¡MAL­DI­TA TRANS­PA­REN­CIA!

La Vanguardia - Dinero - - COYUNTURA - Da­niel Fau­ra

Nues­tros re­pre­sen­tan­tes par­la­men­ta­rios se ha­llan en pleno de­ba­te so­bre la ley de Trans­pa­ren­cia, que pu­die­ra apro­bar­se el pró­xi­mo oto­ño y que con­lle­va­ría la an­he­la­da sa­li­da de Es­pa­ña del pe­lo­tón de paí­ses eu­ro­peos opa­cos, al que tam­bién per­te­ne­cen Chi­pre, Lu­xem­bur­go y Mal­ta. La­men­ta­ble­men­te, aho­ra que dis­pon­dre­mos del ins­tru­men­to le­gal, nos pro­po­nen eli­mi­nar los re­cur­sos pa­ra im­ple­men­tar­lo.

El Go­bierno es­pa­ñol aca­ba de anun­ciar más de 200 pro­pues­tas pa­ra “ha­cer unas ad­mi­nis­tra­cio­nes más aus­te­ras, más úti­les y más efi­ca­ces”, la tan anun­cia­da Re­for­ma de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas, una de cu­yas cla­ves es la eli­mi­na­ción de du­pli­ci­da­des en­tre ellas. La de­ci­sión del Go­bierno en es­te pro­ce­so de eli­mi­na­ción con­tem­pla una óp­ti­ca cen­trí­pe­ta, la re­cen­tra­li­za­ción de com­pe­ten­cias co­mo úni­co mé­to­do de ra­cio­na­li­za­ción, ig­no­ran­do qui­zás in­ten­cio­na­da­men­te que la pro­xi­mi­dad per­mi­te co­no­cer y com­pren­der me­jor las ne­ce­si­da­des, las múl­ti­ples pe­cu­lia­ri­da­des, y en de­fi­ni­ti­va ges­tio­nar los re­cur­sos con más ca­li­dad, equi­dad y efi­cien­cia.

De las me­di­das anun­cia­das la que ob­ser­va­mos con preo­cu­pa­ción es la de su­pri­mir los Tri­bu­na­les u Ór­ga­nos de Con­trol Ex­terno Au­to­nó­mi­cos (OCEX), que en­glo­ban a en­ti­da­des co­mo la Sin­di­ca­tu­ra de Com­ptes de Ca­ta­lun­ya y las Cá­ma­ras de Cuen­tas. ¡Mal­di­ta Trans­pa­ren­cia!, pa­re­cen pen­sar al­gu­nos.

Se­gún Trans­pa­ren­cia In­ter­na­cio­nal hay en Es­pa­ña más de 21.400 or­ga­nis­mos pú­bli­cos (18.000 per­te­ne­cen al sec­tor lo­cal). La res­pon­sa­bi­li­dad del con­trol ex­terno y fis­ca­li­za­ción de los mis­mos co­rres­pon­de al Tri­bu­nal de Cuen­tas (TCE) y a los OCEX. Es­tos tie­nen atri­bui­do, en su res­pec­ti­vo ám­bi­to te­rri­to­rial, el con­trol ex­terno de la gestión eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ra de las ins­ti­tu­cio­nes y en­ti­da­des del sec­tor pú­bli­co au­to­nó­mi­co y lo­cal.

En el pa­sa­do ejer­ci­cio, el TCE eje­cu­tó un pre­su­pues­to de 62 mi­llo­nes de eu­ros, con una plan­ti­lla de 789 per­so­nas, y apro­bó un to- tal de 39 in­for­mes, al­gu­nos re­fe­ri­dos a los ejer­ci­cios 2006 y 2007. Los 12 OCEX con­ta­ron con 72 mi­llo­nes, 715 per­so­nas, y apro­ba­ron un to­tal de 300 in­for­mes. Ello nos su­gie­re, a ries­go de sim­pli­fi­car, que se des­ti­nan mu­chos re­cur­sos y se ob­tie­nen muy po­cos in­for­mes apro­ba­dos, si bien es cier­to que la ac­ti­vi­dad de es­tos ór­ga­nos no pue­de me­dir­se só­lo por el número de in­for­mes apro­ba­dos.

