Ga­nan­cias más mo­de­ra­das

La ren­ta va­ria­ble se man­tie­ne co­mo la apues­ta más só­li­da del mo­men­to

La Vanguardia - Dinero - - MERCADOS - Pri­mo Gon­zá­lez

Los mer­ca­dos han en­tra­do en una zo­na de no­ta­ble in­se­gu­ri­dad, co­mo han re­fle­ja­do du­ran­te las úl­ti­mas tres se­ma­nas los prin­ci­pa­les ín­di­ces de ren­ta va­ria­ble. En el curso del úl­ti­mo mes, des­de me­dia­dos de ju­nio, el des­cen­so de los fon­dos de in­ver­sión con ren­ta­bi­li­da­des por en­ci­ma del 10% ha si­do con­si­de­ra­ble, ya que me­nos de la mi­tad de los fon­dos que a me­dia­dos de ju­nio su­pe­ra­ban ni­ve­les del 10% de ga­nan­cia acu­mu­la­da pue­den en la ac­tua­li­dad ano­tar­se es­te ni­vel de ren­di­mien­tos.

Más aún, en tér­mi­nos de pa­tri­mo­nio, si ha­ce un mes eran unos 7.200 mi­llo­nes de eu­ros los que ges­tio­na­ban los fon­dos de in­ver­sión de al­ta ren­ta­bi­li­dad, aho­ra mis­mo ape­nas su­pe­ran los 2.600 mi­llo­nes de eu­ros los pa­tri­mo­nios que go­zan de bue­na sa­lud, es de­cir, con ga­nan­cias su­pe­rio­res al 10% en lo que lle­va­mos de año. El ba­jón de ren­ta­bi­li­da­des ha si­do por lo tan­to muy con­si­de­ra­ble, aun­que el he­cho no pa­re­ce ha­ber te­ni­do im­pac­to to­da­vía en las apor­ta­cio­nes de los in­ver­so­res a es­tos pro­duc­tos.

ES­CO­LLOS EXTRABURSÁTILES

La in­fluen­cia de fac­to­res geo­po­lí­ti­cos y el des­en­ca­de­na­mien­to de la cri­sis del gru­po ban­ca­rio por­tu­gués Es­pí­ri­to San­to, que ha da­ña­do las va­lo­ra­cio­nes de nu­me­ro­sas en­ti­da­des fi­nan­cie­ras co­ti­za­das, se han con­ver­ti­do de mo­men­to en es­co­llos di­fí­ci­les de su­pe­rar, a pe­sar de que las pre­vi­sio­nes de ago­ta­mien­to de po­ten­cial de ga­nan­cia en los mer­ca­dos de ren­ta fi­ja cons­ti­tu­yen una só­li­da ten­den­cia de ba­se a fa­vor de los des­pla­za­mien­tos ma­si­vos de di­ne­ro ha­cia la ren­ta va­ria­ble. Una ten­den­cia que ya du­ra va­rios me­ses a pe­sar de lo cual mu­chos creen que va a pro­se­guir, em­pu­ja­da por nue­vos fac­to­res con po­ten­cial al­cis­ta, co­mo la pu­bli­ca­ción de be­ne­fi­cios em­pre­sa­ria­les. El cam­bio de rumbo que de­be prac­ti­car en la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria la Reserva Fe­de­ral es­ta­dou­ni­den­se pue­de de­mo­rar­se has­ta la pri­ma­ve­ra del año 2015, cuan­do pue­den apa­re­cer in­di­ca­cio­nes muy cla­ras de subidas de ti­pos.

No pa­re­ce, por lo vis­to en las pri­me­ras se­ma­nas de ju­lio, que es­te mes va­ya a re­pe­tir las en­tra­das de di­ne­ro en fon­dos de in­ver-

El fre­na­zo de los mer­ca­dos de va­lo­res re­du­ce a la mi­tad los fon­dos con al­tas ren­ta­bi­li­da­des

sión es­pa­ño­les de me­ses an­te­rio­res, pe­ro tam­po­co hay ra­zo­nes pa­ra su­po­ner que ju­lio va­ya a re­pre­sen­tar un ba­che en su tra­yec­to­ria. Nin­gu­na de las in­ver­sio­nes al­ter­na­ti­vas (ni los de­pó­si­tos ban­ca­rios, ni las in­ver­sio­nes en in­mue­bles) han pre­sen­ta­do pers­pec­ti­va al­gu­na ilu­sio­nan­te pa­ra los in­ver­so­res.

Por lo que res­pec­ta al seg­men­to de la ren­ta fi­ja, las ex­pec­ta­ti­vas de be­ne­fi­cio pa­re­cen ya bas­tan­te li­mi­ta­das y los in­ver­so­res se pre­pa­ran in­clu­so pa­ra un es­ce­na­rio de me­nor com­pla­cen­cia en es­te te­rreno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.