La so­lu­ción a la ecua­ción dio el re­sul­ta­do de X

Los ar­qui­tec­tos Eduar­do Ca­da­val y Cla­ra So­là -Mo­ra­les re­suel­ven con as­tu­cia el es­co­llo de pre­ser­var las vis­tas de un ca­sa ro­dea­da de cons­truc­cio­nes ve­ci­nas

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Jor­di Pa­la­rea ca­sas@lavan­guar­dia.es

La for­ma de X no es un me­ro ca­pri­cho es­té­ti­co de los ar­qui­tec­tos Eduar­do Ca­da­val y Cla­ra So­làMo­ra­les pa­ra épa­ter les bour­geo­is. Atien­de so­bre to­do al desafío de pro­yec­tar una ca­sa con ex­tra­or­di­na­rias vis­tas a mar y mon­ta­ña y que no se vea nin­gu­na de las cons­truc­cio­nes que la ro­dean, en lo al­to de la mon­ta­ña de Ca­brils.

Hay que pa­sar un buen ra­to den­tro de la, ló­gi­ca­men­te, lla­ma­da Ca­sa X y mi­rar des­de fue­ra de ella los al­re­de­do­res pa­ra dar­se cuen­ta de que no fue fá­cil ha­llar la so­lu­ción a la com­ple­ja ecua­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca. Y en ello tu­vo mu­cho que ver la in­ge­nie­ría. Más que una ca­sa con­ven­cio­nal de ar­qui­tec­tu­ra con-

El pro­yec­to re­sul­tó ra­zo­na­ble­men­te eco­nó­mi­co al no ha­ber­se per­fo­ra­do el te­rreno

tem­po­rá­nea, la ca­sa X es una es­truc­tu­ra de puen­tes col­gan­tes y tú­ne­les que con­tie­nen una vi­vien­da. Hor­mi­gón, pin­ta­do de blan­co y en otras zo­nas sin re­ves­ti­mien­to, hie­rro tra­ta­do y gran­des pa­ra­men­tos acris­ta­la­dos de seis me­tros de al­to son los úni­cos ma­te­ria­les usa­dos.

Ca­be aña­dir que el pro­yec­to re­sul­tó ra­zo­na­ble­men­te eco­nó­mi­co al no ha­ber te­ni­do que per­fo­rar el te­rreno pa­ra asen­tar la ca­sa ni le­van­tar mu­ros de la­dri­llo. La es­truc­tu­ra rea­li­za­da me­dian­te en­co­fra­do se apo­ya so­bre la par­ce­la en pen­dien­te, lo­gran­do que las as­pas de la X flo­ten so­bre el va­cío.

Una pro­di­gio­sa obra más, de es­te es­tu­dio de jó­ve­nes ar­qui­tec- tos que ha ob­te­ni­do va­rios pre­mios na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les de ar­qui­tec­tu­ra.

La arries­ga­da so­lu­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca tu­vo una fá­cil acep­ta­ción por par­te del pro­pie­ta­rio que en­car­gó la vi­vien­da, un in­ge­nie­ro de obra ci­vil que apor­tó sus co­no­ci­mien­tos so­bre es­truc­tu­ras en el de­sa­rro­llo del pro­yec­to y par­ti­ci­pó ac­ti­va­men­te en los aca­ba­dos de la ca­sa al ser pro­pie­ta­rio de la em­pre­sa Mi­cro­tex, es­pe­cia­li­za­da en mi­cro­ce­men­to.

La ca­sa X, más que asen­tar­se, vue­la so­bre un te­rreno de 755 m2 de su­per­fi­cie y su­ma un to­tal de 330 m2 cons­trui­dos, di­vi­di­dos en dos plan­tas que des­de la par­te más ba­ja del jar­dín se per­ci­ben co­mo so­lo una.

