Gan­gas en la Ma­ri­ña lu­cen­se

El pre­cio de las pro­pie­da­des in­mo­bi­lia­rias en la co­mar­ca ga­lle­ga cae en­tre un 30% y 40% en 5 años

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - An­na Cabanillas Bond

En el nor­te de la pro­vin­cia de Lu­go, con la mi­ra­da pues­ta so­bre el Can­tá­bri­co, se eri­ge la Ma­ri­ña lu­cen­se. Una co­mar­ca en­cla­va­da en las Rías Al­tas ga­lle­gas y com­pues­ta por 16 be­llos mu­ni­ci­pios que, a pe­sar de no po­seer el pres­ti­gio y re­co­no­ci­mien­to so­cial de sus ve­ci­nas, las Rías Bai­xas, es­con­de in­fi­ni­dad de te­so­ros na­tu­ra­les, ar­queo­ló­gi­cos y gas­tro­nó­mi­cos que des­cu­brir. Co­mo, por ejem­plo, una de las ca­te­dra­les más an­ti­guas de Es­pa­ña, que da­ta del si­glo XIII y es­tá si­tua­da en el bo­ni­to pue­blo de Mon­do­ñe­do; el eu­ca­lip­to más gran­de de to­da Eu­ro­pa, que des­can­sa en el fron­do­so bos­que de Cha­vín en Vi­ve­ro, y, ¿có­mo no?, la im­po­nen­te pla­ya de las Ca­te­dra­les, en Ri­ba­deo, que al­ber­ga im­po­nen­tes acan­ti­la­dos y cue­vas de has­ta 30 me­tros de al­tu­ra y fue de­cla­ra­da pa­tri­mo­nio de la bios­fe­ra por la Unes­co en el 1981.

Tam­bién son dig­nos de men­cio­nar pin­to­res­cos pue­ble­ci­tos pes­que­ros co­mo Rin­lo, al la­do de Ri­ba­deo, don­de ha­bi­tan al­gu­nos de los me­jo­res ma­ris­ca­do­res de la zo­na: el mu­ni­ci­pio de San Ci­brao, co­no­ci­do por po­seer la Real Fá­bri­ca de Sar­ga­de­los, en la que se pro­du­ce la re­co­no­ci­da ce­rá­mi­ca lu­cen­se, o Bu­re­la, que cuen­ta con uno de los puer­tos pes­que­ros más im­por­tan­tes de to­da Ga­li­cia. Sin ol­vi­dar pe­que­ñas al­deas de mon­ta­ña re­ple­tas de en­can­to que no su­pe­ran la vein­te­na de ha­bi­tan­tes, co­mo Pe­na­mo­ura o Fi­guei­ras, a po­cos ki­ló­me­tros de Mon­do­ñe­do. Ade­más, el li­to­ral lu­cen­se aco­ge más de una trein­te- na de fa­bu­lo­sas pla­yas con ban­de­ra azul co­mo, por ejem­plo, la de A Ra­pa­doi­ra, en el mu­ni­ci­pio de Foz, o la de San Cos­me de Ba­rrei­ros, en las que es po­si­ble prac­ti­car de­por­tes acuá­ti­cos de la ta­lla del surf, el wind­surf o la vela.

Una bo­ni­ta y he­te­ro­gé­nea co­mar­ca de más de 1.500 km2 en la que re­si­den 80.000 per­so­nas y que des­de la irrup­ción de la cri­sis in­mo­bi­lia­ria y fi­nan­cie­ra a fi­na­les del año 2007, pre­sen­ta in­fi­ni­dad de cho­llos in­mo­bi­lia­rios. “So­bre to­do en zo­nas cos­te­ras co­mo Foz, Vi­ve­ro o San Mi­guel de Rei­nan­te, don­de du­ran­te el boom in­mo­bi­lia­rio se cons­tru­ye­ron de­ce­nas de edi­fi­cios y cha­lets que, seis años des­pués de su cons­truc-

Los cho­llos in­mo­bi­lia­rios se con­cen­tran en las zo­nas cos­te­ras co­mo Foz o Vi­ve­ro

ción, per­ma­ne­cen va­cíos”, ex­pli­ca Al­fon­so Ro­drí­guez, ge­ren­te de la agen­cia Al­bain­mo­bi­lia­ria.net, en Ri­ba­deo.

