Ba­lan­ce po­si­ti­vo de la re­for­ma fis­cal

La Vanguardia - Dinero - - IMPUESTOS - PABLO CHI­CO DE LA CÁ­MA­RA CA­TE­DRÁ­TI­CO DE DE­RE­CHO FI­NAN­CIE­RO Y TRI­BU­TA­RIO

Un nú­me­ro im­por­tan­te de me­di­das su­po­nen una apues­ta fir­me por la equi­dad en ma­te­ria, fun­da­men­tal­men­te, de po­lí­ti­ca so­cial El im­pac­to eco­nó­mi­co de la im­ple­men­ta­ción de la re­for­ma tri­bu­ta­ria se ha va­lo­ra­do en 6.700 mi­llo­nes pa­ra So­cie­da­des e IRPF en el 2015 y 2016

Fren­te a lo que se ha ve­ni­do apun­tan­do en los úl­ti­mos días so­bre la ti­mi­dez de las me­di­das que tie­ne pre­vis­to in­tro­du­cir pró­xi­ma­men­te el Go­bierno cen­tral con oca­sión de la re­for­ma fis­cal, y me­dian­te una pri­me­ra eva­lua­ción del pa­que­te de me­di­das pre­sen­ta­das, sin em­bar­go no nos re­sis­ti­mos a rom­per una lanza a fa­vor de la im­por­tan­cia de los an­te­pro­yec­tos de las le­yes de dis­tin­tos im­pues­tos que se­rán ob­je­to de apro­ba­ción en los pró­xi­mos me­ses con efec­tos des­de el 1 de enero del 2015.

Así las co­sas, exis­te un nú­me­ro im­por­tan­te de me­di­das que tie­nen vo­ca­ción de re­du­cir la pre­sión fis­cal de los con­tri­bu­yen­tes a la vez que su­po­nen una apues­ta fir­me por la equi­dad en ma­te­ria, fun­da­men­tal­men­te, de po­lí­ti­ca so­cial; a sa­ber, re­duc­ción im­por­tan­te de IRPF pa­ra las ren­tas me­dias y ba­jas (exo­ne­ra­ción de la obli­ga­ción de pre­sen­tar la de­cla­ra­ción del IRPF pa­ra ren­tas in­fe­rio­res a 12.000 eu­ros y ba­ja­da de la pre­sión fis­cal en es­te im­pues­to pa­ra más de un 70% de los con­tri­bu­yen­tes en nues­tro país cu­yas ren­tas sean in­fe­rio­res a 24.000 eu­ros), así co­mo un gui­ño pa­ra las uni­da­des fa­mi­lia­res en ge­ne­ral (al in­cre­men­tar­se el mí­ni­mo vi­tal des­de los 5.150 eu­ros ac­tua­les has­ta los 5.550), y en par­ti­cu­lar, pa­ra las fa­mi­lias nu­me­ro­sas y per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad al pre­ver la in­tro­duc­ción de nue­vos in­cen­ti­vos fis­ca­les que dul­ci­fi­ca­rán con­si­de­ra­ble­men­te su tri­bu­ta­ción al im­ple­men­tar­se dos nue­vas sub­ven­cio­nes fis­ca­les (co­no­ci­das téc­ni­ca­men­te co­mo im­pues­tos ne­ga­ti­vos) en la lí­nea de lo que ya exis­te con la de­duc­ción por ma­ter­ni­dad a fa­vor de las ma­dres tra­ba­ja­do­ras, que co­mo es sa­bi­do les per­mi­te per­ci­bir du­ran­te tres años un in­gre­so pe­rió­di­co de 100 eu­ros men­sua­les.

Nó­te­se que es­te ti­po de me­di­das de­be­ría te­ner tam­bién co­mo efec­to pa­ra­le­lo el fa­vo­re­ci­mien­to del gas­to con­sun­ti­vo del con­jun­to de los ciu­da­da­nos, di­na­mi­zan­do igual­men­te el aho­rro y la in­ver­sión en nues- tro país. En es­ta lí­nea, pa­ra ani­mar el con­su­mo, ca­be des­ta­car en­tre otras, la re­duc­ción del por­cen­ta­je en los pa­gos frac­cio­na­dos en el IS, y de las re­ten­cio­nes pa­ra tra­ba­ja­do­res, así co­mo pa­ra los au­tó­no­mos en el IRPF. En es­te úl­ti­mo ca­so se re­du­ci­rá del 21% al 19% im­ple­men­tán­do­se es­ta me­di­da ya des­de el pró­xi­mo 1 de ju­lio, lo que sin du­da con­lle­va­rá a un au­men­to de la ca­pa­ci­dad dis­po­ni­ble de los con­tri­bu­yen­tes, una vez que con buen cri­te­rio se ha des­car­ta­do nue­vas subidas del ti­po de gra­va­men del IVA (pe­se a las recomendaciones de las Ins­ti­tu­cio­nes co­mu­ni­ta­rias en es­te sen­ti­do).

No de­be per­der­se de vis­ta que una pro­gre­si­va subida de im­pues­tos no im­pli­ca ne­ce­sa­ria­men­te un in­cre­men­to efec­ti­vo de la re­cau­da­ción tri­bu­ta­ria, pues pue­de ser un ali­cien­te cla­ro al frau­de so­bre la ba­se em­pí­ri­ca de di­ver­sos es­tu­dios eco­nó­mi­cos rea­li­za­dos a prin­ci­pios de los años 80 por el eco­no­mis­ta nor­te­ame­ri­cano Art­hur Laf­fer (co­no­ci­da co­mo cur­va de Laf­fer).

