LA PRE­SIÓN DEL DI­NE­RO

La Vanguardia - Dinero - - IBEX 35 -

Di­cen que un tí­tu­lo de­be re­su­mir el tex­to. ¿Qué me­jor tí­tu­lo que el que he ele­gi­do pa­ra ex­pli­car la me­jo­ra de los mer­ca­dos des­de el ve­rano? La pre­sión del di­ne­ro ma­ti­za los ries­gos, con­fun­de la cau­te­la con el pe­si­mis­mo, obli­ga a los cau­te­lo­sos a com­prar y, por úl­ti­mo, lle­va la es­pe­ra­da subida de la bol­sa a una pro­fe­cía au­to­cum­pli­da. ¿Có­mo que­dar­se fue­ra de es­te au­to­bús que va tan rá­pi­do? Du­dar se tra­du­ce en pér­di­da de di­ne­ro. Lo me­jor en es­tos ca­sos es no pen­sar­lo mu­cho. Aun­que, ¿no es pre­ci­sa­men­te es­to lo que lle­va a co­me­ter ex­ce­sos?

Tras leer to­do lo an­te­rior pro­ba­ble­men­te lle­ga­rán a la con­clu­sión de que no es­pe­ra­ba es­ta evo­lu­ción del mer­ca­do. Y aca­ba­rán sen­ten­cián­do­me de ren­co­ro­so: “No lo ha vis­to y aho­ra tra­ta de con­fun­dir­nos”. Cuan­do se tra­ba­ja con los mer­ca­dos se acepta la má­xi­ma de que hay que acer­tar más ve­ces que las que se fa­lla al tra­tar de an­ti­ci­par su evo­lu­ción. Por otro la­do, tra­tar de an­ti­ci­par su com­por­ta­mien­to es un ejer­ci­cio que se nu­tre de hi­pó­te­sis so­bre va­ria­bles pre­vi­si­bles.

¿Qué ha fa­lla­do fren­te a la re­co­men­da­ción de cau­te­la en ve­rano? Los men­sa­jes de los ban­cos cen­tra­les, com­pro­me­tién­do­se de nue­vo a to­mar nue­vas de­ci­sio­nes (de di­ne­ro… más di­ne­ro) si fue­ra pre­ci­so, y unos da­tos eco­nó­mi­cos en la zo­na eu­ro y en Chi­na mu­cho me­jo­res de lo es­pe­ra­do. El res­to, des­de los fac­to­res de ries­go co­mo Si­ria, la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos (Fed) y nue­vos epi­so­dios so­bre la cri­sis del eu­ro has­ta las du­das so­bre la re­la­ción pre­cios/va­lor de al­gu­nos ac­ti­vos y el cas­ti­go a los mer­ca­dos emer­gen­tes, sí se han ma­te­ria­li­za­do.

En de­fi­ni­ti­va, los in­ver­so­res han se­lec­cio­na­do y han pri­ma­do a los mer­ca­dos eu­ro­peos ven­dien­do en el res­to. Lo in­tere­san­te vie­ne aho­ra cuan­do el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo (BCE) es­tá tra­tan­do de fre­nar el op­ti­mis­mo de los in­ver­so­res…. ¿dón­de que­da el con­ta­gio po­si­ti­vo al que se re­fe­ría el pro­pio pre­si­den­te del BCE, Ma­rio Drag­hi, en enero?

Las bol­sas eu­ro­peas suben ya en el año más de un 10% en pro­me­dio, aún por de­ba­jo del 18% que sube la bol­sa nor­te­ame­ri­ca­na. ¿Ca­ro o ba­ra­to? Ni­ve­les de PER de 14 ve­ces be­ne­fi­cio aún ofre­cen mar­gen de subidas adi­cio­na­les. En pa­ra­le­lo, po­ten­cia­les ope­ra­cio­nes cor­po­ra­ti­vas y va­lo­ra­ción re­la­ti­va a las his­tó­ri- ca­men­te ba­jas ren­ta­bi­li­da­des de la deu­da in­vi­tan a com­prar. En de­fi­ni­ti­va, no es­ta­mos ha­blan­do de mer­ca­dos ba­ra­tos, pe­ro sí de un con­tex­to que fa­vo­re­ce su re­va­lo­ri­za­ción.

No me sor­pren­de que al­gu­nos com­pe­ti­do­res es­pe­ren que si­gan las subidas a cor­to pla­zo apo­yán­do­se en la con­ti­nui­dad del op­ti­mis­mo eco­nó­mi­co y en la me­jo­ra en los re­sul­ta­dos (el op­ti­mis­mo es con­ta­gio­so)… en un con­tex­to de ele­va­da li­qui­dez. Es­to úl­ti­mo es fun­da­men­tal: la li­qui­dez no de­be fal­tar. Y los ban­cos cen­tra­les pro­ba­ble­men­te lo se­gui­rán en­ten­dien­do así: los com­pe­ti­do­res a los que me re­fe­ría an­tes tam­bién es­pe­ran que la nor­ma­li­za­ción de las con­di­cio­nes mo­ne­ta­rias por par­te de la Fed sea gra­dual, cui­da­do­sa, y que el res­to de los ban­cos cen­tra­les de paí­ses desa­rro­lla­dos si­guen pre­sio­nan­do por con­ti­nuar la me­jo­ra de las con­di­cio­nes fi­nan­cie­ras. Sí, se­gui­rá la pre­sión del di­ne­ro.

No, no lo pien­sen mu­cho. Si lo ha­cen pro­ba­ble­men­te du­da­rán de la for­ta­le­za de la re­cu­pe­ra­ción mun­dial con las eco­no­mías emer­gen­tes mo­de­ran­do su cre­ci­mien­to y las desa­rro­lla­das pre­sio­na­das por un aún ele­va­do en­deu­da­mien­to. Qui­zás va­lo­ren que las expectativas de cre­ci­mien­to de los re­sul­ta­dos, con cre­ci­mien­tos de dos dí­gi­tos ya en la par­te fi­nal de año en Es­ta­dos Uni­dos y só­lo mar­gi­nal­men­te por de­ba­jo en la zo­na eu­ro, son ele­va­das y es­tán ya con­te­ni­das en los pre­cios.

Pro­ba­ble­men­te con­si­de­ren que los pro­ble­mas de la cri­sis del eu­ro son po­lí­ti­cos, lo que pue­de su­po­ner un im­por­tan­te obs­tácu­lo pa­ra con­ti­nuar la in­te­gra­ción

La li­qui­dez por par­te de los ban­cos cen­tra­les no de­be fal­tar pa­ra que si­gan las subidas en bol­sa a cor­to pla­zo

sin la pre­sión de los mer­ca­dos. Por cier­to, es­to ya lo es­ta­mos vien­do des­de fi­na­les del año pa­sa­do. Al fi­nal, tam­bién pue­den te­mer el cam­bio de ten­den­cia en los ti­pos de in­te­rés de lar­go pla­zo en Es­ta­dos Uni­dos, que pue­den pro­vo­car un ajus­te de car­te­ras a es­ca­la mun­dial y una ma­yor vo­la­ti­li­dad a cor­to pla­zo en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les.

No, no ha­blo de im­pon­de­ra­bles co­mo los geo­po­lí­ti­cos. Me­jor no pen­sar en to­do es­to y sim­ple­men­te de­jar­se lle­var. Has­ta el mo­men­to ha fun­cio­na­do… ¿Por qué no va a se­guir ha­cién­do­lo en el fu­tu­ro?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.