Una de dos: pre­cio o in­ver­sio­nes

Los ope­ra­do­res só­lo se po­nen de acuer­do pa­ra cri­ti­car la re­gu­la­ción es­pa­ño­la y eu­ro­pea

La Vanguardia - Dinero - - TECNOLOGÍA - Nor­ber­to Ga­lle­go

Ca­da año, en la pri­me­ra se­ma­na de sep­tiem­bre, el sec­tor es­pa­ñol de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes se ci­ta en San­tan­der. Y ca­da año, el enun­cia­do del en­cuen­tro, or­ga­ni­za­do por la pa­tro­nal Ame­tic, pro­cu­ra trans­mi­tir un men­sa­je po­si­ti­vo so­bre el pa­pel re­le­van­te del sec­tor. En el 2013, el men­sa­je ha so­na­do im­pos­ta­do, por­que hay con­flic­tos abier­tos en­tre los ope­ra­do­res, hay con­fu­sión acer­ca del nue­vo re­gu­la­dor es­pa­ñol y hay un fren­te po­ten­cial­men­te ex­plo­si­vo en torno a las re­for­mas que pro­mue­ve Bru­se­las.

Des­de el pri­mer día, mar­có el tono Jo­sé Ma­ría Ál­va­rez Pallete, con­se­je­ro de­le­ga­do del gru­po Te­le­fó­ni­ca, quien su­bra­yó la sis­te­má­ti­ca pér­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad de los ope­ra­do­res eu­ro­peos fren­te a los ame­ri­ca­nos y asiá­ti­cos. Que se tra­du­ce di­rec­ta­men­te en de­bi­li­dad fi­nan­cie­ra: comparó los múl­ti­plos bur­sá­ti­les de las te­le­cos de esas re­gio­nes, pa­ra con­cluir que es­tas pre­sen­tan ra­tios de be­ne­fi­cios an­tes de im­pues­tos (ebit­da) y de flu­jo de ca­ja muy su­pe­rio­res a los eu­ro­peos, con un efec­to per­ver­so a la ho­ra de fi­nan­ciar las in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra.

No es un ca­pri­cho de los in­ver­so­res, pre­ci­só Ál­va­rez Pallete, sino uno de los re­sul­ta­dos del en­torno en que ope­ra es­ta in­dus­tria en Eu­ro­pa. Mos­tró un grá­fi­co (que se re­pro­du­ce par­cial­men­te en es­ta pá­gi­na) se­gún el cual el ín­di­ce de in­gre­sos de los ope­ra­do­res re­fle­ja una caí­da del 10% en Eu­ro­pa y una subida del 35% en EE.UU., fren­te al ín­di­ce de au­men­tos de trá­fi­co de sus re­des, que sube un 836% y un 966%, res­pec­ti­va­men­te. Con­clu­sión: par­te del va­lor que ge­ne­ran los ope­ra­do­res se es­tá trans­fi­rien­do a otros ac­to­res, pe­ro de los pri­me­ros se exi­ge que asu­man las in­ver­sio­nes que evi­ten el des­bor­da­mien­to de las in­fra­es­truc­tu­ras por el im­pac­to de los se­gun­dos.

EL NÚ­ME­RO DE OPE­RA­DO­RES

Hay 339 ope­ra­do­res mó­vi­les en Eu­ro­pa fren­te a 9 en EE.UU. y la re­gu­la­ción eu­ro­pea se ba­sa en el prin­ci­pio de que cuan­tos más ope­ra­do­res ha­ya, me­jor pa­ra el con­su­mi­dor. La com­pa­ra­ción en­tre Eu­ro­pa y EE.UU. fue un leit­mo­tiv re­cu­rren­te del en­cuen­tro de San­tan­der. Jea­nMarc Vig­no­lles, con­se­je­ro de­le­ga­do de Orange en Es­pa­ña, apun­tó: “Los dos gran­des ope­ra­do­res de EE.UU. jun­tos han ge­ne­ra­do en el 2012 más ebit­da que la su­ma de los cin­co gran­des ope­ra­do­res en Eu­ro­pa”. Y la co­ti­za­ción bur­sá­til del blo­que eu­ro­peo es­tá ba­jo fuer­te pre­sión, que aba­ra­ta even­tua­les ope­ra­cio­nes hos­ti­les por par­te de ope­ra­do­res ex­tran­je­ros, ex­pli­có Vig­no­lles.

El tras­fon­do es una po­lé­mi­ca tam­bién re­cu­rren­te: una re­gu­la­ción eu­ro­pea “ex­ce­si­va­men­te pro­tec­to­ra del con­su­mi­dor”, se­gún Vig­no­lles, pre­sio­na so­bre los már­ge­nes de la in­dus­tria. Se­rá re­cu­rren­te, pe­ro de ac­tua­li­dad, por­que en esos días la co­mi­sa­ria eu­ro­pea Nee­lie Kroes da­ba los úl­ti­mos re­to­ques a su plan pa­ra su­pri­mir gra­dual­men­te las ta­ri­fas de roa­ming –so­bre­pre­cio por ser­vi­cios de voz y da­tos fue­ra del país de ori­gen–, ini­cia­ti­va que ha pues­to de uñas a to­dos los ope­ra­do­res. La re­for­ma Kroes es re­sis­ti­da por es­tos, que no du­dan en cri­ti­car que la me­di­da de su éxi­to o fra­ca­so sea la ba­ja­da de pre­cios.

