Pri­mer año Ma­riano: 800.000 pa­ra­dos más

La Vanguardia - Dinero - - EL ÚLTIMO TOQUE - MA­RIANO GUIN­DAL El jue­ves Ma­riano Ra­joy cum­pli­rá su pri­mer aniver­sa­rio co­mo pre­si­den­te. Un año te­rri­ble. Más de 800.000 pa­ra­dos y se ha ro­to la ba­rre­ra psi­co­ló­gi­ca de los 6 mi­llo­nes. ¿Ha sus­pen­di­do o no?

El pri­mer año del Go­bierno de Ma­riano Ra­joy se ha sal­da­do con 800.000 des­em­plea­dos más; una ta­sa de pa­ro del 26%; más de la mi­tad de los jó­ve­nes sin em­pleo, y 1,6 mi­llo­nes de ho­ga­res en los que no en­tra nin­gún suel­do. Los sa­la­rios se han re­cor­ta­do. Los pen­sio­nis­tas han per­di­do ca­pa­ci­dad ad­qui­si­ti­va. Los desahu­cios se han dis­pa­ra­do. El Es­ta­do de bie­nes­tar se ha re­du­ci­do drás­ti­ca­men­te. Los de­re­chos la­bo­ra­les se han re­cor­ta­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te y los im­pues­tos han subido en 27 oca­sio­nes di­fe­ren­tes. Na­die pue­de dis­cu­tir que tras es­te pe­rio­do so­mos más po­bres.

Cuan­do Ra­joy fue de­sig­na­do pre­si­den­te por el Con­gre­so de los Dipu­tados el día 20 de di­ciem­bre en Es­pa­ña ha­bía 5,273 mi­llo­nes de pa­ra­dos, lo que re­pre­sen­ta­ba una ta­sa de des­em­pleo del 22,8%. Cuan­do se pu­bli­que la EPA co­rres­pon­dien­te al cuar­to tri­mes­tre el pró­xi­mo 24 de enero el gran ti­tu­lar se­rá: Es­pa­ña su­pera los 6 mi­llo­nes de pa­ra­dos, con una ta­sa de des­em­pleo del 26%, la más al­ta de la de­mo­cra­cia es­pa­ño­la do­blan­do la me­dia eu­ro­pea.

Es­te año ha es­ta­do mar­ca­do por una pro­fun­da cri­sis, la se­gun­da re­ce­sión en me­nos de dos años. La te­mi­ble dou­ble deep, una do­ble uve que re­fle­ja la grá­fi­ca del cre­ci­mien­to des­de que se ini­ció la Gran Cri­sis (con ma­yús­cu­las) ha­ce cin­co años, que ha arra­sa­do la economía del país y la vi­da de las per­so­nas. Sin du­da son días que vi­vi- mos pe­li­gro­sa­men­te. Dos huel­gas ge­ne­ra­les, cien­tos de con­flic­tos gre­mia­les, ciu­da­da­nos in­dig­na­dos... Una re­ce­sión que ha agu­di­za­do la cri­sis ins­ti­tu­cio­nal, que se ha vi­sua­li­za­do con el de­seo de Ca­ta­lun­ya de in­de­pen­di­zar­se.

En es­tos 365 días el sis­te­ma fi­nan­cie­ro fue res­ca­ta­do pa­ra evi­tar un cre­dit crunch. Fue el sá­ba­do 9 de ju­nio cuan­do el mi­nis­tro de Economía, Luis de Guin­dos, anun­ció que Es­pa­ña ha­bía so­li­ci­ta­do y ob­te­ni­do un prés­ta­mo de la Unión Eu­ro­pea de has­ta 100.000 mi­llo­nes que uti­li­za­ría pa­ra sa­near el sis­te­ma fi­nan­cie­ro es­pa­ñol. A me­dio­día del día si- guien­te, el pre­si­den­te del Go­bierno evi­tó la pa­la­bra res­ca­te y ex­pli­có que la lí­nea de cré­di­to era un éxi­to de su po­lí­ti­ca. Pe­ro lo cier­to era que Es­pa­ña ha­bía si­do in­ter­ve­ni­da por los hom­bres de ne­gro des­de ha­cía mu­cho an­tes.

Ha si­do una es­pe­cie de in­ter­ven­ción a pla­zos que co­men­zó en ma­yo del 2010, cuan­do el an­te­rior pre­si­den­te del Go­bierno, Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, fue obli­ga­do por Eu­ro­pa a apro­bar el ma­yor re­cor­te so­cial de la de­mo­cra­cia; con­ti­nuó el 4 de agos­to del 2011 cuan­do re­ci­bió una car­ta se­cre­ta del BCE im­po­nién­do­le un nue­vo ajus­te pa­ra se­guir fa­ci­li- tán­do­le cré­di­to, y que le lle­vó a una re­for­ma ex­prés de la Cons­ti­tu­ción, y si­guió, ya con el Go­bierno Ra­joy, con el res­ca­te con­di­cio­na­do de la ban­ca y un du­ro MoU. Pe­ro aún no ha ter­mi­na­do. El pre­si­den­te es­tá sien­do muy pre­sio­na­do pa­ra que pi­da el res­ca­te for­mal, lo que po­dría pa­sar en fe­bre­ro, pa­ra que el Par­la­men­to ale­mán pue­da apro­bar­lo an­tes de su di­so­lu­ción en ju­lio por la con­vo­ca­to­ria de elec­cio­nes.

A pe­sar de to­do, ¿al­guien pue­de du­dar que el Go­bierno de Ra­joy ha sus­pen­di­do es­tre­pi­to­sa­men­te su pri­mer año? La res­pues­ta pa­ra una bue­na par­te de los ana­lis­tas es po­si­ti­va. Ra­joy aprue­ba por los pe­los. La ra­zón es que, a tran­cas y ba­rran­cas, ha pues­to las bases de una fu­tu­ra re­cu­pe­ra­ción que po­dría pro­du­cir­se al fi­nal del 2013. En el úl­ti­mo tri­mes­tre del pró­xi­mo año la economía po­dría de­jar de caer y en el 2014 po­dría cre­cer lo su­fi­cien­te pa­ra crear em­pleo ne­to.

Si es­ta hi­pó­te­sis se con­fir­ma es­ta­rá en con­di­cio­nes de sal­var­se e ins­tau­rar un lar­go ci­clo de go­bier­nos con­ser­va­do­res. De lo con­tra­rio se­rá ba­rri­do del ma­pa, co­mo le ha pa­sa­do a 23 go­bier­nos eu­ro­peos de di­fe­ren­tes co­lo­res. Por eso su apues­ta es ga­nar la con­fian­za de sus so­cios eu­ro­peos y de los in­ver­so­res. Es­ta es la ra­zón por la que la prio­ri­dad de es­te pri­mer año de legislatura ha si­do re­du­cir

Si no con­si­gue que la economía crez­ca y ge­ne­re em­pleo en el 2014, se­rá ba­rri­do del ma­pa po­lí­ti­co

el dé­fi­cit del 9% al 6,3% del PIB. Un re­cor­te de 27.000 mi­llo­nes a los que hay que aña­dir un des­plo­me de los in­gre­sos fis­ca­les en más de 36.000 mi­llo­nes. Un es­fuer­zo fis­cal sin pre­ce­den­tes que es­tá sien­do muy bien va­lo­ra­do, aun­que al fi­nal el ejer­ci­cio se cie­rre con cin­co o seis dé­ci­mas por en­ci­ma de lo pre­vis­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.