‘Mo­di­no­mics’ en In­dia

La Vanguardia - Dinero - - IDEAS Y DEBATES - JAU­ME GI­NÉ DA­VÍ PRO­FE­SOR DE LA FA­CUL­TAD DE DE­RE­CHO DE ESA­DE

La pa­rá­li­sis po­lí­ti­ca, la ele­va­da in­fla­ción y los es­cán­da­los de co­rrup­ción han fre­na­do el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de la In­dia

El 12 de ma­yo ter­mi­nó la ma­ra­tón elec­to­ral de cin­co se­ma­nas ini­cia­da el 7 de abril. Se con­fir­mó la vic­to­ria de Na­ren­dra Mo­di del par­ti­do Bha­ra­ti­ya Ja­na­ta (BJP). El go­ber­na­dor del Es­ta­do de Gu­ya­rat y con­tro­ver­ti­do político na­cio­na­lis­ta hin­dú to­ma­rá las rien­das de In­dia en un con­tex­to eco­nó­mi­co y so­cial di­fí­cil. Mo­di fue há­bil du­ran­te la cam­pa­ña elec­to­ral. Su­po es­gri­mir, sin con­cre­tar su pro­gra­ma, sus orí­ge­nes hu­mil­des y su ex­pe­rien­cia y repu­tación co­mo efi­cien­te ges­tor eco­nó­mi­co no man­cha­do por la co­rrup­ción. Pre­ci­sa­men­te lo que los in­dios exi­gían.

La par­ti­ci­pa­ción al­can­zó el 66,35% con 551 mi­llo­nes de vo­tan­tes, 130 mi­llo­nes más que en el 2009. La ma­yo­ría apos­tó por el cam­bio tras per­der su con­fian­za en el Par­ti­do del Con­gre­so li­de­ra­do por la di­nas­tía Neh­ru-Gand­hi. El cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co in­dio al­can­zó en la pa­sa­da dé­ca­da una me­dia del 7,7%. Pe­ro se fre­nó en los úl­ti­mos dos años por la pa­rá­li­sis po­lí­ti­ca, una al­ta in­fla­ción y los es­cán­da­los de co­rrup­ción. El jo­ven Rahul Gand­hi no go­za­ba del ca­ris­ma su­fi­cien­te pa­ra evi­tar una du­ra de­rro­ta fren­te a un político po­pu­lis­ta y buen co­mu­ni­ca­dor co­mo es Mo­di.

DI­FÍ­CIL RE­TO

El nue­vo di­ri­gen­te afron­ta­rá un di­fí­cil re­to: re­cu­pe­rar la ple­na con­fian­za de los ciu­da­da­nos en el Go­bierno de un país que, por su di­men­sión te­rri­to­rial y hu­ma­na, tie­ne el po­ten­cial pa­ra re­emer­ger co­mo una gran eco­no­mía mun­dial. En Asia de­be­rá com­pe­tir con Chi­na. La de­mo­crá­ti­ca pe­ro ne­gli­gen­te In­dia es­tá per­dien­do an­te la au­to­ri­ta­ria pe­ro di­ná­mi­ca Chi­na, la ca­rre­ra por el li­de­raz­go eco­nó­mi­co de Asia. La ten­den­cia es cla­ra: Chi­na, que se abrió más al ex­te­rior y mo­der­ni­zó sus in­fra­es­truc­tu­ras, cre­ce­rá otro 7,5% en el 2014. In­dia en torno al 5% cuan­do ne­ce­si­ta un 8% pa­ra crear em­pleo pa­ra los 12 mi­llo­nes de jó­ve­nes que ca­da año an­sían in­cor­po­ra­se al mun­do la­bo­ral.

Mo­di de­be­rá re­mo­ver un país aque­ja­do por el pa­ter­na­lis­mo po- lí­ti­co y el pro­tec­cio­nis­mo eco­nó­mi­co. Po­drá con­tar co­mo so­cios es­tra­té­gi­cos a Ja­pón, Co­rea del Sur y los paí­ses del sud­es­te asiá­ti­co. Pe­ro de­be­rá reha­cer las re­la­cio­nes de con­fian­za con Was­hing­ton. Tam­bién re­for­zar­las con Bru­se­las des­blo­quean­do las ne­go­cia­cio­nes pa­ra al­can­zar un acuer­do de li­bre co­mer­cio In­dia-UE. Tie­ne car­tas geo­es­tra­té­gi­cas pa­ra ju­gar. Más di­fí­cil lo ten­drá pa­ra re­con­du­cir las en­ve­ne­na­das re­la­cio­nes con Pa­kis­tán.

El mun­do de los ne­go­cios en In­dia es­tá de en­ho­ra­bue­na. La Bol­sa de Bom­bay, la capital fi­nan­cie­ra del país, an­ti­ci­pó es­ta se­ma­na la vic­to­ria del BJP con una gran subida. Mo­di con­tó con el res­pal­do del es­ta­blish­ment em­pre­sa­rial con ne­xos en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. En el 2008, Ra­tan Ta­ta no lo­gra­ba su­pe­rar las tra­bas ad­mi­nis­tra­ti­vas y

la con­tes­ta­ción so­cial cuan­do in­ten­tó abrir en Ben­ga­la orien­tal una nue­va fac­to­ría au­to­mo­vi­lís­ti­ca pa­ra el Nano. Ha­bló a Mo­di y se ins­ta­ló en Gu­ya­rat.

