Un pregunta cla­ve: ¿cuán­to im­por­ta Es­pa­ña a los ale­ma­nes?

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

La in­fluen­cia de Ber­lín en la ges­tión eco­nó­mi­ca es­pa­ño­la es­tá fue­ra de to­da du­da. Por eso es re­le­van­te cuán­to im­por­ta Es­pa­ña a los ger­ma­nos, en los dos sen­ti­dos del tér­mino: cuán­to les ven­de­mos y en qué me­di­da les preo­cu­pa­mos. No es un sim­ple jue­go de pa­la­bras, pues am­bas co­sas están li­ga­das.

En­tre sep­tiem­bre del 2011 y agos­to pa­sa­do, las im­por­ta­cio­nes ale­ma­nas de pro­duc­tos es­pa­ño­les as­cen­die­ron a 22.955 mi­llo­nes de eu­ros, frente a 28.731 mi­llo­nes en sen­ti­do in­ver­so; con al­ti­ba­jos men­sua­les pe­ro con ten­den­cia po­si­ti­va a fa­vor de Es­pa­ña, se­gún las cifras del Ins­ti­tu­to de Co­mer­cio Ex­te­rior.

Ca­be in­te­rro­gar­se has­ta qué pun­to una po­si­ble en­tra­da de Ale­ma­nia en re­ce­sión ha­ría re­fle­xio­nar a su Go­bierno y sus ciu­da­da­nos so­bre la con­ve­nien­cia de aflo­jar las tuer­cas al sur de Eu­ro­pa por la do­ble vía de un ace­le­rón de la unión po­lí­ti­ca y fi­nan­cie­ra, y de una ma­yor fle­xi­bi­li­dad en los ob­je­ti­vos de re­duc­ción de dé­fi­cits. De ese mo­do, la de­man­da de pro­duc­tos ale­ma­nes en Es­pa­ña, Por­tu­gal o Ita­lia, tam­bién en los de­más paí­ses eu­ro­peos. po­dría reac­ti­var­se. No hay que ol­vi­dar que el 60% de las ex­por­ta­cio­nes ale­ma­nas se des­ti­nan al res­to de la Unión Eu­ro­pea; el 40% a las na­cio­nes de la zo­na eu­ro.

“Unos pla­zos ma­yo­res se­rían desea­bles, siem­pre que los po­lí­ti­cos no ol­vi­da­ran que es­ta­mos en

ple­na fa­se de res­tau­ra­ción de nues­tra ‘fa­ma’ y que es­te tiem­po más pro­lon­ga­do no se­ría pa­ra vol­ver a las an­da­das”, co­men­ta Luis Ca­ra­més, ca­te­drá­ti­co de la Uni­ver­si­dad de San­tia­go, en alu­sión al fac­tor

Ale­ma­nia. A la (ma­la) fa­ma de Es­pa­ña por aque­llos lares se re­fie­re tam­bién Juan Ru­bio, de Fe­dea: “Allí se ha ins­ta­la­do la creen­cia de que ayu­dar al sur es muy caro por­que des­pil­fa­rra­mos y no ha­ce­mos los de­be­res. El ra­zo­na­mien­to so­bre los be­ne­fi­cios que un ali­vio en la pre­sión que so­por­ta­mos re­por­ta­ría a Ale­ma­nia es co­rrec­to, pe­ro su po­bla­ción no lo ve”.

Jo­sep Co­ma­jun­co­sa, de Esade, opi­na en cam­bio que tal vez sí ha­ya un cam­bio de sen­si­bi­li­dad: “En la me­di­da en que la re­ce­sión o el es­tan­ca­mien­to se tras­la­den a Ale­ma­nia y sus ciu­da­da­nos per­ci­ban la cri­sis más in­ten­sa y di­rec­ta­men­te, tal vez sur­jan po­si­bi­li­da­des po­si­ti­vas. Por una do­ble vía: que la Ad­mi­nis­tra­ción del país in­cre­men­te el gas­to en su sec­tor pú­bli­co, suba los sa­la­rios y reac­ti­ve la de­man­da; y que se dé cuen­ta de que qui­zás sea bueno dar­se uno o dos años más pa­ra cum­plir los ob­je­ti­vos de dé­fi­cit, pues­to que el sur es­tá cum­plien­do sus com­pro­mi­sos. Así po­drían sua­vi­zar­se los re­cor­tes; el cli­ma ge­ne­ral me­jo­ra­ría, y el con­su­mo y la in­ver­sión pri­va­da au­men­ta­rían”.

Jus­to des­pués de es­tas res­pues­tas, la UE al­can­zó su im­por­tan­te acuer­do so­bre su­per­vi­sión ban­ca­ria... con ven­ta­jas pa­ra Ber­lín.

J. EKEL / BLOOMBERG

Las im­por­ta­cio­nes ale­ma­nas de Es­pa­ña son de 23,000 mi­llo­nes en un añO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.