Ba­se­litz re­in­ter­pre­ta el pa­sa­do

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Va­nes­sa Osu­na Sa­bio

Georg Ba­se­litz an­te­po­ne la li­te­ra­tu­ra y la mú­si­ca a la ex­pre­sión ar­tís­ti­ca en las in­fluen­cias cons­ta­ta­bles de su crea­ción, co­mo ha ma­ni­fes­ta­do en dis­tin­tas oca­sio­nes. Es­te ar­tis­ta ale­mán fue el pri­me­ro en ser ga­lar­do­na­do con el pre­mio Ju­lio Gon­zá­lez. Su re­bel­día le lle­vó a col­gar sus cua­dros bo­ca aba­jo pa­ra dis­tan­ciar­se de la pin­tu­ra fi­gu­ra­ti­va y, sin em­bar­go, en las úl­ti­mas dé­ca­das, co­mo un clá­si­co con­tem­po­rá­neo, se de­di­ca a re­in­ter­pre­tar sus tra­ba­jos de ju­ven­tud, po­nien­do de ma­ni­fies­to que el dra­ma­tis­mo del trein­ta­ñe­ro ha si­do sus­ti­tui­do por el sep­tua­ge­na­rio que se em­plea a fon­do pa­ra do­tar es­tas nue­vas ver­sio­nes de es­pon­ta­nei­dad y li­ge­re­za, apar­te de trans­for­mar tam­bién el rit­mo y la pa­le­ta de las emo­cio­nes.

Re­mix es un ex­pe­ri­men­to que lle­va a pro­yec­tar la crea­ción pre­té­ri­ta des­de la ata­la­ya del tiem­po ac­tual, co­pian­do Ba­se­litz a los im­pre­sio­nis­tas y sus se­ries que fi­nal­men­te pro­du­je­ron otros tra­ba­jos y una nue­va ver­tien­te de la me­ta-reali­dad en la que se apo­yan.

Es­ta ter­ce­ra ex­po­si­ción que de­di­ca a Georg Ba­se­litz (Deutch­ba­se­litz, Sa­jo­nia, Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca Ale­ma­na, 1938) la galería Pi­lar Se­rra, reúne diez gra­ba­dos de dis­tin­tas se­ries rea­li­za­dos en­tre el 2004 y el 2011, cua­tro xi­lo­gra­fías en co­lo­res va­ria­bles y una ti­ra­da de seis ejem­pla­res de la se­rie Big Night, del 2010, dos agua­tin­tas, en edi­ción de 20 ejem­pla­res, ela­bo­ra­das al azú­car Mor­gens y Der wikinger del 2005 y un cuar­te­to de agua­fuer­tes Gu­te Hoff­nung de los que se han im­pre­so una de­ce­na de ejem­pla­res en ama­ri­llo y en azul y For­tu­na, vio­le­ta y tur­que­sa. En ellas están pre­sen­tes sus te­má­ti­cas re­in­ci­den­tes, el ero­tis­mo, los vi­kin­gos, las águi­las, com­ple­tán­do­se la pa­no­plia ex­hi­bi­da con dos pin­tu­ras so­bre pa­pel, una acua­re­la con tin­ta chi­na que com­par­te tí­tu­lo con las xi­lo­gra- fías, Big Night, ade­más de un pas­tel, tin­ta y acua­re­la epi­gra­fia­do Ab­gar­kopf.

Ba­se­litz co­mien­za su eta­pa co­mo gra­ba­dor en 1964 bus­can­do un len­gua­je per­so­nal que con­si­ga li­be­rar­le de to­do pro­yec­to mi­mé­ti­co. El ar­tis­ta es ca­te­gó­ri­co cuan­do ma­ni­fies­ta “no me in­tere­sa en ab­so­lu­to el ten­der a la reali­dad de for­ma que ven­ga a de­cir­me: ‘el es­pa­cio se tam­ba­lea, hay que aña­dir lu­ces y som­bras, el co­lor es di­fe­ren­te’. Lo que me in­tere­sa son, de vez en cuan­do, las ci­tas a los nom­bres in­dis­cu­ti­bles de la his­to­ria del ar­te”.

A par­tir de 1977 rea­li­za sus se­ries de gra­ba­dos mo­nu­men­ta­les y ha­cia 1981 la fi­gu­ra y el fon­do se in­te­gran, y con esa in­mer­sión de la fi­gu­ra se acen­túa el efec­to de in­ver­sión, mos­tran­do un gran in­te­rés por el co­lor que, se­gún el ar­tis­ta, “no sir­ve pa­ra sub­ra­yar el ca­rác­ter del ob­je­to, la fi­gu­ra­ti­vi­dad, sino que cons­ti­tu­ye un va­lor ab­so­lu­ta­men­te au­tó­no­mo”, o sea una for­ma más de la com­po­si­ción, que desa­rro­lla las emo­cio­nes más pro­fun­das.

Que­da cla­ro en es­ta mues­tra que los gra­ba­dos pre­sen­tan ma­yor fres­cu­ra que los di­bu­jos del mis­mo ar­tis­ta, qui­zá por­que su téc­ni­ca es ar­te­sa­nal y su me­to­do­lo­gía muy tra­di­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.