La se­gun­da caí­da al abis­mo de la fa­mi­lia Ruiz-Ma­teos

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Eterno agra­via­do por la in­ter­ven­ción que el pri­mer Go­bierno so­cia­lis­ta reali­zó so­bre Ru­ma­sa en el año 1983, Jo­sé Ma­ría Ruiz-Ma­teos tra­tó de reha­cer su im­pe­rio con la com­pra de di­fe­ren­tes em­pre­sas ali­men­ta­rias en di­fi­cul­ta­des a me­dia­dos de los años 2000. Cle­sa, Gar­vey, Dhul, El­go­rria­ga, Trap­sa e in­clu­so el equi­po fut­bo­lís­ti­co Ra­yo Va­lle­cano fue­ron al­gu­nas de las más co­no­ci­das. Su aven­tu­ra lle­gó has­ta fe­bre­ro de 2011, cuan­do el pro­pio pa­triar­ca de los Ruiz-Ma­teos ro­dea­do de sus hi­jos anun­cia­ba el con­cur­so de acree­do­res pa­ra 10 de ellas.

No obs­tan­te, ya en 2009 ha­bía co­men­za­do a lan­zar al mer­ca­do pa­ga­rés con una ren­ta­bi­li­dad del 8%, dan­do cla­ros sín­to­mas de que exis­tían se­rios pro­ble­mas fi­nan­cie­ros en el seno del hol­ding. Los reite­ra­dos men­sa­jes pú­bli­cos de la CNMV ad­vir­tien­do in­clu­so a tra­vés de anun­cios en la pren­sa de que los pa­ga­rés de Nue­va Ru­ma­sa es­ta­ban fue­ra del sis­te­ma re­gu­la­do y, por tan­to, no go­za­ban de nin­gu­na cla­se de ga­ran­tía, no evi­ta­ron que 4.110 per­so­nas in­vir­tie­sen en el gru­po de los Ruiz-Ma­teos más de 385 mi­llo­nes de eu­ros, de los que de­ja­ron sin pa­gar ca­si 290 mi­llo­nes. A los úl­ti­mos lle­ga­ron a ofre­cer­les ren­ta­bi­li­da­des de has­ta el 10%. El em­pre­sa­rio ase­gu­ró reite­ra­da­men­te que pa­ga­ría e in­clu­so pi­dió ser in­gre­sa­do en pri­sión has­ta ese mo­men­to sin que los jue­ces lo acep­ta­sen.

Nue­va Ru­ma­sa tam­bién de­jó en el ai­re las deu­das con­traí­das con los ban­cos y la Se­gu­ri­dad So­cial por im­por­tes que agre­ga­dos al­can­za­ban los 1.500 mi­llo­nes de eu­ros. De na­da sir­vió que Jo­sé Ma­ría Ruiz-Ma­teos ex­hi­bie­se el múscu­lo de sus em­pre­sas, cu­yo pa­tri­mo­nio afir­ma­ba que es­ta­ba va­lo­ra­do en cer­ca los 6.000 mi­llo­nes de eu­ros. Só­lo unos me­ses más tar­de, el pro­pio em­pre­sa­rio anun­cia­ba la venta del gru­po a un fon­do bui­tre por im­por­te de 1.500 mi­llo­nes de eu­ros. Un fon­do pro­pie­dad pre­ci­sa­men­te del mis­mo em­pre­sa­rio que ha­bía li­qui­da­do Via­jes Mar­sans.

Ruiz-Ma­teos vol­vió a des­per­tar los fan­tas­mas de es­tar sien­do per­se­gui­do por os­cu­ros in­tere­ses, tal y co­mo su­ce­dió en los años 80. Pe­ro los ban­cos, los in­ver­so­res y mu­chos de sus em­plea­dos si­guen en los juz­ga­dos, don­de va­rios miem­bros de la fa­mi­lia je­re­za­na han si­do ya con­de­na­dos y afron­tan nu­me­ro­sas acu­sa­cio­nes por de­li­tos de es­ta­fa, ad­mi­nis­tra­ción des­leal, ma­ni­pu­la­ción de cuen­tas y otros. Las em­pre­sas son tan­tas y su si­tua­ción tan di­ver­sa que los Ruiz-Ma­teos afron­tan plei­tos por to­da la geo­gra­fía na­cio­nal.

Jo­sé Ma­ría Ruiz-Ma­teos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.