Ba­jo el em­bru­jo de la Tos­ca­na

La re­gión po­see uno de los sue­los más ca­ros de Ita­lia y hoy el 75% de los com­pra­do­res son ru­sos

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - An­na Ca­ba­ni­llas Bond

Ya sea por su pa­sa­do me­die­val aún la­ten­te en la gran ma­yo­ría de sus pue­blos, por sus im­po­nen­tes co­li­nas de vi­des de las que na­cen apre­cia­dos vi­nos co­mo el Chian­ti o por las to­na­li­da­des ma­rro­nes y ver­des que ti­ñen sus cam­pi­ñas, pe­ro lo cier­to es que la re­gión ita­lia­na de la Tos­ca­na se ha ga­na­do la ad­mi­ra­ción de me­dio pla­ne­ta. Des­de la acla­ma­da Flo­ren­cia, has­ta pue­blos más re­po­sa­dos pe­ro re­ple­tos de em­bru­jo co­mo San Gi­mig­nano, Pien­za o Mon­te­rri­gio­ni, la Tos­ca­na tie­ne mu­cho por ofre­cer. Por en­ci­ma de to­do, la sen­sa­ción de que el tiem­po se de­tu­vo ha­ce unos cuan­tos si­glos y de que la be­lle­za to­ma for­ma en cual­quie­ra de sus rin­co­nes.

Por ello, no es de ex­tra­ñar que se ha­ya con­ver­ti­do en el des­tino va­ca­cio­nal de ce­le­bri­da­des de la ta­lla de Ma­don­na o la pro­pia Ra­nia de Jor­da­nia, así co­mo de las fa­mi­lias más aco­mo­da­das de Ita­lia y de otros pun­tos del mun­do co­mo el Reino Uni­do o Es­ta­dos Uni­dos. E in­clu­so, tal co­mo apun­tan los ex­per­tos, en el lu­gar don­de mu­chos de­ci­den ini­ciar una nue­va y re­la­ja­da vi­da. Eso sí, no ap­ta pa­ra to­dos los bol­si­llos.

Tal co­mo apun­ta Ian Heath, di- rec­tor de Lio­nard Ex­clu­si­ve Real Es­ta­te, la Tos­ca­na si­gue con­tan­do con uno de los sue­los más ca­ros de to­da Ita­lia. “So­bre to­do en el cen­tro de las ciu­da­des con gran car­ga ar­tís­ti­ca y cul­tu­ral co­mo Flo­ren­cia, Sie­na o Luc­ca, que es­tán co­nec­ta­das con cual­quier par­te del mun­do”, di­ce el ex­per­to.

Lo po­de­mos co­rro­bo­rar echan­do un vis­ta­zo a la pá­gi­na web de la in­mo­bi­lia­ria Ri­mont­go.com, es­pe­cia­li­za­da en la ven­ta de pro­pie­da­des de lu­jo, don­de se in­di­ca que el pre­cio de sa­li­da de un con­jun­to de ca­sas res­tau­ra­das del si­glo XV, ubi­ca­das en la Sel­va, a 15 ki­ló­me­tros de Sie­na, y en las que es­tu­vo in­tere­sa­do Sil­vio Ber­lus­co­ni, se ven­de por 20 mi­llo­nes de eu­ros. Tam­po­co de­ja in­di­fe­ren­te el cas­ti­llo si­tua­do en lo al­to de una co­li­na en­tre Sie­na y Flo­ren­cia, que se ex­tien­de por un vi­ñe­do de 52 hec­tá­reas, a la ven­ta por 14,5 mi­llo­nes de eu­ros. “Pe­se a que aún te­ne­mos clien­tes ita­lia­nos, la ma­yo­ría de las ven­tas de es­ta cla­se de pro­pie­da­des se es­tán rea­li­zan­do en­tre ex­tran­je­ros; en el 75% de los ca­sos pro­ce­den­tes de Ru­sia. Te­ne­mos tam­bién una im­por­tan­te ba­se de clien­tes en paí­ses co­mo el Reino Uni­do, Es­can­di­na­via, Ara­bia Sau­dí, e in­clu­so al­gu­nos en Es­pa­ña”, ex­pli­ca Heath, que ad­vier­te que la ma­yo­ría son hom­bres de ne­go­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.