Las em­pre­sas se aso­man a la bol­sa

Una nue­va olea­da de com­pa­ñías tra­ta de apro­ve­char la bo­nan­za del mer­ca­do

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - SER­GIO HE­RE­DIA

La co­rrien­te de op­ti­mis­mo y la di­ná­mi­ca al­cis­ta que en­vuel­ven a los mer­ca­dos es­pa­ño­les han dis­pa­ra­do la ru­mo­ro­lo­gía: cer­ca de una de­ce­na de em­pre­sas po­drían sal­tar al parquet en es­te 2014

Dos fac­to­res avan­zan a ve­lo­ci­da­des di­fe­ren­tes, con­fron­tán­do­se en­tre sí, y esa cir­cuns­tan­cia aven­tu­ra mo­vi­mien­tos en la ma­qui­na­ria bur­sá­til. De un la­do es­tá la co­rrien­te de op­ti­mis­mo que inun­da los fo­ros eco­nó­mi­cos del país, que se nu­tre del hi­po­té­ti­co cre­ci­mien­to del PIB, de la des­ace­le­ra­ción en la ta­sa de pa­ro y de la ten­den­cia al­cis­ta (al me­nos, de fon­do) de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros. Del otro, con­tra­pues­to, es­tá otro he­cho: la me­jo­ra ma­cro­eco­nó­mi­ca no se es­tá trans­mi­tien­do aún a la eco­no­mía de a pie. Las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras si­guen en­fras­ca­das en su pro­ce­so de re­for­mas y re­ca­pi­ta­li­za­cio­nes y el cré­di­to no flu­ye. Las em­pre­sas per­ma­ne­cen ata­das de pies y ma­nos. El en­fren­ta­mien­to desem­bo­ca en una opi­nión que los ana­lis­tas com­par­ten: es el mo­men­to de bus­car fi­nan­cia­ción en la bol­sa.

Bajo ese es­ce­na­rio, las em­pre­sas han ini­cia­do las ma­nio­bras. Los años de se­quía –no ha ha­bi­do in­cor­po­ra­cio­nes bur­sá­ti­les de pe­so des­de que arran­có la cri­sis– to­can a su fin. La ron­da de sa­li­das a los par­quets del país aso­ma a la vuel­ta de la es­qui­na. En di­ver­sos lis­ta­dos, se ha­bla de los ae­ro­puer­tos de Ae­na, Ap­plus+, el por­tal on li­ne Odi­geo (de eD­reams), Loterías, la em­bo­te­lla­do­ra de Co­ca-Co­la en Es­pa­ña, Co­rreos, Glo­ba­lia, Lar, His­pa­nia, Gru­po An­to­lín o Lí­nea Di­rec­ta (ase­gu­ra­do­ra de Ban­kin­ter). Y por en­ci­ma de ellas, co­mo bu­que in­sig­nia pa­ra el 2014, Ono.

“El ca­so de Ono es de ca­jón –re­co­no­ce Jau­me Puig, di­rec­tor ge­ne­ral de GVC Gaes­co Ges­tión–, es cier­to que ya ha­bía in­ten­ta­do sa­lir a bol­sa en la épo­ca de las pun­to­com (al­re­de­dor del año 2000). En su día, in­clu­so se ha­bía pre­sen­ta­do a los in­ver­so­res. Pe­ro se re­tra­só en sa­lir a es­ce­na, y mien­tras tan­to re­ven­tó la bur­bu­ja de las pun­to­com. Aho­ra sí que es un mo­men­to idó­neo pa­ra ella, igual que es un buen mo­men­to pa­ra Zon en Por­tu­gal, Zi­go en Ho­lan­da, Ka­bel Deuts­chland en Ale­ma­nia o Te­le­net en Bél­gi­ca...”.

El mo­men­to es bueno pa­ra Ono por­que los in­ver­so­res –na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les– le han echa­do el ojo a la bol­sa es­pa­ño­la. Se in­ter­pre­ta que es­tá ba­ra­ta, y en ten­den­cia al­cis­ta: mu­chos de ellos con­si­de­ran que su proyección en es­te 2014 po­dría ron­dar el do­ble dí­gi­to. En ese es­ce­na­rio, Ono es un bom­bón. “Vo­da­fo­ne pre­sen­tó una ofer­ta de 6.900 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra com­prar­la –re­cuer­da Xa­vier Brun, ges­tor de fon­dos de Sol­ven­tis–. Pe­ro la jun­ta ge­ne­ral de ac­cio­nis­tas con­si­de­ró que la ofer­ta era ba­ja, de ma­ne­ra que la re­cha­zó. Aho­ra, esa jun­ta op­ta­rá por

sa­lir a bol­sa, al­go que po­dría ocu­rrir en­tre abril y ma­yo”.