VA­LO­RA­CIÓN

Los em­pre­sa­rios lo va­lo­ran co­mo un di­ri­gen­te business friendly con ca­rác­ter re­so­lu­ti­vo pa­ra ace­le­rar las re­for­mas es­truc­tu­ra­les ne­ce­sa­rias pa­ra in­cre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad y la efi­cien­cia de los sec­to­res eco­nó­mi­cos. La Mo­di wa­ve tam­bién se­du­jo a las clases me­dias ur­ba­nas y pro­fe­sio­na­les, los tra­ba­ja­do­res y los jó­ve­nes en bus­ca de opor­tu­ni­da­des. En cam­bio, la po­bla­ción mu­sul­ma­na le re­cha­za por su na­cio­na­lis­mo hin­dú. Pe­ro que­da un in­te­rro­gan­te: ¿ser­vi­rá el mo­de­lo Gu­ya­rat pa­ra di­na­mi­zar un país tan di­ver­so y he­te­ro­gé­neo co­mo In­dia?

Bas­ta con via­jar por In­dia pa­ra cer­cio­rar­se que el ac­tual mo­de­lo de desa­rro­llo es caó­ti­co e insostenible. El país abrió su eco­no­mía al ex­te­rior a par­tir de 1991, pe­ro per­sis­ten al­tas do­sis de pro­tec­cio­nis­mo eco­nó­mi­co y co­mer­cial. El mer­ca­do la­bo­ral es muy rí­gi­do e in­for­mal. Las de­fi­cien­tes in­fra­es­truc­tu­ras as­fi­xian las co­mu­ni­ca­cio­nes in­ter­nas y ex­ter­nas, e in­clu­so fa­llan a me­nu­do los su­mi­nis­tros de ener­gía y agua. El 22% de la po­bla­ción es aún muy po­bre. Hay un fuer­te im­pac­to me­dioam­bien­tal. In­dia ocu­pa el 137.º lu­gar en­tre 183 Es­ta­dos en el ín­di­ce de desa­rro­llo hu­mano del PNUD.

El Par­ti­do del Con­gre­so se pro­pu­so co­rre­gir los dé­fi­cit con­tan­do con el sec­tor pri­va­do. Pe­ro los pla­nes pa­ra me­jo­rar las in­fra­es­truc­tu­ras se de­mo­ra­ron de­bi­do a un mar­co re­gu­la­dor in­cier­to, po­co trans­pa­ren­te y una ex­ce­si­va y len­ta bu­ro­cra­cia que no fa­vo­re­ció la in­ver­sión in­ter­na o fo­rá­nea. El Go­bierno apro­bó me­di­das, en­tre ellas li­be­ra­li­zar la dis­tri­bu­ción y los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros. Pe­ro las apli­có al ra­len­tí. In­dia ocu­pa un re­za­ga­do 134.º lu­gar en­tre 183 Es­ta­dos en el doing business 2014 del Ban­co Mun­dial.

Mo­di de­be­rá ace­le­rar las re­for­mas pa­ra atraer las in­ver­sio­nes

In­dia ne­ce­si­ta cre­cer un 8% anual pa­ra crear em­pleo pa­ra los 12 mi­llo­nes de jó­ve­nes que ca­da año an­sían en­trar al mun­do la­bo­ral

ex­tran­je­ras, hoy más pro­cli­ves a in­ver­tir en Chi­na y otros paí­ses del sud­es­te asiá­ti­co. In­dia si­gue sien­do una eco­no­mía pro­te­gi­da. La ba­lan­za por cuen­ta co­rrien­te es de­fi­ci­ta­ria. Las re­for­mas ayu­da­rán a re­du­cir la po­bre­za ru­ral y me­jo­rar un in­efi­cien­te sec­tor agrí­co­la que aún re­pre­sen­ta el 20% del PIB. Ca­be re­vi­go­ri­zar el sec­tor in­dus­trial (28%) y mo­der­ni­zar los ser­vi­cios (52%) pa­ra crear más em­pleo. Mo­di lo lo­gró en Gu­ya­rat. Pe­ro se­rá di­fí­cil en Bihar o Ut­tar Pra­desh.

PRO­BLE­MAS ES­TRUC­TU­RA­LES

El cre­ci­mien­to in­dio, aun­que me­nor que el chino, fue al­to a pe­sar de los pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les. Y se­rá mu­cho ma­yor si se rea­li­zan sin más de­mo­ras las re­for­mas pa­ra apro­ve­char los efec­tos del di­vi­den­do de­mo­grá­fi­co. Cuen­ta con una de las po­bla­cio­nes más jó­ve- nes del mun­do y una po­ten­te diás­po­ra ex­te­rior. Y el pro­ce­so de desa­rro­llo eco­nó­mi­co se lle­va a ca­bo en el mar­co de un sis­te­ma de­mo­crá­ti­co, aun­que fun­cio­ne “con ca­rac­te­rís­ti­cas in­dias”. La de­mo­cra­cia no es el pro­ble­ma, es par­te de la so­lu­ción.

Las tres gran­des eco­no­mías asiá­ti­cas han cam­bia­do sus lí­de­res en po­co más de un año. Shinz­ho Abe, tras vol­ver al po­der en di­ciem­bre del 2012, re­lan­zó con sus Abe­no­mics la es­tan­ca­da eco­no­mía ja­po­ne­sa. Xi Jin­ping asu­mió la pre­si­den­cia chi­na en mar­zo del 2013 pa­ra apli­car el am­bi­cio­so li­bro de ru­ta eco­nó­mi­co apro­ba­do por el ter­cer ple­na­rio del con­gre­so del PCC en no­viem­bre del 2012. Aho­ra, Na­ren­dra Mo­di de­be­rá pro­po­ner las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas ne­ce­sa­rias, sus Mo­di­no­mics, pa­ra re­lan­zar la eco­no­mía in­dia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.