FA­VO­RE­CER LA COM­PE­TI­TI­VI­DAD

Un ter­cer pa­que­te de me­di­das tie­ne co­mo as­pi­ra­ción fa­vo­re­cer la com­pe­ti­ti­vi­dad de nues­tras em­pre­sas man­te­nien­do el ti­po de gra­va­men sin­gu­lar del 15% apro­ba­do en su mo­men­to por la ley 14/2013, de em­pren­de­do­res, a la vez que se re­du­ci­rá la pre­sión fis­cal de for­ma es­ca­lo­na­da de las en­ti­da­des que es­tán so­me­ti­das al ti­po ge­ne­ral has­ta un má­xi­mo de un 25%, lo que cons­ti­tu­ye un hi­to en la his­to­ria del Im­pues­to so­bre So­cie­da­des en nues­tro país.

En efec­to, el Go­bierno ac­tual pre­ten­de eli­mi­nar la cri­ti­ca­da bre­cha fis­cal en­tre el ti­po no­mi­nal del Im­pues­to so­bre So­cie­da­des y el ti­po real o efec­ti­vo al que en reali­dad tri­bu­tan las en­ti­da­des ju­rí­di­cas (re­du­cién­do­se des­de el ti­po ge­ne­ral ac­tual del 30% a un 28% pa­ra el año 2015, y a un 25% en el 2016), e in­tro­du­cién­do- se asi­mis­mo dos nue­vos ins­tru­men­tos ju­rí­di­cos pa­ra fa­vo­re­cer la au­to­fi­nan­cia­ción del te­ji­do em­pre­sa­rial de nues­tro país, lo que apli­ca­dos am­bos in­cen­ti­vos fis­ca­les pue­de dar lu­gar a una ba­ja­da efec­ti­va de cin­co pun­tos por­cen­tua­les en la pre­sión fis­cal de las py­mes.

Así las co­sas, me­dian­te la reserva de ca­pi­ta­li­za­ción que es­tá vin­cu­la­da a la rein­ver­sión se per­mi­te una re­duc­ción de la ba­se im­po­ni­ble de un 10%, y a tra­vés de la reserva de ni­ve­la­ción (ex­clu­si­va es­ta úl­ti­ma pa­ra so­cie­da­des con una ci­fra de ne­go­cio in­fe­rior a 10 mi­llo­nes de eu­ros) ca­be la apli­ca­ción de una re­duc­ción en la ba­se im­po­ni­ble del 10% por un pla­zo de cin­co años. Fi­nal­men­te, se si­gue apos­tan­do fir­me­men­te por la In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo e in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca (I+D+i), en aras de que Es­pa­ña pue­da co­lo­car­se a la van­guar­dia de es­te sec­tor en los pró­xi­mos años.

En con­clu­sión, po­de­mos re­su­mir en cua­tro los ejes de la tan es­pe­ra­da re­for­ma fis­cal: re­duc­ción de la pre­sión fis­cal pa­ra las ren­tas ba­jas y me­dias con la in­tro­duc­ción de me­di­das con­cre­tas pa­ra fa­vo­re­cer el con­su­mo y la in­ver­sión, así co­mo una apues­ta fir­me por la com­pe­ti­ti­vi­dad de nues­tras em­pre­sas, y una más que ne­ce­sa­ria equi­dad en ma­te­ria de po­lí­ti­ca so­cial.

Jun­to a es­te pa­que­te de me­di­das tri­bu­ta­rias, de­be re­cor­dar­se que se man­tie­ne la to­le­ran­cia ce­ro en ma­te­ria de frau­de fis­cal, a tra­vés de la eli­mi­na­ción de de­ter­mi­na­das ac­ti­vi­da­des so­me­ti­das an­te­rior­men­te a la es­ti­ma­ción ob­je­ti­va (co­no­ci­da más po­pu­lar- men­te co­mo mó­du­los) don­de des­de ha­ce años se ha de­tec­ta­do im­por­tan­tes bol­sas de frau­de. Ade­más, di­chos tex­tos im­ple­men­tan nue­vas me­di­das es­pe­cí­fi­cas pa­ra avan­zar en la per­se­cu­ción del de­li­to fis­cal, así co­mo se in­tro­du­ce co­mo no­ve­dad la pu­bli­ca­ción de una lis­ta de deu­do­res morosos a la Ha­cien­da Pú­bli­ca que pue­de pro­du­cir un efec­to anun­cio pa­ra na­ve­gan­tes en or­den a evi­tar la co­mi­sión de frau­de fis­cal.

Con es­tos sa­bro­sos nu­trien­tes cu­yo im­pac­to eco­nó­mi­co de su im­ple­men­ta­ción se ha va­lo­ra­do en 6.700 mi­llo­nes en el pe­rio­do 2015-2016 pa­ra IRPF y So­cie­da­des, la re­for­ma tri­bu­ta­ria se ha sa­la­do con­ve­nien­te­men­te, con lo que a fal­ta de los úl­ti­mos re­to­ques que se in­cor­po­ren en el trá­mi­te de in­for­ma­ción pú­bli­ca, que­da ya ca­si lis­ta pa­ra que sea hor­nea­da en el Con­gre­so de los Dipu­tados. Es­pe­ra­mos que las me­di­das anun­cia­das per­mi­tan a nues­tro país vol­ver a la sen­da del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y de crea­ción de em­pleo que nun­ca por des­gra­cia se de­bió per­der.

XA­VIER GÓ­MEZ

La de­le­ga­ción de Ha­cien­da de la pla­za Le­ta­men­di de Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.