El tras­pa­so de Ney­mar y la EPA

La Vanguardia - Dinero - - IDEAS Y DEBATES - JAU­ME GAR­CÍA VI­LLAR CA­TE­DRÁ­TI­CO DE ECO­NO­MÍA APLI­CA­DA Y EX­DI­REC­TOR DEL INE

Na­die cues­tio­na la ta­sa de pa­ro fi­ja­da por la EPA, la ci­fra es ofi­cial y es la que es, aun­que los aná­li­sis de la mis­ma di­fie­ran No son com­pa­ra­bles los ca­si 100 mi­llo­nes del tras­pa­so de Ba­le con los 132,2 de Ney­mar, ni las ci­fras de la EPA con las del Eu­ros­tat” Es ne­ce­sa­rio ana­li­zar la in­for­ma­ción pa­ra un me­jor co­no­ci­mien­to de la reali­dad, pe­ro ello re­quie­re la uti­li­za­ción de in­for­ma­ción ade­cua­da

Ha­ce ya unos días, y co­mo una de las po­si­bles cau­sas de­trás de la di­mi­sión de San­dro Ro­sell co­mo pre­si­den­te del Ba­rça, asis­ti­mos a un au­tén­ti­co bai­le de ci­fras en re­la­ción con el cos­te del tras­pa­so de Ney­mar y la que­re­lla pre­sen­ta­da por un so­cio del club. La con­fu­sión si­gue vi­gen­te tras la con­fe­ren­cia de pren­sa que en su día dio el nue­vo pre­si­den­te azul­gra­na, Jo­sep Ma­ria Bar­to­meu. El club si­gue man­te­nien­do la ci­fra de 57,1 mi­llo­nes de eu­ros co­mo cos­te del tras­pa­so, al­gu­nos me­dios ha­blan de que el club ha “re­co­no­ci­do” un cos­te de 86,2 mi­llo­nes e, in­clu­so, la te­le­vi­sión pú­bli­ca ca­ta­la­na lo ele­va­ba a 132,2.

Al ciu­da­dano, al seguidor del Ba­rça o a sus so­cios les sor­pren­de­rá que tras la de­ta­lla­da ex­pli­ca­ción de los di­ri­gen­tes azul­gra­na si­ga pro­du­cién­do­se es­ta ce­re­mo­nia de la con­fu­sión en cuan­to al im­por­te del tras­pa­so. ¿Por qué to­dos aque­llos que han opi­na­do so­bre el te­ma si­guen atri­bu­yén­do­se la ra­zón y man­te­nien­do las ci­fras que anun­cia­ron en su mo­men­to? La res­pues­ta es sen­ci­lla: ca­da in­ter­lo­cu­tor tie­ne su pro­pia de­fi­ni­ción de lo que es el cos­te del tras­pa­so, aun­que to­dos la bau­ti­zan de la mis­ma ma­ne­ra, lo cual ge­ne­ra la con­fu­sión que men­cio­ná­ba­mos.

A ex­pen­sas de lo que re­suel­va el juez, si la que­re­lla si­gue ade­lan­te, y en la me­di­da que afec­te a có­mo de­ben ser con­si­de­ra­dos los con­cep­tos aso­cia­dos a al­gu­nas de las ci­fras que han apa­re­ci­do, el cos­te de la ope­ra­ción de tras­pa­so de Ney­mar es de 57,1 mi­llo­nes de eu­ros, ci­fra que co­rres­pon­de a las can­ti­da­des di­rec­ta­men­te aso­cia­das al mis­mo. Ello no sig- ni­fi­ca que no se de­ban tam­bién dar por cier­tas y se de­ban ana­li­zar las can­ti­da­des re­la­ti­vas a otros con­cep­tos co­mo sa­la­rio, mar­ke­ting, obra so­cial y co­la­bo­ra­cio­nes. Pe­ro hay que dis­tin­guir en­tre la evi­den­cia y el aná­li­sis y la in­ter­pre­ta­ción de la mis­ma, so­bre to­do a la ho­ra de co­mu­ni­car pa­ra evi­tar con­fu­sio­nes.

La evi­den­cia re­quie­re de cla­ri­dad en la de­fi­ni­ción de los con­cep­tos a fin de que pue­da ser uti­li­za­da a efec­tos de com­pa­ra­ción con otras evi­den­cias de fe­nó­me­nos si­mi­la­res. No son com­pa­ra­bles los ca­si 100 mi­llo­nes del tras­pa­so de Ba­le al Real Ma­drid con los 132,2 del tras­pa­so de Ney­mar a los que al­gu­nos ha­cen re­fe­ren­cia, pues es­tos úl­ti­mos in­clu­yen la re­tri­bu­ción del ju­ga­dor y, en cam­bio, los pri­me­ros no. Sin em­bar­go, si am­bas ci­fras se ma­ne­jan co­mo ci­fras de cos­te del tras­pa­so, se ge­ne­ra con­fu­sión.

