El di­ne­ro se arri­ma al ries­go

Las en­tra­das ré­cord de enero de­jan de la­do el te­mor a una cri­sis bur­sá­til

La Vanguardia - Dinero - - MERCADOS / INVERSIÓN COLECTIVA - Pri­mo Gon­zá­lez

La bol­sa ha co­men­za­do el año con mo­vi­mien­tos des­con­cer­tan­tes y una ele­va­da vo­la­ti­li­dad, en bue­na me­di­da es­ti­mu­la­da por la cri­sis de las di­vi­sas de al­gu­nos paí­ses emer­gen­tes, pe­ro los in­ver­so­res que de­po­si­tan en los fon­dos de in­ver­sión sus aho­rros pa­re­cen te­ner me­nos du­das. De he­cho, el mes de enero del año que aca­ba de co­men­zar ha si­do el de ma­yor vo­lu­men de en­tra­das ne­tas de di­ne­ro de cuan­tos se guar­dan en las es­ta­dís­ti­cas del sec­tor, más de 3.300 millones de eu­ros ne­tos.

Los mer­ca­dos ape­nas re­gis­tra­ron ga­nan­cias en el con­jun­to del mes, por lo que el cre­ci­mien­to del pa­tri­mo­nio en es­te enero se ha de­bi­do ex­clu­si­va­men­te a la lle­ga­da de di­ne­ro nue­vo. La ren­ta­bi­li­dad del con­jun­to de fon­dos en enero ha si­do un exi­guo 0,24%, con ma­los re­sul­ta­dos en la ren­ta va­ria­ble in­ter­na­cio­nal y es­cue­tas ga­nan­cias en el res­to de mer­ca­dos.

La apues­ta de los in­ver­so­res se es­tá cen­tran­do es­tos úl­ti­mos me­ses en fon­dos de per­fil con­ser­va­dor aun­que con cre­cien­te in­cli­na­ción por la to­ma de ries­gos, lo que con­du­ce a un flo­re­ci­mien­to de al­gu­nos fon­dos de ti­po mix­to con ba­ja ex­po­si­ción a la ren­ta va­ria­ble. Lo que si­gue do­mi­nan­do es la ten­den­cia ha­cia los fon­dos con ren­ta­bi­li­dad ob­je­ti­vo o de ges­tión pa­si­va, es de­cir, aque­llos que no cuen­tan con ga­ran­tía pe­ro que ofre­cen un ob­je­ti­vo de ren­ta­bi­li­dad más o me­nos ex­plí­ci­to.

Cer­ca de 2.000 millones de eu­ros han en­tra­do en es­tos fon­dos apro­ve­chan­do al­gu­nas co­lo- ca­cio­nes que se han pro­du­ci­do en las úl­ti­mas se­ma­nas, en par­ti­cu­lar de fon­dos que tie­nen re­fe­ren­cias de ren­ta­bi­li­dad en al­gún ín­di­ce de ren­ta va­ria­ble o en ces­tas de ac­cio­nes. Hay con­fian­za en bol­sa, pe­ro los in­ver­so­res pre­fie­ren ju­gar es­tas nue­vas ba­zas con cier­to mar­gen de se­gu­ri­dad.

En es­te sen­ti­do, las bol­sas eu­ro­peas son las que cuen­tan con ma­yo­res ad­he­sio­nes y al­gu­nas ges­to­ras es­tán lan­zan­do fon­dos nue­vos o re­no­van­do al­gu­nos que ven­cían por es­tas fe­chas con ex­pec­ta­ti­vas de ren­ta­bi­li­dad li­ga­das a es­te mer­ca­do, que es el que cuen­ta con más ad­he­sio­nes en­tre los ges­to­res co­mo el más pro­me­te­dor.

In­clu­so la bol­sa es­pa­ño­la se ha be­ne­fi­cia­do de con­si­de­ra­bles en­tra­das de di­ne­ro en es­te pri­mer mes del año gracias al de­no­mi­na­do efec­to re­tro­vi­sor, es de­cir, la ten­den­cia que tie­nen al­gu­nos in­ver­so­res de to­mar co­mo re­fe­ren­cia las ren­ta­bi­li­da­des del pa­sa­do a la ho­ra de con­fi­gu­rar sus de­ci­sio­nes de in­ver­sión. Un mé­to­do que no siem­pre re­sul­ta re­co­men­da­ble. En las ac­tua­les cir­cuns­tan­cias, la bol­sa es­pa­ño­la, que fue la más al­cis­ta en­tre las eu­ro­peas el 2012, no pa­re­ce con­tar con pro­nós­ti­cos muy fa­vo­ra­bles de­bi­do a la cri­sis de los mer­ca­dos emer­gen­tes, a los que se en­cuen­tran muy li­ga­dos al­gu­nas gran­des em­pre­sas es­pa­ño­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.