Mu­cho Es­ta­do y po­co bie­nes­tar

Es­pa­ña ya ocu­pa­ba los úl­ti­mos lu­ga­res de la UE-15 en el ran­king de gas­tos pú­bli­cos de pro­tec­ción so­cial an­tes de la cri­sis y aho­ra los re­cor­tes se están prac­ti­can­do so­bre unas pres­ta­cio­nes reales ba­jas, en com­pa­ra­ción con nues­tros ve­ci­nos

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Jor­di Gou­la

Los re­cor­tes que lle­va­mos a cues­tas en los úl­ti­mos años están afec­tan­do di­rec­ta­men­te a los gas­tos so­cia­les que con­for­man lo que, un tan­to eu­fe­mís­ti­ca­men­te, lla­ma­mos en Es­pa­ña Es­ta­do de bie­nes­tar. Un sis­te­ma de pro­tec­ción so­cial –o si pre­fie­ren un con­tra­to so­cial no es­cri­to– que en Es­pa­ña em­pe­zó muy tar­de –con la de­mo­cra­cia y se desa­rro­lló prin­ci­pal­men­te en los ochen­ta– cuan­do en Eu­ro­pa ya nos sa­ca­ban mu­chos de­ce­nios de ven­ta­ja. En cier­ta for­ma, po­dría­mos de­cir que aquí es­ta­mos des­pi­dien­do una se­rie de ob­je­ti­vos so­cia­les, sin si­quie­ra ha­ber al­can­za­do un ni­vel acep­ta­ble en los mis­mos, to­man­do co­mo ta­les a los de los paí­ses más avan­za­dos de Eu­ro­pa.

En reali­dad, no pue­de ser de otra ma­ne­ra, ya que el gas­to pú­bli­co en pro­tec­ción so­cial ha si­do uno de los más ba­jos de la UE-15 a lo lar­go de los no­ven­ta y pri­me­ros años del si­glo XXI. En el 2004, por ejem­plo, era diez pun­tos de PIB in­fe­rior al de Fran­cia y sie­te de la me­dia eu­ro­pea. Tres años más tar­de y jus­to an­tes de la cri­sis, en el 2007, se­guía en Es­pa­ña sie­te pun­tos por de­ba­jo de la me­dia de la UE-15 y el año pa­sa­do es­ta­ba cua­tro pun­tos por de­ba­jo.

En un re­cien­te in­for­me del cen­tro de es­tu­dios gu­ber­na­men­tal fran­cés Ce­pre­map, L’état-pro­vi­den­ce en Eu­ro­pe, se po­ne de re­lie­ve có­mo Es­pa­ña es hoy el país que me­nos por­cen­ta­je del PIB des­ti­na a gas­to so­cial (ex­cep­tuan­do Lu­xem­bur­go, que no de­be­ría con­tar por su ele­va­do PIB que des­vir­túa la ra­tio) de la UE-15 (véa­se ma­pa) y có­mo es­ta­mos en úl­ti­mo lu­gar en tres de los cin­co in­di­ca­do­res de bie­nes­tar que se ana­li­zan (véa­se cua­dro).

Se tra­ta de un pa­no­ra­ma que de­be­ría ha­cer re­fle­xio­nar y po­ne en en­tre­di­cho las re­cien­tes pa­la­bras de So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría, en las que ase­gu­ra­ba sen­tir­se “muy or­gu­llo­sa de nues­tro Es­ta­do de bie­nes­tar”, aun­que el ex­pre­si­den­te Jo­sé Ma­ría Az­nar hu­bie­ra di­cho días an­tes, en un fo­ro in­ter­na­cio­nal, que “el Es­ta­do de bie­nes­tar es in­sos­te­ni­ble”.

Po­dría so­nar a cier­ta chan­za si no fue­ra por la mag­ni­tud so­cial del pro­ble­ma. El pro­fe­sor Ma­nuel Cas­tells po­nía el de­do en la lla­ga al re­cor­dar, en las pá­gi­nas de es­te dia­rio (1/IX/2012), que “el Es­ta­do de bie­nes­tar ge­ne­ra ca­pi­tal hu­mano de ca­li­dad que ge­ne­ra pro­duc­ti­vi­dad que per­mi­te fi­nan­ciar­lo so­bre bases no in­fla­cio­nis­tas (...) de mo­do que es sos­te­ni­ble a con­di­ción de ge­ne­rar pro­duc­ti­vi­dad en la economía y dis­mi­nuir in­efi­cien­cia (que no em­pleo) en el Es­ta­do me­dian­te

En el 2011 el por­cen­ta­je de in­gre­sos pú­bli­cos so­bre el PIB era 10 pun­tos in­fe­rior a la me­dia de la UE-15

una mo­der­ni­za­ción or­ga­ni­za­ti­va y tec­no­ló­gi­ca del sec­tor pú­bli­co”.

Pe­ro ¿por qué el gas­to so­cial es más ba­jo que en Eu­ro­pa en tér­mi­nos re­la­ti­vos? Por­que los in­gre­sos pú­bli­cos son to­da­vía más ba­jos. Por ello hay que re­pe­tir­lo una vez más: Es­pa­ña tie­ne un pro­ble­ma de in­gre­sos, no de gas­tos. Des­de que em­pe­zó la cri­sis, el PIB ha caí­do apro­xi­ma­da­men­te el 2% en to­tal, lo que no pue­de ex­pli­car en ab­so­lu­to una ba­ja de la re­cau­da­ción fis­cal del 20%. En el 2007, el por­cen­ta­je de in­gre­sos pú­bli­cos so­bre el PIB es­ta­ba cua­tro pun­tos por de­ba­jo de la me­dia de la UE-15; pues bien, en el 2011 es­ta­ba ya 10 pun­tos por de­ba­jo... y ba­jan­do.

Y aquí en­tra­mos en la pa­ra­do­ja que es la cla­ve de mu­chos de los pro­ble­mas de Es­pa­ña: la pre­sión fis­cal es la más ba­ja de la UE-15. De he­cho, so­mos el fur­gón de co­la, con el 35% del PIB, mien­tras que el es­fuer­zo fis­cal rea­li­za­do

La pre­sión fis­cal es la me­nor de la UE-15 y el es­fuer­zo fis­cal del asa­la­ria­do es su­pe­rior a la me­dia eu­ro­pea

por los asa­la­ria­dos es de los más al­tos de Eu­ro­pa, con­cre­ta­men­te se es­ti­ma en un 22% su­pe­rior a la me­dia eu­ro­pea.

Los téc­ni­cos de Gest­ha alu­den a la si­tua­ción “dual” que vi­ven los con­tri­bu­yen­tes es­pa­ño­les en fun­ción de si sus ren­tas son re­te­ni­das en ori­gen o no. En su mo-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.