Des­gra­cia­da­men­te es­tas ci­fras no co­rres­pon­den a es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les, co­mo pu­die­ran ser el IPC o la ta­sa de des­em­pleo de la En­cues­ta de Po­bla­ción Ac­ti­va (EPA), las cua­les se ela­bo­ran a par­tir de re­gla­men­tos en los que, en­tre otros as­pec­tos, se ex­pli­ci­ta con cla­ri­dad cuál es el con­cep­to que ca­da es­ta­dís­ti­ca mi­de. Así, la ta­sa de pa­ro en el cuar­to tri­mes­tre del 2013 se­gún la EPA ha si­do del 26,03%, y esa es la evi­den­cia que los aná­li­sis de la in­for­ma­ción su­mi­nis­tra­da por la EPA no de­ben ni pue­den al­te­rar. No po­de­mos ha­blar de otra ci­fra pa­ra la ta­sa de pa­ro. Aho­ra bien, por ejem­plo, po­de­mos ana­li­zar los da­tos pa­ra ver la ca­li­dad del em­pleo ge­ne­ra­do y con­cluir que la ta­sa de pa­ro se­ría (no es) del 26,47% si la re­la­ción en­tre em­pleo a tiem­po com­ple­to y a tiem­po par­cial se hu­bie­ra man­te­ni­do al ni­vel del cuar­to tri­mes­tre del 2012 y los em­pleos a tiem­po par­cial ge­ne­ra­dos se hu­bie­ran trans­for­ma­do en equi­va­len­tes a tiem­po com­ple­to. Pe­ro la ta­sa de pa­ro si­gue sien­do del 26,03%. Na­die cues­tio­na esa ci­fra, aun­que los aná­li­sis de la mis­ma di­fie­ran.

En es­te sen­ti­do, un repu­tado ana­lis­ta eco­nó­mi­co ma­ni­fes­ta­ba en un ar­tícu­lo que la cul­tu­ra es­ta­dís­ti­ca y eco­nó­mi­ca del país es me­jo­ra­ble. Cier­to. Pe­ro a la vez es con­di­ción ne­ce­sa­ria que la co­mu­ni­ca­ción de la in­for­ma­ción es­ta­dís­ti­ca se ha­ga de acuer­do al prin­ci­pio de cla­ri­dad del Có­di­go de Bue­nas Prác­ti­cas de las Es­ta- dís­ti­cas Eu­ro­peas. Si no es así, al ciu­da­dano le pue­de con­fun­dir que el ti­tu­lar de ese mis­mo ar­tícu­lo des­ta­que que la EPA con­fir­ma la crea­ción de em­pleo en ba­se a que el em­pleo en el cuar­to tri­mes­tre del 2013 au­men­tó en 50.000 ocu­pa­dos “deses­ta­cio­na­li­za­dos” en re­la­ción al tri­mes­tre an­te­rior cuan­do las ci­fras de la EPA, que ha­cen re­fe­ren­cia a ocu­pa­dos reales, aun­que sean una es­ti­ma­ción, nos di­cen que el em­pleo se re­du­jo en 65.000.

Po­ner én­fa­sis en la cla­ri­dad es re­le­van­te por­que, des­gra­cia­da­men­te, in­clu­so me­dios de co­mu­ni­ca­ción es­pe­cia­li­za­dos en in­for­ma­ción eco­nó­mi­ca han ge­ne­ra­do con­fu­sión al com­pa­rar en su mo­men­to las ci­fras de la EPA pu­bli­ca­das por el INE (tri­mes­tra­les y sin deses­ta­cio­na­li­zar) con ci­fras del Eu­ros­tat (men­sua­les y deses­ta­cio­na­li­za­das), cri­ti­can­do las di­fe­ren­cias, cuan­do no son com­pa­ra­bles, aun­que am­bas sean consistentes y pro­ven­gan de la mis­ma fuen­te, la EPA.

El aná­li­sis de la in­for­ma­ción es ne­ce­sa­rio pa­ra un me­jor co­no­ci­mien­to de la reali­dad, pe­ro re­quie­re la uti­li­za­ción de in­for­ma­ción ade­cua­da, es de­cir, me­di­da con pre­ci­sión, ob­te­ni­da opor­tu­na­men­te y uti­li­za­da, so­bre to­do a efec­tos de com­pa­ra­ción, con­for­me a lo que real­men­te mi­de. Los res­pon­sa­bles de pu­bli­car las ci­fras ofi­cia­les de­ben ve­lar por la cla­ri­dad de la in­for­ma­ción y los ana­lis­tas, por la cla­ri­dad en la ex­po­si­ción de sus aná­li­sis.

RO­SER VI­LA­LLON­GA

Ney­mar mues­tra la su­per­co­pa de Es­pa­ña el pa­sa­do mes de agos­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.