Re­gre­so a los cen­tros ur­ba­nos

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Uno de los efec­tos de la caí­da ge­ne­ral de los pre­cios de la vi­vien­da es el re­gre­so de po­bla­ción a los cen­tros de las gran­des ciu­da­des, que du­ran­te el ci­clo ex­pan­si­vo fue ex­pul­sa­da a zo­nas pe­ri­fé­ri­cas de­bi­do a la ca­res­tía. “Hay un re­flu­jo que de­vuel­ve pre­sión a los cen­tros”, ex­pli­ca Lluís Mar­sà, pre­si­den­te de la As­so­cia­ció de Pro­mo­tors de Bar­ce­lo­na (APCE). “La cri­sis no afec­ta a to­dos por igual –con­ti­núa–. Hay sec­to­res que apro­ve­chan el des­cen­so del va­lor pa­ra com­prar en áreas a las que an­tes no te­nían ac­ce­so”. Mar­sà des­ta­ca la atrac­ción que tie­ne la capital ca­ta­la­na y las zo­nas cos­te­ras pró­xi­mas (Ma­res­me, Ga­rraf y tam­bién el li­to­ral de Tarragona). En te­rri­to­rios que se es­pe­ra­ban de más di­fí­cil sa­li­da, se han ven­di­do mu­chas vi­vien­das que aca­ba­ron en ma­nos de los ban­cos por de­ba­jo in­clu­so de su va­lor de re­po­si­ción. Se han vis­to apar­ta­men­tos en la pla­ya a 60.000 eu­ros.

Se­gún So­cie­dad de Ta­sa­ción, en el pri­mer tri­mes­tre del 2014, a di­fe­ren­cia del res­to de ciu­da­des prin­ci­pa­les de Es­pa­ña, el pre­cio en la capital ca­ta­la­na tu­vo un cre­ci­mien­to in­ter­anual del 0,5%. Mien­tras, en Ma­drid ca­yó un 6,2%, un va­lor, sin em­bar­go, in­fe­rior al de un año an­tes, cuan­do se des­plo­mó un 16%. “Ya hay cre­ci­mien­tos, to­da­vía pe­que­ños, en al­gu­nos ba­rrios y así se­gui­rá la si­tua­ción en el 2014, pe­ro el 2015 ve­re­mos un sal­to y en las me­jo­res zo­nas, co­mo el Ei­xam­ple o Les Corts, se po­drá lle­gar a in­cre­men­tos del 10%”, au­gu­ra Gon­za­lo Ber­nar­dos, di­rec­tor del más­ter en Ase­so­ría y Con­sul­to­ría In­mo­bi­lia­ria de la Universitat de Bar­ce­lo­na.

El stock ca­ta­lán de obra nue­va ron­da las 80.000 vi­vien­das, se­gún la APCE. Se con­cen­tra, so­bre to­do, en la ter­ce­ra co­ro­na me­tro­po­li­ta­na y zo­nas tu­rís­ti­cas ale­ja­das de Bar­ce­lo­na, tan­to en Tarragona, co­mo en Gi­ro­na y en el Pi­ri­neo. A di­fe­ren­cia de otras ciu­da­des, en la capital ca­ta­la­na hay po­co re­ma­nen­te: me­nos de 4.000 vi­vien­das y 12.000 si se su­man los mu­ni­ci­pios más pró­xi­mos. Lluís Mar­sà des­ta­ca que el dé­fi­cit de Bar­ce­lo­na ciu­dad se de­be tam­bién a que la pro­mo­ción ini­cia­da es es­ca­sa. ¿Hay ries­go de que es­ta si­tua­ción aca­be crean­do una nue­va bur­bu­ja? El pre­si­den­te de la APCE no lo cree. Tam­po­co Gon­za­lo Ber­nar­dos. “Pa­ra ello –ar­gu­men­ta es­te úl­ti­mo–, los ban­cos de­be­rían dar mu­cho cré­di­to y no ha­rán”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.