Da­do que los or­ga­nis­mos fis­ca­li­za­dos por los OCEX son dis­tin­tos a los que lo han si­do por el TCE, po­de­mos afir­mar que no exis­te du­pli­ci­dad de fun­cio­nes. Y que tan im­pres­cin­di­ble es el TCE co­mo lo son los OCEX, pe­ro que tam­bién lo es la ne­ce­si­dad de su re­for­ma, la exi­gen­cia de opor­tu­ni-

dad en sus in­for­mes, de efi­ca­cia en su gestión y de más pro­duc­ti­vi­dad y efi­cien­cia en sus ac­tua­cio­nes pro­fe­sio­na­les.

Pa­ra con­tras­tar las apre­cia­cio­nes, ob­ser­ve­mos el en­torno in­ter­na­cio­nal. Fran­cia, pa­ra­dig­ma de la cen­tra­li­za­ción ad­mi­nis­tra­ti­va, dis­po­ne de la Cour de Com­ptes (nues­tro TCE), que con­vi­ve con 14 Cham­bres Re­gio­na­les de Com­ptes (nues­tros OCEX). Am­bos dis­po­nen en su con­jun­to de un pre­su­pues­to de 204 mi­llo­nes de eu­ros y de unos efec­ti­vos de 1.800 per­so­nas. En el Reino Uni­do, crea­dor del con­cep­to ac­coun­ta­bi­lity y re­fe­ren­te glo­bal de la ren­di­ción de cuen­tas, con­vi­ven la Na­tio­nal Au­dit Of­fi­ce, que con­tro­la el sec­tor pú­bli­co con ex­cep­ción del sec­tor lo­cal y la sanidad, com­pe­ten­cia am­bos de la Au­dit Co­mis­sion. La Na­tio­nal Au­dit Of­fi­ce tie­ne un pre­su­pues­to anual de 67 mi­llo­nes de li­bras y 900 em­plea­dos. Por su par­te, la Au­dit Co­mis­sion con­tó en el 2012 con un pre­su­pues­to de 154 mi­llo­nes de li­bras, aun­que el Par­la­men­to ha apro­ba­do su di­so­lu­ción pre­vis­ta pa­ra el 2015, co­rres­pon­dien­do a par­tir de es­ta fe­cha la eje­cu­ción de los con­tro­les a fir­mas au­di­to­ras pri­va­das ba­jo su­per­vi­sión pú­bli­ca, lo que se es­ti­ma que ge­ne­ra­rá un aho­rro del 40% anual del gas­to pú­bli­co.

La trans­pa­ren­cia y la gestión efi­cien­te de los re­cur­sos pú­bli­cos exi­gen tan­to la per­ma­nen­cia de los ac­tua­les ór­ga­nos de con­trol ex­terno co­mo la re­for­ma de su fun­cio­na­mien­to en pro­fun­di­dad. Des­de su pro­pia di­rec­ción, uni­per­so­nal y con com­pe­ten­cia pro­fe­sio­nal de­mos­tra­da –en opo­si­ción a los ac­tua­les ór­ga­nos co­le­gia­dos, a cu­yos miem­bros a me­nu­do se va­lo­ra más por la afi­lia­ción po­lí­ti­ca que por la es­pe­cia­li­dad com­pe­ten­cial, lo que no fa­ci­li­ta la efi­cien­cia y ce­le­ri­dad en los con­tro­les– has­ta la pro­pia eje­cu­ción de sus fun­cio­nes a tra­vés de la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da con au­di­to­res pri­va­dos es­pe­cia­li­za­dos.

En ella los ór­ga­nos pú­bli­cos se re­ser­van la su­per­vi­sión y el con­trol des­de la pro­pia se­lec­ción del pro­ce­so de eje­cu­ción y de la emi­sión de los in­for­mes, co­mo se rea­li­za con éxi­to en otros en­tor­nos pú­bli­cos de con­trol in­terno y tam­bién a es­ca­la in­ter­na­cio­nal.

Pre­si­den­te del Col·le­gi de Cen­sors Ju­rats de Com­ptes de Ca­ta­lun­ya

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.