Alo­ja­mien­tos pa­ra to­dos

Los ve­ra­nean­tes pa­gan des­de 8.000 eu­ros por una se­ma­na en una vi­lla ex­clu­si­va de lu­jo a na­da si con­si­guen que un fa­mi­liar les pres­te el apar­ta­men­to de la pla­ya

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Con­chi La­fra­ya

Alo­ja­mien­tos pa­ra to­dos los bol­si­llos. Las op­cio­nes pa­ra las vacaciones de verano son múl­ti­ples en lo que se re­fie­re a hos­pe­da­je. Hay tu­ris­tas que pa­gan 6.000 eu­ros por un ca­sa de al­qui­ler de lu­jo, co­mo las villas que ofre­cen, so­bre to­do, a tu­ris­tas ex­tran­je­ros com­pa­ñías muy es­pe­cia­li­za­das co­mo Spain Se­lect. En cam­bio, otros no se ras­can el bol­si­llo y lo­gran que un ami­go o un fa­mi­liar les pres­te el apar­ta­men­to de la pla­ya du­ran­te unos días.

En me­dio, exis­ten mu­chas op­cio­nes: ho­te­les, cam­ping, apar­ta­men­tos de al­qui­ler en la cos­ta e in­clu­so al­qui­lar una so­la ha­bi­ta­ción en un pi­so com­par­ti­do pa­ra per­noc­tar du­ran­te unos días.

Se­gún el úl­ti­mo in­for­me de Co­yun­tu­ra Tu­rís­ti­ca Hotelera del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca (INE) del mes de ma­yo, la fac­tu­ra­ción me­dia dia­ria de los ho­te­les por ca­da ha­bi­ta­ción ocu­pa­da es de 67,5 eu­ros, ci­fra que pue­de lle­gar a du­pli­car­se en tem­po­ra­da al­ta. Ese mes, la fac­tu­ra­ción me­dia fue de 158,6 eu­ros pa­ra los ho­te­les de cin­co es­tre­llas, 73,4 eu­ros pa­ra los de cua­tro y de 52 eu­ros pa­ra los de tres es­tre­llas. Du­ran­te los cin­co pri­me­ros me­ses del año, las per­noc­ta­cio­nes ho­te­le­ras han au­men­ta­do un 4,3% res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior. De ahí que las ci­fras ofre­ci­das es­ta mis­ma se­ma­na por el Mi­nis­te­rio de Em­pleo re­co­jan que el sec­tor ho­te­le­ro y el de la hos­te­le­ría es­tén ti­ran­do de la con­tra­ta­ción es­tos me­ses. En Es­pa­ña, exis­ten 15.894 ho­te­les y hos­ta­les, que ofre­cen 1,64 mi­llo­nes de pla­zas. En to­tal, dan em­pleo a más de 205.000 em­plea­dos, aun­que los me­ses de verano las con­tra­ta­cio­nes tem­po­ra­les au­men­tan.

Las per­noc­ta­cio­nes en alo­ja­mien­tos tu­rís­ti­cos ex­tra­ho­te­le­ros (apar­ta­men­tos, cam­ping y alo- ja­mien­tos de tu­ris­mo ru­ral), se­gún los úl­ti­mos da­tos del INE, han au­men­ta­do un 6,9% en los cin­co pri­me­ros me­ses del año, fren­te al mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior.

Los cam­pings tam­bién es­tán ti­ran­do del sec­tor tu­rís­ti­co. Se han con­ver­ti­do en una for­ma de pa­sar las vacaciones fa­mi­lia­res a buen pre­cio y con más ser­vi­cios ca­da vez. En zo­nas tu­rís­ti­cas, co­mo la Cos­ta Bra­va, el par­que na­tu­ral del Del­ta de l’Ebre o Be­ni­dorm son op­cio­nes que ca­da día to­man más fuer­za. Una co­sa que lla­ma la aten­ción es que en ma­yo, úl­ti­mo da­to dis­po­ni­ble, el 50,2% de las per­noc­ta­cio­nes en cam­pings las rea­li­zan via­je­ros no re­si­den­tes. Paí­ses Ba­jos es uno de los paí­ses prin­ci­pa­les mer­ca­dos emi­so­res, con un 27,8% de las per­noc-

Es­pa­ña cuen­ta con 15.894 es­ta­ble­ci­mien­tos ho­te­le­ros de dis­tin­tas ca­te­go­rías En el 2013, de ca­da diez via­jes, en cin­co se per­noc­tó en vi­vien­das de fa­mi­lia­res o ami­gos

ta­cio­nes de no re­si­den­tes. Res­pec­to a las ca­sas ru­ra­les es otro de los alo­ja­mien­tos que si­gue en bo­ga, pe­ro pa­ra un tu­ris­mo más de in­te­rior no tan de pla­ya, co­mo es el de verano. De ahí que su épo­ca fuer­te sea fi­nes de se­ma­na y puen­tes en pri­ma­ve­ra y oto­ño.

Y en ese con­tex­to de apre­tar­se el cin­tu­rón, co­mo con­se­cuen­cia de la cri­sis, una fór­mu­la que to­ma fuer­za es el alo­ja­mien­to gra­tis en ca­sa de un ami­go o un fa­mi­liar. Se­gún la en­cues­ta Fa­mi­li­tur del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Tu­rís­ti­cos, de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, con da­tos a cie­rre del año pa­sa­do, de ca­da diez via­jes, en cin­co se per­noc­tó en vi­vien­das de fa­mi­lia­res o ami­gos, en dos se uti­li­zó la vi­vien­da pro­pia y en dos el alo­ja­mien­to ho­te­le­ro. “Eso de ir a ca­sa de la fa­mi­lia es muy español y con la cri­sis ha ido en au­men­to”, se­ña­la un con­sul­tor del sec­tor.

Se­gún Da­vid Her­mo­so, pre­si­den­te de Spain Se­lect, una com­pa­ñía de­di­ca­da a la al­ta ga­ma, “el tu­ris­ta si­gue re­ga­tean­do en pre­cios”, pe­se a que es­ta em­pre­sa ofre­ce villas que van de los 6.000-8.000 eu­ros la se­ma­na en Ba­lea­res a los 4.000-6.000 eu­ros que se pa­ga por ellas en An­da­lu­cía. “Es­te año, las re­ser­vas em­pe­za­ron ha­cia fe­bre­ro, más tar­de que el ejer­ci­cio pa­sa­do, pe­ro a es­tas al­tu­ras de verano la ocu­pa­ción pa­ra ju­lio y agos­to se en­cuen­tra ya ca­si al 100%”. “Es­te ti­po de vi­vien­das –ex­pli­ca– tie­nen mu­cho ti­rón en­tre bri­tá­ni­cos (que van a la ba­ja), nór­di­cos (en au­ge) y ru­sos”. A su jui­cio, “los pre­cios se han man­te­ni­do fren­te a la cam­pa­ña an­te­rior, pe­se a que pi­den re­ba­jas”. Sea co­mo sea, la cla­ve es pa­sar unos días fue­ra.

VI­CE­NÇ LLURBA

Las op­cio­nes pa­ra ve­ra­near son múl­ti­ples y se adap­tan a to­dos los bol­si­llos

VI­CE­NÇ LLURBA

Un bun­ga­low cer­ca de la pla­ya pue­de ser una bue­na so­lu­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.