¿An­te una bur­bu­ja de ase­so­res?

Pro­fe­sio­na­les que pier­den el em­pleo y crean su pro­pio ga­bi­ne­te pue­den crear so­bre­di­men­sión en el sec­tor

La Vanguardia - Dinero - - GESTIÓN - Jordi Goula

APREOCUPACIÓN

di­fe­ren­cia de las em­pre­sas, el sec­tor de ase­so­rías y des­pa­chos es­tá cre­cien­do en nú­me­ro de pro­fe­sio­na­les. La mor­ta­li­dad y el adel­ga­za­mien­to de las com­pa­ñías ha­ce que mu­chos pro­fe­sio­na­les –obli­ga­dos a de­jar­las– op­ten por con­ver­tir­se en em­pren­de­do­res y mon­ten su pro­pio des­pa­cho. ¿Los efec­tos? A cor­to pla­zo, se co­rre el ries­go de que se pro­duz­ca un so­bre­di­men­sio­na­mien­to del sec­tor, así co­mo una cier­ta ca­ni­ba­li­za­ción y, con ello, una di­fi­cul­tad aña­di­da pa­ra po­ner en va­lor los ser­vi­cios que ofre­cen to­dos. Una ma­yor ofer­ta, jun­to a una de­man­da más bien men­guan­te, es una in­vi­ta­ción a la re­ba­ja de los pre­cios”. Así ra­zo­na José María Ra­ven­tós, di­rec­tor ge­ne­ral de Sa­ge Ac­coun­tants, que aca­ba de pre­sen­tar el VI In­for­me anual del ob­ser­va­to­rio del des­pa­cho pro­fe­sio­nal en sen­dos ac­tos en Ma­drid y Bar­ce­lo­na. Res­pec­to a es­te úl­ti­mo pun­to de la re­ba­ja de pre­cios, tan­to Ra­ven­tós, co­mo Jordi Ama­do, so­cio fun­da­dor de Ama­do Con­sul­to­res y res­pon­sa­ble del ob­ser­va­to­rio, mues­tran su preo­cu­pa­ción por­que ven en él un pe­li­gro im­por­tan­te. Cier­ta­men­te, cuan­do lo que de­ci­de apor­tar un des­pa­cho es sim­ple­men­te la la­bor de in­ter­me­dia­ción en­tre la ad­mi­nis­tra­ción y el clien­te, su tra­ba­jo se co­mo­di­ti­za y la úni­ca di­fe­ren­cia en­tre los com­pe­ti­do­res, des­de el pun­to de vis­ta del clien­te, vie­ne da­da por el pre­cio. Am­bos ma­ti­zan que que­dan fue­ra de la re­fle­xión los gran­des des­pa­chos que “es­tán a otro ni­vel”. “Lo úni­co que pue­de ha­cer que un des­pa­cho apor­te más va­lor es la tec­no­lo­gía, pe- ro mu­chos la si­guen vien­do co­mo cos­te, no co­mo una in­ver­sión. Por ejem­plo, la in­te­gra­ción tec­no­ló­gi­ca en­tre des­pa­cho y clien­te es ne­ce­sa­ria pe­ro só­lo al­gu­nos la apli­can. Si­guen sin ver­lo co­mo opor­tu­ni­dad”, la­men­ta Ama­do.

Lo cier­to es que en la ase­so­ría es don­de pri­me­ro se per­ci­be la evo­lu­ción del clien­te, por las in­for­ma­cio­nes que le lle­gan de su ac­ti­vi­dad. Pa­ra Ra­ven­tós, eso de­be­ría re­ver­tir “en que ejer­cie­ra una la­bor de con­sul­tor, lo que en mu­chas oca­sio­nes no su­ce­de”. Por su­pues­to, si li­mi­ta su la­bor al me­ro so­por­te fis­cal y le­gal, es­tá per­dien­do una bue­na opor­tu­ni­dad al no ser proac­ti­vo. “Mu­chas ve­ces es por fal­ta de co­no­ci­mien­to, les co­me el día a día”, in­ci­de Ama­do, quien se mues­tra sor­pren­di­do por un da­to del in­for­me. “La ma­yo­ría di­ce no te­ner un des­pa­cho de re­fe­ren­cia que se­guir. Hay una men­ta­li­dad bas­tan­te ce­rra­da que in­vi­ta a mi­rar só­lo ha­cia den­tro y eso no es bueno”.

DE­PEN­DEN­CIA DEL BOE

Otro de los as­pec­tos que po­ne de re­lie­ve Ra­ven­tós es la ex­ce­si­va de­pen­den­cia de los cam­bios le­ga­les, co­mo la re­for­ma fis­cal, la laboral... “Ca­da cam­bio en el BOE pro­du­ce un au­men­to de ac­ti­vi­dad, cuan­do no de­be­ría exis­tir tan­ta de­pen­den­cia. Se pre­ci­san más ini­cia­ti­vas”. De to­dos mo­dos, la raíz del pro­ble­ma hay que bus­car­la en al­go so­bre lo que des­de ha­ce mu­cho tiem­po vie­ne aler­tan­do Jordi Ama­do. “En ge­ne­ral, el sec­tor no tie­ne men­ta­li­dad em­pre­sa­rial. Hay des­pa­chos me­dia­nos que tie­nen un pro­yec­to em­pre­sa­rial y cre­cen, ab­sor­bien­do y au­men­tan­do su fon­do de co­mer­cio, pe­ro son po­cos to­da­vía”. Pre­gun­ta­do so­bre los mo­vi­mien­tos en el sec­tor, afir­ma que hay más ope­ra­cio­nes, aun­que cues­ta su­pe­rar, lo que lla­ma mie­do es­cé­ni­co, es de­cir, el te­mor al día des­pués.

Uno de los pun­tos que quie­re re­sal­tar Ra­ven­tós co­mo fu­tu­ro pa­ra mu­chos ase­so­res es que el 95% de las em­pre­sas del país es­tán ba­jo el pa­ra­guas de un des­pa­cho y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.