lla pri­va­da, de más de 700 m2, por 3 mi­llo­nes de eu­ros

1

2 En Quin­ta do La­go se en­cuen­tra es­ta vi­lla pri­va­da,

2 re­for­ma­da en el año 2006, con vis­tas al cam­po de golf. Pre­cio a ne­go­ciar con la agen­cia

En­gel & Völ­kers

3

3 , 4 . 5 y 6 En las in­me­dia­cio­nes de Al­man­cil se eri­ge es­ta pre­cio­sa vi­lla de es­ti­lo co­lo­nial, con una su­per­fi­cie cons­trui- da de 800 m2. A par­tir de 5 mi­llo­nes de eu­ros

5

4

6

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.