Se­gún el ex­per­to, el pre­cio del sue­lo en la Ma­ri­ña lu­cen­se ha de­cre­ci­do en­tre un 30% y un 40% en los úl­ti­mos cin­co años. “Ri­ba­deo es el mu­ni­ci­pio don­de me­jor han re­sis­ti­do los pre­cios, ya que no cre­ció tan­to en número de in­mue­bles du­ran­te los años pre­vios a la cri­sis al no dis­po­ner de un plan ur­ba­nís­ti­co que lo per­mi­tie­se y, por lo tan­to, hay me­nos ofer­ta de pi­sos y cha­lets”, ad­mi­te Ro­drí­guez. “Pe­ro en otros lu­ga­res, co­mo Mon­do­ñe­do o Foz, la caí­da ha si­do es­pec­ta­cu­lar”, aña­de.

Así, ac­tual­men­te se pue­de ad- qui­rir un apar­ta­men­to a es­tre­nar de dos ha­bi­ta­cio­nes en la lo­ca­li­dad cos­te­ra de San Mi­guel de Rei­nan­te, en el mu­ni­ci­pio de Ba­rrei­ros, por 78.000 eu­ros, mien­tras que si ele­gi­mos Mon­do­ñe­do co­mo des­tino se pue­den en­con­trar pi­sos de 60 m2 de nue­va cons­truc­ción por só­lo 39.000 eu­ros. “La ma­yo­ría de es­tas pro­mo­cio­nes de edi­fi­cios va­cíos son pro­pie­da­des de gran­des ban­cos co­mo el BBVA o No­va­ga­li­cia Ban­co, que dis­po­nen de tan­to stock que se lo quie­ren sa­car de en­ci­ma lo an­tes po­si­ble”, sub­ra­ya Ro­drí­guez. Por otro la­do, el pre­cio de las ca­sas uni­fa­mi­lia­res tam­bién han su­fri­do un gran des­cen­so y, por ejem­plo, un cha­let en San Mi­guel de Rei­nan­te, pró­xi­mo a la pla­ya con 600 m2 de te­rreno que an­tes su­pe­ra­ba los 380.000 eu­ros, aho­ra se ven­de por 210.000.

“Son di­ver­sos los in­ver­so­res que se plan­tean com­prar un pi­so en la zo­na, pues­to que a lar­go pla­zo los pre­cios su­bi­rán. So­bre to­do, cuan­do la au­to­vía del Can­tá­bri­co es­té fi­na­li­za­da y nos co­nec­te por ca­rre­te­ra aún me­jor con el res­to del Es­ta­do”, di­ce Ra­fael Bou­so, vecino de la zo­na.

El per­fil de com­pra­do­res de di­chas pro­pie­da­des son pa­re­jas jó­ve­nes de la co­mar­ca, así co­mo tu­ris­tas del cen­tro –so­bre to­do de Ma­drid– que ya ve­ra­nean en la zo­na y de­ci­den com­prar­se un in­mue­ble don­de pa­sar las va­ca­cio­nes. “Aún es­ta­mos es­pe­ran­do la lle­ga­da de los ru­sos”, bro­mea Ro­drí­guez, que ad­vier­te que a pe­sar de que en los úl­ti­mos años la Ma­ri­ña lu­cen­se ha em­pe­za­do a re­ci­bir la vi­si­ta de tu­ris­mo ex­tran­je­ro, aún les que­da mu­cho por re­co­rrer pa­ra lle­gar a la si­tua­ción de lo­ca­li­da­des co­mo San­tia­go, San Xen­xo o las is­las Cíes.

1

1 Pa­no­rá­mi­ca del cas­co vie­jo de la ciu­dad de Mon­do­ñe­do, de­cla­ra­do con­jun­to his­tó­ri­coar­tís­ti­co en 1985 por su ca­te­dral del si­glo XIII. Se pue­den en­con­trar pi­sos a es­tre­nar des­de los 39.000

eu­ros

2 Es­te con­jun­to

de ca­sas de pie­dra restauradas, ubi­ca­das en la pa­rro­quia de Vi­loa­lle, a 2 km de Mon­do­ñe­do, se ven­den por

300.000 eu­ros

3 Una ima­gen del pa­seo ma­rí­ti­mo de Foz, que es uno de los mu­ni­ci­pios que atrae más tu­ris­mo de la Ma­ri­ña lu­cen­se

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.