Se­gún fuen­tes del mer­ca­do, la em­pre­sa es­tá pre­pa­ran­do una ofer­ta pú­bli­ca de sus­crip­ción (OPS) por un no­mi­nal má­xi­mo de mil mi­llo­nes, una am­plia­ción que equi­va­le al 40% del capital de la ope­ra­do­ra de ca­ble y que le lle­va­ría a co­ti­zar en el mer­ca­do con­ti­nuo, y no en el Ibex. La ma­yo­ría de fuen­tes con­si­de­ra, sin em­bar­go, que Vo­da­fo­ne –muy re­tra­sa­da en el ám­bi­to de la ban­da an­cha– po­dría su­bir la apues­ta has­ta cer­ca de 9.000 mi­llo­nes, postura que, se­gún esas mis­mas fuen­tes, abor­ta­ría las in­ten­cio­nes bur­sá­ti­les de Ono. “Es una em­pre­sa su­per­bus­ca­da. Vo­da­fo­ne vol­ve­rá a in­ten­tar­lo”, an­ti­ci­pa Puig.

Más allá de va­ti­ci­nios, Puig y Brun en­tien­den que el alud de sa­li­das a bol­sa va a pro­du­cir­se por­que los ban­cos “si­guen sin con­ce­der cré­di­tos”. “Y si es así –di­ce Brun–, las em­pre­sas tie­nen que bus­car ca­pi­ta­les a tra­vés de ac­cio­nes, de bo­nos o in­clu­so del Marf (el mer­ca­do al­ter­na­ti­vo de ren­ta fi­ja)”. Pe­ro la bol­sa, ¿es­tá real­men­te ba­ra­ta? Se per­ci­be que es así, de la mis­ma ma­ne­ra que se ob­ser­va que los in­ver­so­res in­ter­na­cio­na­les ya se han de­ci­di­do a en­trar en Es­pa­ña. “A di­fe­ren­cia de ju­lio del año pa­sa­do, cuan­do se mi­ra­ba a Es­pa­ña con cau­te­la, aho­ra se ob­ser­va al país co­mo una tie­rra de opor­tu­ni­da­des”, di­ce Brun.

“En es­tos momentos, el Ibex es­tá ron­dan­do los 10.000 pun­tos, cuan­do su va­lor de­be­ría es­tar so­bre los 13.000 –di­ce Puig–. Pe­ro los des­cuen­tos so­bre el va­lor de las em­pre­sas, que an­tes eran al­tí­si­mos, se han ido re­du­cien­do. Ya no es el tiem­po de las OPA, sino el de las OPV. Vie- nen años en los que ve­re­mos có­mo mu­chas em­pre­sas se van plan­tean­do la po­si­bi­li­dad de sa­lir a la bol­sa”.

En­tre ellas se en­cuen­tra Loterías del Es­ta­do, que po­dría re­pe­tir el in­ten­to. Ya lo ha­bía he­cho a me­dia­dos del 2011, en­ton­ces un mal mo­men­to: mien­tras efec­tua­ba un road show na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal (la hi­po­té­ti­ca co­lo­ca­ción as­pi­ra­ba a los 8.000 mi­llo­nes), la pri­ma de ries­go ini­cia­ba un as­cen­so ver­ti­gi­no­so. “Hu­bo po­cos pos­tores, po­co in­te­rés. Así que la com­pa­ñía aca­bó echán­do­se atrás”, re­cuer­da Brun. Aho­ra, fuen­tes del mer­ca­do con­si­de­ran que el Es­ta­do po­dría re­plan­tear­se la pri­va­ti­za­ción de Loterías, aun­que le ven al­gu­nas pe­gas: los pre­mios que su­peren los 2.500 eu­ros tri­bu­tan al 20% (es así des­de el año pa­sa­do) y las ven­tas de la com­pa­ñía han per­di­do fue­lle en los úl­ti­mos tiem­pos.

Otras fuen­tes ase­gu­ran que Co­ca­Co­la Ibe­rian Part­ners, em­bo­te­lla­do­ra de Co­ca-Co­la en Es­pa­ña, val­dría al­re­de­dor de 1.340 mi­llo­nes de eu­ros si sa­lie­ra al mer­ca­do, una po­si­bi­li­dad que en los úl­ti­mos días ha aven­tu­ra­do Mar­cos de Quin­to, el pre­si­den­te de Co­ca-Co­la Es­pa­ña, a El Eco­no­mis­ta. “Nues­tra idea es que Ibe-

Es el mo­men­to de sa­lir a bol­sa: el cré­di­to si­gue sin fluir, y las em­pre­sas buscan otras fór­mu­las de fi­nan­cia­ción

rian Part­ners sal­ga a co­ti­zar en el mer­ca­do español tras la apli­ca­ción del ERE, que afectará a 1.250 tra­ba­ja­do­res, y con­se­guir fi­nan­cia­ción pa­ra en­trar en otros paí­ses (se ha­bla de Ale­ma­nia y EE.UU.)”, ha de­cla­ra­do en es­tos días. Con esas ci­fras, la ca­pi­ta­li­za­ción de la com­pa­ñía la co­lo­ca­ría co­mo la 51.ª en el mer­ca­do con­ti­nuo, le­jos en to­do ca­so de ac­ce­der al Ibex. “Son com­pa­ñías co­no­ci­das, co­mo Renfe o Ae­na, pe­ro no son gran­des –di­ce Brun–. En to­do ca­so, to­das ellas se en­cuen­tran le­jos de los 4.000 mi­llo­nes de eu­ros”.

PE­RI­CO PAS­TOR

BLOOMBERG / GETTY / DA­NI DUCH

Imá­ge­nes de Ono, Co­ca-Co­la, un bu­zón de Co­rreos y el ae­ro­puer­to de Ma­drid (Ae­na)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.