El fru­to de la ex­pe­rien­cia

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Al­bert Boet

Qué ha­ce que pe­que­ños cons­truc­to­res se atre­van a pro­po­ner y fa­bri­car nue­vos su­per­de­por­ti­vos que ha­gan som­bra a las gran­des y le­gen­da­rias mar­cas es­pe­cia­li­za­das en es­te ti­po de vehícu­los? ¿Va­le la pe­na el es­fuer­zo de po­ner en la ca­lle un co­che de más de 500 CV y 320 Km/h?¿Hay que di­se­ñar ima­gen o desa­rro­llar pres­ta­cio­nes?

To­das es­tas y mu­chas más pre­gun­tas nos vie­nen a la ca­be­za cuan­do nos en­fren­ta­mos a las imá­ge­nes del re­cien­te­men­te pre­sen­ta­do SIN R1 con oca­sión del Au­tos­port In­ter­na­tio­nal Show de Bir­ming­ham. Es­ta nue­va pro­pues­ta, que em­pe­za­rá a co­mer­cia­li­zar­se a par­tir de es­ta pró­xi­ma pri­ma­ve­ra, es obra de Sin Cars, una em­pre­sa de in­ge­nie­ría del au­to­mó­vil de Mu­nich, en Ale­ma­nia, fun­da­da por el pi­lo­to búl­ga­ro Ro­sen Das­ka­lov en co­la­bo­ra­ción con la bri­tá­ni­ca ProFor­man­ce Me­tals. A los gran­des afi­cio­na­dos al au­to­mo­vi­lis­mo de­por­ti­vo el nom­bre de Sin le pue­de re­sul­tar fa­mi­liar, ya que des­de el 2013 par­ti­ci­pa en el Cam­peo­na­to Bri­tá­ni­co de GT Cup Se­ries, en el que se ha de­di­ca­do a evo­lu­cio­nar cons­tan­te­men­te la ver­sión Sin R1 de ca­rre­ras con el pro­pio Das­ka­lov al vo­lan­te.

Pue­de pa­re­cer un ca­pri­cho de es­te em­pre­sa­rio búl­ga­ro afin­ca­do en Ale­ma­nia pe­ro de­trás del nue­vo Sin R1 hay to­da una em­pre­sa tec­no­ló­gi­ca, en la que una plan­ti­lla con lar­ga ex­pe­rien­cia en el mun­do del au­to­mo­vi­lis­mo lle­va tres años desa­rro­llan­do el co­che des­de una hoja en blan­co. Y el pa­so era ex­pe­ri­men­tar y desa­rro­llar el co­che en com­pe­ti­ción pa­ra en un si­guien­te pa­so lle­var­lo a la se­rie. Y el mo­de­lo de­fi­ni­ti­vo es el que se pre­sen­tó de­fi­ni­ti­va­men­te en Bir­ming­ham des­pués de que hi­cie­ra una pri­me­ra apa­ri­ción en el pa­sa­do Good­wood Fes­ti­val of Speed.

Se­gún pa­la­bras del pro­pio Das­ka­lov, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de

Sin Cars, su idea era ha-

cer un co­che que en lo que res­pec­ta a sen­sa­cio­nes de pi­lo­ta­je se ase­me­ja­ra al má­xi­mo a las de con­du­cir un Go-Kart. Ello sig­ni­fi­ca que lo pri­me­ro que se desa­rro­lló fue la par­te di­ná­mi­ca, con­tan­do con la ex­pe­rien­cia de ProFor­man­ce Me­tals, es­pe­cia­lis­ta en ma­te­ria­les ae­ro­di­ná­mi­cos y en cons­truc­cio­nes mul­ti­tu­bu­la­res de al­ta tec­no­lo­gía. De ahí el cha­sis mul­ti­tu­bu­lar so­bre el que se sus­ten­ta to­do el Sin R1 y que le per­mi­te un pe­so ab­so­lu­to de 1.200 ki­lo­gra­mos. Y pa­ra la par­te mo­triz Sin Cars se de­can­tó por uno de los pro­pul­so­res más po­ten­tes del mo­men­to, el mo­tor V8 de Ge­ne­ral Mo­tors, el LS3 de 6,2 li­tros al que se le han po­di­do sa­car 525 CV.

La lis­ta de com­po­nen­tes que com­ple­tan la par­te di­ná­mi­ca es­tá lle­na de las prin­ci­pa­les mar­cas de es­pe­cia­lis­tas en tec­no­lo­gía de la au­to­mo­ción ga­ran­ti­zan­do un con­jun­to en­vi­dia­ble en cuan­to a pres­ta­cio­nes. De otro mo­do, el Sin R1 no po­dría en­trar en el se­lec­to gru­po de los gran­des sú­per de­por­ti­vos si nos ba­sa­mos en los da­tos de la ace­le­ra­ción y ve­lo­ci­dad punta. 2,5 se­gun­dos pa­ra al­can­zar los 100 Km/h y 320 Km/h de ve­lo­ci­dad punta.

Es­tá cla­ro que en Sin han di­se­ña­do esen­cial­men­te pres­ta­cio­nes, tal co­mo con­fir­ma el pro­pio Das­ka­lov cuan­do de­cla­ra que su in­ten­ción no era la de fa­bri­car al­go pa­re­ci­do a hi­per­co­che si no un co­che bien com­pen­sa­do y que se com­por­te per­fec­ta­men­te en cur­vas a al­ta ve­lo­ci­dad y ello só­lo se con­si­gue usan­do tec­no­lo­gía de com­pe­ti­ción y desa­rro­llán­do­la en com­pe­ti­ción.

Pe­ro un co­che tie­ne una ima­gen, que es la que, aun­que sea en po­cas uni­da­des, las cin­co men­sua­les pre­vis­tas, hay que ven­der. Y Sin Cars ha ves­ti­do al Sin R1 con una ca­rro­ce­ría, tam­bién desa­rro­lla­da por ProFor­man­ce, a ba­se de es­tán­da­res de ca­li­dad sin la in­ter­ven­ción de ter­ce­ros. Otra co­sa es si el re­sul­ta­do es­té­ti­co fi­nal es­tá a la par de las ex­ce­len­tes pres­ta­cio­nes.

SIN R1 País: Ale­ma­nia / Gran Bre­ta­ña Mo­tor: V8 6,2l Po­ten­cia: 525 CV Ace­le­ra­ción: 2,5 se­gun­dos Pe­so: 1.200 kg Pre­cio apro­xi­ma­do: 90.000 €

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.