La plan­ta in­fe­rior con­cen­tra la zo­na de día y bue­na par­te de la de no­che en un es­pa­cio diá­fano, con po­cos ta­bi­ques se­pa­ra­do­res y ple­tó­ri­co de luz na­tu­ral. Una gran es­tan­cia, abier­ta en un án­gu­lo de 45º, al­ber­ga en pri­mer tér­mino la zo­na de es­tar en­ca­ra­da a mar y des­de la que se dis­fru­ta de es­pec­ta­cu­la­res ama­ne­ce­res y oca-

sos. La de­co­ran sólo dos si­llo­nes de Char­les y Ray Ea­mes y un so­fá de co­lor ne­gro ado­sa­do a la pa­red. Se pro­lon­ga en otra es­tan­cia que re­sul­ta ser el co­me­dor y la co­ci­na pe­ro que en ab­so­lu­to lo pa­re­cen a pri­me­ra vis­ta. Una alar­ga­da me­sa blan­ca conecta con un mó­du­lo pa­ra co­ci­na cu­bier­to con ta­pas de ace­ro y ba­jo el cual se ha­llan lo fo­go­nes.

En las paredes de to­nos ne­gros

La ca­sa X vue­la so­bre el te­rreno y sus dos plan­tas apa­ren­tan ser so­lo una des­de la par­te ba­ja del jar­dín

se ocul­tan los ar­ma­rios y el res­to de elec­tro­do­més­ti­cos. Del nú­cleo cen­tral de la plan­ta ba­ja arrancan dos pa­si­llos con­te­ni­dos en dos as­pas de la X. Uno con­tie­ne la zo­na de aguas, un ba­ño y la ha­bi­ta­ción del ser­vi­cio y el otro dos ha­bi­ta­cio­nes in­fan­ti­les con dos cuar­tos de ba­ño. Ca­da ha­bi­ta­ción go­za de vis­tas a una por­ción del pai­sa­je.

La plan­ta su­pe­rior al­ber­ga un agra­da­ble es­tu­dio bi­blio­te­ca de­co­ra­do con una me­sa de cris­tal y la fa­mo­sa chais­se lon­gue de Le Cor­bu­sier. Com­ple­ta la plan­ta el dor­mi­to­rio prin­ci­pal, con la ca­ma orien­ta­da a mar y a una por­ción de mon­ta­ña. El ca­be­zal de la ca­ma ejer­ce de se­pa­ra­dor del ves­ti­dor, co­nec­ta­do a un com­ple­to cuar­to de ba­ño.

1

3

5

4

7

6

2

1 Fachada prin­ci­pal vis­ta des­de la par­te in­fe­rior del jar­dín don­de se apre­cia el vue­lo de la ca­sa en

el va­cío.

2 La pis­ci­na des­bor­dan­te se ha­lla si­tua­da ba­jo la ca­sa, en un ni­vel in­ter­me­dio del jar­dín

3 La me­sa alar­ga­da lacada de blan­co del co­me­dor, in­te­gra­do en la co­ci­na con­tras­ta con los ar­ma­rios ne­gros que es­con­den elec­tro­do-

més­ti­cos y en­se­res.

4 Ha­bi­ta­ción prin­ci­pal con la ca­ma orien­ta­da a mar

5 Ves­tí­bu­lo de en­tra­da. En el fon­do se apre­cia una zo­na del es­tu­dio-bi­blio­te­ca

9

7 Des­de el te­rra­do de la ca­sa se apre­cia la for­ma de X de la lla­ma­ti­va cons­truc­ción y la pri­vi­le­gia­da vis­ta de un pe­da­zo del Ma­res­me.

8 El sa­lón y sus im­po­nen­tes ven­ta­na­les de seis me­tros de al­tu­ra. Des­de los si­llo­nes, di­se­ña­dos por Char­les y Ray Ea­mes. se dis­fru­ta de la im­pre­sio­nan­te vis­ta. En los ama­ne­ce­res y las pues­tas de sol el pai­sa­je al­can­za su má­xi­mo es­plen­dor

9 Es­ca­le­ra in­te­rior que en­la­za las plan­tas de la ca­sa

8

6 En la par­te in­fe­rior del jar­dín se ubi­ca una pe­que­ña pis­ci­na de ja­cuz­zi y una ca­se­ta con una sau­na. A la ve­ra, una bar­ba­coa cons­trui­da de mam­pos­te­ría y hie­rro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.