ENER­GÍA Y AGUA

La Vanguardia - Dinero - - IDEAS Y DEBATES - Ma­riano Mar­zo Ca­te­drá­ti­co de la UB

Ener­gía y agua son dos re­cur­sos esen­cia­les pa­ra la pros­pe­ri­dad hu­ma­na y, en gran me­di­da, in­ter­de­pen­dien­tes. El agua es­tá om­ni­pre­sen­te en los pro­ce­sos de pro­duc­ción de ener­gía: des­de la ex­trac­ción, trans­por­te y pro­ce­sa­do de los com­bus­ti­bles fó­si­les, a la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad, pa­san­do por la irri­ga­ción de los cul­ti­vos ne­ce­sa­rios pa­ra pro­du­cir bio­com­bus­ti­bles. Por su par­te, la ener­gía re­sul­ta bá­si­ca pa­ra el apro­vi­sio­na­mien­to de agua, per­mi­tien­do el fun­cio­na­mien­to de los di­ver­sos sis­te­mas de acu­mu­la­ción, trans­por­te, dis­tri­bu­ción y tra­ta­mien­to.

El agua es un re­cur­so muy abun­dan­te en el pla­ne­ta, aun­que só­lo el 2% es dul­ce y, de es­te por­cen­ta­je, me­nos de la mi­tad re­sul­ta ac­ce­si­ble en su­per­fi­cie o a par­tir de acuí­fe­ros del sub­sue­lo. Ade­más, el cam­bio cli­má­ti­co, jun­to al cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y de­mo­grá­fi­co, pre­sa­gian, en mu­chas re­gio­nes, un fu­tu­ro de ma­yo­res res­tric­cio­nes de ac­ce­so al agua dul­ce re­no­va­ble.

Una si­tua­ción que des­pier­ta in­quie­tud en el sec­tor ener­gé­ti­co, en la me­di­da que cual­quier li­mi­ta­ción en la dis­po­ni­bi­li­dad de agua, por es­ca­sez fí­si­ca o por dis­po­si­cio­nes re­gu­la­to­rias, pue- de com­pro­me­ter la fia­bi­li­dad de las ope­ra­cio­nes en cur­so e im­po­ner cos­tos adi­cio­na­les de­ri­va­dos de la im­ple­men­ta­ción de me­di­das de adap­ta­ción. Así, por ejem­plo, el pa­sa­do ve­rano, un epi­so­dio de se­quía en In­dia, li­ga­do al re­tra­so del mon­zón, cau­só un au­men­to de la ac­ti­vi­dad de bom­beo de aguas sub­te­rrá­neas, con el con­si­guien­te in­cre­men­to de la de­man­da de elec­tri­ci­dad, jus­to en el mo­men­to en el que la pro­duc­ción hi­dro­eléc­tri­ca se des­plo­ma­ba, lo que se tra­du­jo en cor­tes de

En el 2010, el 15% del to­tal de agua dul­ce re­no­va­ble gas­ta­da en el mun­do fue uti­li­za­da pa­ra pro­du­cir ener­gía

su­mi­nis­tro a más de 600 mi­llo­nes de per­so­nas du­ran­te va­rios días. Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos tam­bién han vi­vi­do ex­pe­rien­cias re­cien­tes de re­duc­cio­nes en el su­mi­nis­tro de elec­tri­ci­dad, fru­to de se­quías y olas de ca­lor que per­tur­ba­ron el ren­di­mien­to de cen­tra­les nu­clea­res y de plan­tas ali­men­ta­das por com­bus­ti­bles fó­si­les, las cua­les ne­ce­si­tan agua pa­ra la re­fri­ge­ra­ción y otros pro­ce­sos.

Sin du­da, la dis­po­ni­bi­li­dad de

En el sec­tor ener­gé­ti­co, cual­quier li­mi­ta­ción en la dis­po­ni­bi­li­dad de agua pue­de com­pro­me­ter la fia­bi­li­dad de las ope­ra­cio­nes en cur­so e im­po­ner cos­tos adi­cio­na­les”

agua es­tá ad­qui­rien­do una cre­cien­te re­le­van­cia en la eva­lua­ción de la via­bi­li­dad fí­si­ca, eco­nó­mi­ca y am­bien­tal de los pro­yec­tos ener­gé­ti­cos. En par­ti­cu­lar, la dis­po­ni­bi­li­dad y ac­ce­so al agua po­drían sig­ni­fi­car un se­rio obs­tácu­lo pa­ra la ex­plo­ta­ción de gas no con­ven­cio­nal ( sha­le gas) en Chi­na y al­gu­nas re­gio­nes de Es­ta­dos Uni­dos, pa­ra la pro­duc­ción de cru­dos a par­tir de are­nas bi­tu­mi­no­sas en Ca­na­dá o pa­ra man­te- ner las pre­sio­nes de ya­ci­mien­to ne­ce­sa­rias pa­ra au­men­tar la ex­trac­ción de pe­tró­leo con­ven­cio­nal en Iraq. En la ma­yo­ría de los ca­sos, es­tas vul­ne­ra­bi­li­da­des son ges­tio­na­bles, pe­ro re­que­ri­rán de un gran des­plie­gue tec­no­ló­gi­co, gran­des in­ver­sio­nes y de una ma­yor in­te­gra­ción de las po­lí­ti­cas ener­gé­ti­cas y del agua.

En el 2010, la can­ti­dad de agua uti­li­za­da en el mun­do pa­ra la pro­duc­ción de ener­gía re­pre­sen­tó un 15% del uso to­tal de agua dul­ce re­no­va­ble. Di­cho por­cen­ta­je equi­va­le a 583.000 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos, de los cua­les 66.000 mi­llo­nes de­ben con­ta­bi­li­zar­se co­mo con­su­mo (agua no de­vuel­ta a su fuen­te tras su uso). Las pre­vi­sio­nes pa­ra el pe­rio­do 2010-2035 son que la uti­li­za­ción de agua por el sec­tor ener­gé­ti­co se in­cre­men­te en cer­ca de un 20% y que el con­su­mo lo ha­ga en torno al 85%.

MANÉ ES­PI­NO­SA

Aper­tu­ra de las com­puer­tas del em­bal­se de To­rras­sa, en Lla­vor­sí (Llei­da), por la cre­ci­da del río No­gue­ra Pa­lla­re­sa es­te ve­rano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.