Fal­tan me­ses pa­ra las elec­cio­nes eu­ro­peas, y la co­mi­sa­ria li­be­ral ho­lan­de­sa quie­re de­jar co­mo le­ga­do una así lla­ma­da agen­da di­gi­tal, que por fuer­za re­que­ri­rá in­ver­sio­nes en red. El pulso que­da así plan­tea­do: si pre­ten­de se­guir ba­jan­do los pre­cios al usua­rio –que pa­ra los ope­ra­do­res ya son su­fi­cien­te­men­te ba­jos–, la CE no ob­ten­drá la in­ver­sión que re­cla­ma pa­ra cum­plir con la agen­da. Por otro la­do, su co­le­ga Joa­quín Al­mu­nia man­tie­ne una pos­tu­ra no me­nos dis­cu­ti­da: los ope­ra­do­res se que­jan de las con­di­cio­nes que ha pues­to a va­rias ope­ra­cio­nes de con­so­li­da­ción, que se­gún ellos fa­vo­re­ce la irrup­ción de com­pe­ti­do­res ex­tra­co­mu­ni­ta­rios, co­mo po­ne de re­lie­ve el des­em­bar­co de Amé­ri­ca Mó­vil en Holanda y Aus­tria.

EL ÓR­GANO RE­GU­LA­DOR ES­PA­ÑOL

El na­ci­mien­to en Es­pa­ña de la CNMC, neo­me­ga­rre­gu­la­dor que aú­na mer­ca­dos dis­pa­res y com­pe­ten­cia, re­ba­ja la CMT al ran­go de di­rec­ción ge­ne­ral. El que en­tre los miem­bros del con­se­jo del or­ga­nis­mo no ha­ya un so­lo es­pe­cia­lis­ta en te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, des­pier­ta re­ce­los. Al res­pon­der so­bre es­ta ob­je­ción, el mi­nis­tro So- ria se li­mi­tó a de­cir en San­tan­der que los nom­bra­mien­tos se han he­cho “con cri­te­rios téc­ni­cos”.

La mu­ta­ción del ór­gano re­gu­la­dor es­pa­ñol lle­ga en un mo­men­to crí­ti­co. Vo­da­fo­ne ha im­pug­na­do an­te la ex­tin­ta Co­mi­sión Na­cio­nal de la Com­pe­ten­cia el acuer­do en­tre Te­le­fó­ni­ca y el cuar­to ope­ra­dor, Yoi­go, por el que aquel usa­rá fre­cuen­cias que es­te tie­ne ad­ju­di­ca­das pa­ra pres­tar ser­vi­cio de da­tos mó­vi­les con tec­no­lo­gía de cuar­ta ge­ne­ra­ción (4G). Es un con­flic­to de ca­la­do, y aun­que el de­nun­cian­te ha pe­di­do la sus­pen­sión cau­te­lar del acuer­do, Mo­vis­tar te­nía pre­vis­to co­men­zar a dar ser­vi­cio 4G es­te fin de se­ma­na.

Con vehe­men­cia na­da ha­bi­tual en él, Fran­cis­co Ro­mán, pre­si­den­te de Vo­da­fo­ne Es­pa­ña, al­zó la voz pa­ra ex­pli­car la po­si­ción de su em­pre­sa. Es­te ca­so, di­jo, es “el ma­yor que yo co­noz­ca de coor­di­na­ción en­tre dos com­pe­ti­do­res en Es­pa­ña” y pue­de im­pli­car abu­so de po­si­ción do­mi­nan­te y dis­cri­mi­na­ción a ter­ce­ros. Pa­ra Vo­da­fo­ne, el acuer­do Te­le­fó­ni­ca-Yoi­go cons­ti­tu­ye una ce­sión de es­pec­tro ra­dio­eléc­tri­co que fue ad­ju­di- ca­do a la se­gun­da, pa­ra que lo uti­li­ce la pri­me­ra, in­frin­gien­do así las con­di­cio­nes de la subas­ta del 2011. Por su par­te, Luis Mi­guel Gil­pé­rez, pre­si­den­te de Te­le­fó­ni­ca Es­pa­ña, sos­tu­vo an­te la pren­sa que se tra­ta de un acuer­do “co­yun­tu­ral” de com­par­ti­ción de re­cur­sos, le­gal­men­te de­fen­di­ble.

LA FI­BRA ÓP­TI­CA

A es­te ca­pí­tu­lo, An­to­nio Coim­bra, con­se­je­ro de­le­ga­do de Vo­da­fo­ne Es­pa­ña, aña­di­ría otra pa­ta­ta ca­lien­te: el des­plie­gue de fi­bra óp­ti­ca. En prin­ci­pio re­suel­to el con­flic­to por me­dia­ción de la CMT, Te­le­fó­ni­ca ac­ce­dió a ce­rrar un tra­to con Vo­da­fo­ne y Orange por el que los tres ope­ra­do­res (y Jazz­tel, aso­cia­da con Te­le­fó­ni­ca) com­par­ti­rían la dis­tri­bu­ción ver­ti­cal de ac­ce­sos de fi­bra den­tro de los edi­fi­cios. Pe­ro, se­gún Coim­bra, el pre­cio de re­fe­ren­cia –el que un ope­ra­dor pa­ga al que ha he­cho el ten­di­do– aprobado por la CMT, ele­va artificialmente el cos­te a los com­pe­ti­do­res del ti­tu­lar del des­plie­gue, fa­vo­re­cien­do a Te­le­fó­ni­ca, que tie­ne hoy 2,7 mi­llo­nes de ho­ga­res en co­ber­tu­ra.

JET­TA PRO­DUC­TIONS / GETTY

Los ope­ra­do­res creen que la re­gu­la­ción eu­ro­pea es “ex­ce­si­va­men­te pro­tec­to­ra del con­su­mi­dor”, lo que pre­sio­na los már­ge­nes de la in­dus­tria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.